Valerio crea con los agentes sociales una mesa de lucha contra la economía sumergida

Madrid, 26 jul (EFE).- La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha acordado con los interlocutores sociales la creación de una mesa de lucha contra la economía sumergida para atajar el fraude fiscal y a la Seguridad Social, así como la formación de un grupo de trabajo para redactar un nuevo estatuto de los trabajadores.

Tras mantener la primera reunión de diálogo social con los representantes de patronal y sindicatos, la ministra ha hecho suya la petición que le han realizado los interlocutores sociales para luchar contra la economía sumergida, materia que requerirá la participación de los ministerios de Economía y de Hacienda.

A esta reunión, que ha supuesto “el pistoletazo de salida al diálogo social” con el nuevo Gobierno socialista, han asistido los presidentes de la CEOE y de Cepyme, Juan Rosell y Antonio Garamendi, y los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo.

En su IV Acuerdo para el Empleo y Negociación Colectiva, que alcanzaron hace un mes, patronal y sindicatos proponían al Gobierno intensificar la lucha contra la economía sumergida, ha dicho la ministra, quien ha recordado que el fraude a Hacienda, “es un fraude a todos los españoles”.

La ministra ha explicado que, para empezar, este viernes el Consejo de Ministros aprobará un Plan Director por un Trabajo Decente, que parte de la lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social.

“Creemos que aquellas empresas que cumplen tienen derecho a exigir que las que no cumplen lo hagan”, ha dicho Valerio, por lo que el Gobierno “estará vigilante”, sobre todo, porque “los recursos son los que son, pero las necesidades son muchas”.

Además de esta mesa, Trabajo y los agentes sociales han acordado hoy la creación de otras cuatro, enfocadas al empleo y las relaciones laborales, a la formación y la cualificación profesional, a la Seguridad Social y a la igualdad, en las que además estarán presentes otros departamentos ministeriales con competencias sobre las materias.

En cuanto a la mesa de empleo y relaciones laborales, la ministra ha explicado que se dividirá en un grupo de trabajo relativo a las relaciones laborales, otro para la calidad del empleo, otro de prevención de riesgos laborales y otro sobre políticas activas de empleo y sistemas de protección por desempleo.

En este último grupo, ha dicho Valerio, dará una redacción al conjunto del sistema de protección, haciendo un repaso y revisión de todos los subsidios existentes, incluido el extraordinario que introdujo el PP en los Presupuestos “de manera unilateral y que ahora hay que ponerlo en marcha”.

Asimismo, en el grupo de trabajo de prevención de riesgos laborales se incluirá la gestión de las mutuas y el absentismo, asunto para el que han acordado la creación de un observatorio para elaborar un informe sobre el absentismo en el plazo de seis meses.

Gobierno y agentes sociales han acordado también la creación de un grupo de trabajo que se encargará de redactar un nuevo estatuto de los trabajadores, que será paritario y en el que estarán presentes las organizaciones sociales.

A corto plazo y “teniendo en cuenta la aritmética parlamentaria actual”, el Gobierno se marca como objetivo reformar los aspectos más negativos de la reforma laboral del PP, en los que ya cuentan con “bastante consenso social y político”.

Se trata de la modificación del artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores relativo a la subcontratación, permitir la ultraactividad de los convenios colectivos, dar prevalencia al convenio sectorial frente al de empresa o crear un registro horario, ha detallado la ministra.

Desde CCOO, su secretario general ha considerado que el Plan Director por el Trabajo Decente “está bien escrito, con líneas de actuación bien ligadas, pero la dotación de recursos es determinante”, al tiempo que ha apostado por poner en marcha un plan de choque contra la economía sumergida.

Para el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha considerado que la creación del grupo de trabajo contra la economía sumergida puede ser efectivo también para aumentar la recaudación a la Seguridad Social, acabar con el fraude en la contratación y mejorar la recaudación fiscal.

No obstante, ve falta de medios físicos y económicos en la puesta en marcha del Plan Director por el Trabajo Decente, por lo que “el tiempo de espera sería tan alto que no se convertiría en un auténtico plan de choque”.

Desde la patronal, el presidente de la CEOE ha hecho hincapié también en la mesa de economía sumergida, que es “un problema importante y que hay que atajar para rebajar unos cuantos puntos del PIB, lo que supondría mayor recaudación, combatir déficit y el endeudamiento”.

Asimismo, ha resaltado también la creación de la mesa de formación profesional “que no ha ido todo lo bien que debería”, algo en lo que ha coincidido con el presidente de Cepyme, que ha abogado por abordar el dumpin que se hacen las empresas con la economía sumergida.

Acerca de ProfesionalesHoy 20952 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy