BEC Schottel
Home / Ingeniería Naval-pro / Miguel Ángel Lamet, presidente de Comismar: “Me gustaría, con motivo de este 75 aniversario dar las gracias y mostrar mi reconocimiento a todas esas personas sin cuyo esfuerzo y sacrificio en defensa de los intereses en juego, no habríamos llegado hasta aquí”.

Miguel Ángel Lamet, presidente de Comismar: “Me gustaría, con motivo de este 75 aniversario dar las gracias y mostrar mi reconocimiento a todas esas personas sin cuyo esfuerzo y sacrificio en defensa de los intereses en juego, no habríamos llegado hasta aquí”.

Tras un largo y fructífero recorrido en el sector marítimo, Comisariado Español Marítimo (Comismar) celebra este año su 75 aniversario. Desde su fundación, valores como la independencia, la integridad, la profesionalidad y el espíritu de servicio, definen a una compañía que ha evolucionado progresivamente para adaptarse a las nuevas exigencias del mercado.

¿Con qué misión nace Comismar?

Comisariado Español Marítimo, Comismar fue creada por mi padre, Pedro Lamet (1905-1984), en 1942. Él trabajaba en Cádiz en el mundo de los seguros de buques y vio la necesidad de que hubiera una organización independiente de Comisarios de Averías que se ocupara de intervenir cuando había reclamaciones por daños, averías, faltas, etc; tanto en buques, como en mercancías. Entonces, se desplaza a Madrid para constituir la Sociedad, crear su organización y así cubrir ese vacío que existía.

La misión de Comismar es la de actuar, en cualquier parte del mundo, como una organización íntegra, de confianza, que da fe de hechos, acredita sus circunstancias, valida las consecuencias, verifica sus condiciones y coopera en los intereses implicados presentando los certificados e informes que permitan una más justa resolución de los asuntos, bien derivados de un siniestro marítimo, o de un control de embarque, inspección de prevención, o cualquier otra intervención.

¿Cuáles son los principales pilares sobre los que se basa la compañía?

Lo primero y principal es el numeroso grupo de personas, el equipo. Los hombres y mujeres que han estado trabajando aquí y trabajan ahora formando  nuestra “tripulación”, realizando y gestionando los servicios, incluida la organización externa, ya que tenemos oficinas en muchas ciudades de España, así como una amplia red en el mundo.

El equipo humano es el activo más valioso de la casa y, desde siempre hemos tenido grandísimos profesionales y gente muy entregada y convencida del proyecto.

Me gustaría, por ello, con motivo de este 75 aniversario dar las gracias y mostrar mi reconocimiento a todas esas personas sin cuyo esfuerzo y sacrificio en defensa de los intereses en juego, no habríamos llegado hasta aquí.

En cuanto a los pilares, yo considero que son cuatro: la independencia, la integridad, la profesionalidad y el espíritu de servicio. Estos valores constituyen nuestra marca y son nuestro sello, como decía mi hija Rocío, actual directora general adjunta y tercera generación al frente de la empresa.

¿Cuál ha sido su evolución desde su fundación?

Al hablar de un periodo tan largo ha habido de todo como es natural, aciertos y equivocaciones. Las equivocaciones también ayudan a aprender y a corregir, con una resultante muy positiva.

El establecimiento, como en cualquier implantación fue difícil. La creación de la organización de oficinas y agentes en los puertos más importantes del país, atendidas con personal de confianza y reconocido prestigio técnico, para con su colaboración llevar a cabo las intervenciones que fueron obteniendo el necesario reconocimiento y prestigio,  logrando una cada vez mayor confianza de  las principales compañías aseguradoras y del sector marítimo.

El personal fue siendo cada vez mayor, abriendo sucursales propias, así como formando una red de agentes en el extranjero con la que puede atenderse cualquier punto del mundo, hasta llega a convertirnos en el grupo que somos en la actualidad. Una estructura que se ha ido adaptando a tenor de los tiempos, con la filosofía de mantener siempre una red propia a diferencia de otras organizaciones.

¿Qué hitos más relevantes ha llevado a cabo la compañía en estos 75 años?

Entre los hitos más relevantes cabe destacar el nacimiento de la Comisión Técnica Asesora (CTA), creada prácticamente desde el inicio de la sociedad, en la cual están representadas las principales compañías aseguradoras marítimas y de transportes que operan en España, así como nuestro cuadro técnico y directivo.

Se trata de uno de los foros más reconocidos en los asuntos de siniestros marítimos. Su misión es analizar, intercambiar experiencias, exponer casos que se han estudiado, y en base a eso, dar lugar a un intercambio de opiniones para mejorar la forma de actuar.

Otro hito importante fue la intervención de la casa en la prevención de riesgos, a través de CEPREVEN, el Centro Español de Prevención de Vidas y Bienes, creado por mi padre y del cual yo soy consejero.

Por otro lado es importante señalar la creación de Comismar Control, una filial unipersonal fundada en 1989, a la que le trasladamos todos los servicios que no están relacionados con las peritaciones o las intervenciones de comisarios de averías, dejando a la matriz con su objeto exclusivo y garantizando así su independencia y objetividad Comismar Control además de dedicarse  a la inspección de las cargas y descargas, los pesos y las calidades, certificación de las condiciones de los buques, de la estiba y el trincaje, se ha especializado en productos siderúrgicos, y sobre todo en grandes proyectos llave en mano, donde la inspección de Project Cargo, Heavy Lifts y Marine Warranty Surveys son imprescindibles.

En el 2001 se constituye Comismar Consultores, otra filial unipersonal, con el objeto de cubrir las necesidades de consultoría y formación detectadas en el sector marítimo, tanto para la implantación de sistemas de calidad como de protección en terminales y puertos de acuerdo al convenio ISPS.  Comismar Consultores está homologada por Puertos del Estado y Marina Mercante para la formación de personal y oficiales de protección y para el establecimiento de planes de protección en los buques.

Fue un acontecimiento importante también en la historia de Comismar, la empresa Saybolt Comismar, dedicada en exclusiva a la inspección de carga y descarga de crudo y productos petrolíferos, así como a la calibración de tanques de transporte y almacenamiento.

Saybolt Comismar se constituyó en el 73, la dirigí y presidí durante muchos años, y como consecuencia de que nuestros socios quisieron hacer un MBO, compraron todas las subsidiarias que había en el mundo, siendo nosotros una de ellas. Fue una de las primeras empresas que estableció laboratorios de petróleo independientes y calibraron tanques de almacenamiento y transporte. Supuso un importante y exitoso aporte de servicio que Comismar hizo al sector, en la faceta de la distribución y almacenamiento de crudo y productos.

Actualmente, ¿qué acciones se están llevando a cabo desde Comismar para contribuir al fomento del sector?

La CTA de puertas abiertas puede ser una. Fruto de una de ellas, presidida por la, en su día, directora general de Marina Mercante, se hizo un acuerdo para trabajar sobre el registro de embarcaciones de recreo, conjuntamente con UNESPA,  el cual está en proceso de desarrollo para contribuir al cumplimiento de las exigencias del seguro obligatorio de RC para las EERR y sus Certificados de Navegabilidad ITB. El objetivo es crear algo similar al FIVA que existe para automóviles, permitiendo identificar la embarcación y comprobar si sus certificados y seguros están en regla.

Además, formamos parte del comité ejecutivo del Clúster Marítimo Español y llevamos la coordinación del Grupo de Trabajo de Seguros.

También tenemos en marcha la idea de volver a reeditar el Anuario Marítimo Español, obra más que centenaria adaptándola a los tiempos actuales.

¿Qué retos futuros se plantea la compañía?

Primero y fundamental, consolidarnos, adecuarnos a la experiencia de nuestros clientes, adelantarnos a sus necesidades y modernizar los procesos de trabajo a través de la digitalización. El mercado exige cada vez una mayor rapidez y velocidad en la tramitación, por lo que hay que buscar las herramientas adecuadas para satisfacer esa necesidad.

Por otro lado, seguiremos defendiendo el papel del comisario de averías y el de perito de seguros como figuras independientes y necesarias para el sector.

Además, nos planteamos diversificar la gama de servicios del Grupo Comismar, adaptándola a las nuevas actividades que realicen nuestros clientes.

El tema de la ciberseguridad también es otro de los asuntos que preocupa al sector. En este sentido, ya hemos puesto un área a funcionar: “Comismar TEC”, a través de la cual prestamos servicios de evaluación de riesgos tecnológicos, tasación de activos de información o análisis forenses. En nuestra web disponemos de una herramienta de autoevaluación que puede utilizar cualquiera, denominada Cibertec.

Estamos dando a conocer esta área en foros, tales como el Clúster, la Semana del Seguro, desayunos y reuniones propias.

Por último, también estamos definiendo la posibilidad de desarrollar nuestro negocio interno con otras actividades que puedan ayudarnos a tener más apoyos, como puede ser la asistencia o la consultoría.

Bajo su punto de vista, ¿en qué momento se encuentra actualmente el sector marítimo?

Habría que verlo en su forma amplia, incluyendo toda la actividad económica relacionada con la mar En mi opinión estamos en un momento positivo y esperanzador, parece que estamos saliendo de la profunda y larga crisis que hemos padecido los últimos años. De hecho Bruselas acaba de elevar al 2,8% la previsión de crecimiento de España en 2017.

La mejoría se nota en la mayor carga de trabajo en los astilleros, la ampliación y modernización de flotas, el tema del tax lease o la diversificación de Navantia en el tema la energía offshore, entre otras cosas. También debe destacarse el lugar predominante en pesca que España tiene en Europa, el enorme potencial de crecimiento de nuestra marina de recreo dadas las ventajas geoestratégicas de nuestro país, con unos 8.000 kms de costa y el 80% del perímetro rodeado de mar, a lo cual hay que sumar el inmenso apoyo que le presta nuestra potente industria turística.

Por otro lado, Puertos Españoles ha experimentado un crecimiento notable y están obteniendo cada vez un mayor grado de eficiencia, lo que es de capital importancia para el buen funcionamiento del transporte marítimo, el desarrollo de la economía y la consiguiente mejora del bien común. No olvidemos que el 90% del comercio mundial se hace por mar. Se ha dicho que sin transporte marítimo medio mundo moriría de hambre y el otro medio de frio.

¿Qué aspectos positivos destacaría de la industria naval española?

Tomando de nuevo la industria naval en su más amplio sentido, destacaría sin duda el gran y experimentado número de profesionales y empresas con los que contamos en todos los campos, de los cuales la sociedad no es conocedora.

Debemos estar muy orgullosos de los magníficos servicios de seguridad marítima con los que cuenta nuestro país y que desempeña a la perfección SASEMAR que, a parte de sus magníficos medios, cuenta con un excelente equipo humano, que vela por la seguridad de la vida humana en la mar y el medioambiente. .

¿En qué asuntos se debería trabajar más para su mejora?

Pienso que se debería incidir más en el conocimiento y la comunicación. El sector no va a desarrollarse si no hay vocación marítima en el país, si la sociedad no empieza a tener vocación por la mar.

Vivimos de espaldas a la mar. Relacionamos la mar con los problemas; y sin cultura marítima no podemos atraer a emprendedores, trabajadores y profesionales.

También se podría aprovechar la inmejorable situación geográfica de nuestros astilleros, para una cosa que, bajo mi punto de vista habría que recuperar e incrementar como es la reparación naval.

Otro punto importantísimo es la plataforma logística sur de Europa. Esta es una iniciativa llevada a cabo en Cádiz, en la época de Teófila Martínez, miembro del Clúster Marítimo Español, y que consistía en atraer los tráficos entre América y España, ida y vuelta, a cuya presentación asistí en representación del CME, proyecto que me temo está ahora retrasado por otras prioridades.

Desde la Fundación Lamet se pretende hacer una labor de potenciación del estudio y la investigación científica, jurídica y cultural del sector, ¿qué importancia tiene para Comismar esta labor?

La Fundación fue creada por mi padre cuando le condecoraron con la Cruz del Mérito Civil. Tenía la inquietud de que Comismar aportara algo a la sociedad r, tratando de influir con la ampliación del conocimiento sobre temas relacionados con el mar y fomento de la cultura marítima. El último trabajo premiado es un amplio estudio estadístico sobre la “Exposición al Riesgo de la Flota de Recreo Española”.

Ahora estamos en la fase de recabar el mayor número de registros posibles, mediante una encuesta (https://goo.gl/forms/lLP4sUY7HI8MfckT2), que ya está en el aire y que queremos que nos sirva para poder alimentar las fórmulas matemáticas que se han hecho para el estudio del uso de las embarcaciones, la siniestralidad, cómo se navega…

Confiamos en que los resultados de este trabajo confirmen el enorme potencial de crecimiento de este subsector, y sirva para concienciar a los usuarios sobre seguridad, economizar en servicios de asistencia y salvamento, adecuar los seguros, etc…

Como socio del Clúster Marítimo Español, ¿qué beneficios reporta para su compañía esta unión?

Si Clúster se traduce como racimo, diríamos que integrados en el CME  nos hacemos más fuertes a la hora de trabajar en conjunto a favor del sector marítimo, y nos ven y vemos mejor que de forma aislada

La transversalidad es una ventaja grande para empresas como la nuestra que tenemos un espectro muy amplio de clientes, permitiendo a sus socios estar con gente de todo tipo, con empresas relacionadas en muchos aspectos, instituciones, organizaciones…

Otro beneficio importante es el intercambio de relaciones, experiencias, formación, cultura, a través reuniones como los desayunos, los grupos de trabajo y los Encuentros con la Mar.

¿Cómo le gustaría ver al Clúster Marítimo Español en un futuro a medio-largo plazo?

Me gustaría verlo más grande y fuerte, demostrando más y mejor la importancia de la mar y lo que puede llegar a representar en nuestro país, para conseguir entre todos aprovechar de forma sostenible e inteligente su gran riqueza en beneficios de todos, consolidando la cooperación entre instituciones y asociaciones del mar, como ya está lográndose bajo la presidencia de Alejandro Aznar.

También desearía ver al Clúster habiendo contribuido a cambiar algo más la opinión negativa que la sociedad tiene sobre lo marítimo, siempre relacionada con chapapote, conflictos laborales, accidentes, inmigración, tráfico de drogas,….para que la sociedad empiece a entender la importancia del transporte marítimo, la pesca, el ocio, turismo, energía …, en suma tantas cosas buenas como nos aporta.

Me gustaría que en un futuro medio se hubiera confirmado el desarrollo esperado de la marina de recreo, haciéndola más asequible a todo el mundo como en otros países, en beneficio de la industria, el empleo, el turismo y disfrute y formación de las personas. La mar es una gran escuela, e sitúa en lo que en verdad eres con tus capacidades y limitaciones, te ayuda a ser persona, es sacrificio muchas veces. Forja a las personas, las hace pacientes, solidarias, compañeras… Yo creo que la mar es una escuela de valores que el Clúster debería contribuir a fomentar, tan necesarios en nuestros días y que en mi opinión son imprescindibles para desarrollarnos.

About ProfesionalesHoy

Equipo editorial de ProfesionalesHoy

Te puede interesar

Flotas onubense y canaria de buques arrastreros congeladores expresan propuestas para mejorar acuerdo pesca UE-Mauritania

Las flotas de buques arrastreros congeladores onubense y canaria, integradas en CEPESCA, han expresado en …

Publicidad

Euromaritime
WMW
Volvo
Kluber
Hempel
Bender
Econor
Schottel
Chorronaval
La-Parrilla
Northgate

Actualidad sobre el sector energético

Actualidad sobre obra pública