España capta 4.500 millones en deuda pero paga más intereses a 5 y 10 años

Madrid, 2 ago (EFE).- España ha captado hoy 4.500 millones de euros en deuda a medio y largo plazo pero, y aunque ha abaratado la emisión de un bono a 3 años y ha conseguido un interés mínimo en una operación ligada a la inflación, ha tenido que pagar más intereses para colocar títulos a 5 y 10 años.

En concreto, España ha recabado 4.504,09 millones de euros en la subasta, después de que los inversores demandaran más de 7.356 millones de euros, y el grueso, 1.741,40 millones, lo ha conseguido con un bono a 3 años.

Esos títulos los ha colocado a un interés marginal del -0,132 %, más negativo aún que el -0,089 % de la última puja a este plazo celebrada a principios de julio, lo que significa que cada vez los inversores recibirán menos dinero al adquirir esta deuda, gracias a que la demanda superó los 2.781 millones de euros.

Sin embargo, casi el 35 % de la deuda vendida hoy, 1.568,15 millones, se ha conseguido con una emisión a 10 años con un interés del 1,439 %, prácticamente la misma rentabilidad que exigían los inversores a esa hora en el mercado secundario en el que se negocian los títulos anteriormente emitidos.

El interés ofrecido en este caso, el 1,439 %, es casi un 9 % superior a la rentabilidad del 1,321 % de la última puja al mismo plazo, lo que encarece la financiación del Estado y del resto de la economía española, a pesar de que la demanda llegó a 2.358 millones.

A continuación, con la emisión de un bono a 5 años, el Tesoro ha recabado 655,52 millones más, gracias a que los inversores estaban dispuestos a comprar 2.215 millones, con un interés marginal del 0,379 %, también más alto que el 0,337 % previo.

La subasta incluía también obligaciones a 15 años ligadas a la evolución de la inflación, a las que le quedan unos 12 años de vida residual, que han permitido captar 539,02 millones, de los más de 1.159 millones solicitados, con un cupón del 0,250 %, mínimo histórico, y por debajo del 0,326 % anterior.

La emisión bruta en 2018 asciende ya a 142.300 millones de euros, de los que 96.000 millones forman parte del programa de financiación a medio y largo plazo, por lo que el Tesoro ha cubierto un 73,1 % de la previsión de emisión a medio y largo plazo para 2018.

Para los expertos consultados por Efe, el resultado de la subasta de hoy muestra que la pendiente de la curva de tipos sigue siendo cada vez más positiva porque los bonos a corto se colocan más baratos y los que son a largo, más caros.

“Esto es un claro síntoma de que estamos en una época de expansión económica”, añade el analista de XTB Rodrigo García.

Aún así, a pesar de este coste de la deuda tan bajo, el experto considera que es “absolutamente esencial” que los poderes públicos no interioricen esta situación y que no la consideren eterna.

“Somos conscientes de que esto se trata de algo excepcional y que ni mucho menos se trata de un “nuevo paradigma” que ha llegado para quedarse”, añade, por eso coinciden en que no tendría ningún sentido que el Tesoro aprovechase estos intereses tan bajos para endeudarse todavía más. “Sería altamente perjudicial para la nación”.

La historia dice “claramente” que un estado endeudado es un lastre para la economía, máxime en tiempos de crisis, por lo que el experto considera que ahora es más adecuado aprovechar la alta recaudación impositiva para reducir el déficit y el endeudamiento del país y no para engordar unas cuentas públicas, “que más pronto que tarde tendrán que ser objeto de recorte”.

Acerca de ProfesionalesHoy 20976 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy