Sánchez ve la conexión por Golfo de Vizcaya ejemplo de actuación de la UE

Lisboa, 27 sep (EFE).- El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, consideró hoy que la cumbre sobre interconexiones celebrada en Lisboa impulsó proyectos clave para que la Península Ibérica deje de ser una “isla energética” y puso como ejemplo el acuerdo para que la UE financie la conexión eléctrica por el Golfo de Vizcaya.

Sánchez participó en Lisboa junto al presidente francés, Emmanuel Macron; el primer ministro portugués, Antonio Costa; el comisario europeo de Energía, Miguel Arias Cañete, y la vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones, Emma Navarro, en la segunda cumbre sobre las interconexiones energéticas.

La primera se celebró en Madrid en marzo de 2015 y tuvo como protagonistas a los mismos países e instituciones que hoy estuvieron presentes en la capital portuguesa.

En conferencia de prensa conjunta con el resto de participantes en la cumbre, Sánchez calificó de “fructífera” la reunión de Lisboa para avanzar en el aumento de la interconexión entre la Península Ibérica y el resto de la UE.

También cree que fue importante para lograr el objetivo de que haya un 10 por ciento de interconexiones en 2020 y un 15 por ciento en 2030.

Para conseguirlo consideró “clave” el acuerdo suscrito en la cumbre por el que el Banco Europeo de Inversiones destinará 578 millones de euros para el proyecto de línea eléctrica que atraviesa el Golfo de Vizcaya.

Se trata de la mayor inversión realizada mediante el instrumento denominado “Conectar Europa” y que tiene como fin financiar proyectos de infraestructuras energéticas.

Este cable submarino, con un coste próximo a los 1.900 millones de euros, tiene una longitud de 280 kilómetros y duplicará hasta el año 2025 la capacidad de intercambio entre España y Francia, pasando de los 2.800 megavatios (MW) actuales a los 5.000.

Más allá de los acuerdos concretos cerrados hoy, el presidente del Gobierno consideró que la cumbre fue una muestra de la complicidad de España, Francia y Portugal en torno a la construcción europea

“Tenemos visiones muy parecidas ante desafíos que afectan al conjunto de la Unión Europea y al día a día de los ciudadanos”, subrayó antes de citar, además del reto energético, otros como el de las migraciones, el avance de la unión económica y monetaria y la lucha contra el cambio climático.

En este contexto, certificó ante el resto de participantes en la cumbre el compromiso del Gobierno español con la transición energética y puso como prueba de ellas dos iniciativas.

La primera de ellas una ley de cambio climático que espera que se pueda aprobar en el Parlamento antes de fin de año y un plan nacional integrado de energía y clima.

Sánchez resaltó la importancia de que hoy se siguiera avanzando en proyectos que ya se abordaron en la cumbre sobre interconexiones celebrada hace tres años en Madrid.

Asimismo, consideró que la cumbre de hoy es una muestra del compromiso de España, Francia y Portugal, así como de la Comisión Europea y del Banco Europeo de Inversiones, por luchar contra el cambio climático.

Al respecto, destacó la importancia del acuerdo de París en este ámbito y el compromiso de España con el mismo.

Sánchez defendió que en los próximos años se pueda seguir avanzando en otros proyectos de interconexión como los previstos entre España y Portugal.

Unos proyectos que están presentes habitualmente en el debate existente en las cumbres anuales bilaterales y que le toca organizar en esta ocasión a España en el segundo semestre del año.

Para Sánchez, es esencial adoptar acuerdos comunes en la UE en materia de energía porque se trata de un asunto del que cree que “se habla poco pero afecta mucho al bolsillo y a la calidad de vida” de los ciudadanos.

La visita de hoy a Lisboa fue la segunda en un mes que realizó el jefe del Gobierno español, ya que a principios de junio se reunió con Antonio Costa en el marco de la gira que realizó por varios países europeos.

Acerca de ProfesionalesHoy 20946 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy