BEC Schottel
Home / Ingeniería Naval-pro / El entierro vikingo

El entierro vikingo

Por: Juan Díaz Cano, presidente de la Real Liga Naval Española

Por no sé qué extraño recoveco de la memoria vino a mi mente el recuerdo de una vieja película titulada “Beau Geste”. Relataba la historia de tres hermanos ingleses quienes, para salvar el honor familiar, se ven obligados a abandonar su país y alistarse en la Legión Extranjera. De niños jugaban recreando aventuras de vikingos en las que la muerte del vikingo se consumaba con unas exequias fúnebres en las que éste era incinerado en su barco junto a su perro. El final de la película recrea la muerte de unos de los hermanos en un fortín en medio del desierto, tras haber sucumbido la totalidad de sus defensores. La accidental llegada de otro de los hermanos al fortín le permite encontrar todavía con vida al moribundo hermano. Éste, sintiendo la proximidad de la muerte, le pide ser enterrado como un vikingo. El hermano dispone el protocolo funerario lo mejor que puede con aquello que encuentra a su alrededor. El agonizante hermano le recuerda que ningún vikingo podía ser enterrado sin su perro. Abriéndose paso entre cuerpos inertes, el hermano vislumbra el cadáver del malvado sargento que los había conducido hacia la muerte. Arrastra el cadáver y lo pone a los pies del hermano exclamando: ¡ya tienes tu perro!

Imagino que se preguntarán a qué viene esta disquisición en un artículo sobre temas marítimos. Viene a colación de una conversación reciente que varios miembros de la Liga Naval manteníamos respecto a nuestro sufrido sector marítimo. En un momento de la conversación uno de los contertulios dijo algo así como que se hacía necesario enterrar el actual modelo que rige nuestro sector. Algo así como, emulando la figura metafórica de Freud, la necesidad de matar al padre. Alcanzado por unanimidad el acuerdo sobre tal necesidad, todos los presentes estuvimos de acuerdo en que sólo la liberalización del sector podría operar como elemento motriz de este funeral. Y acabará operando simplemente porque en la Europa Comunitaria soplan vientos de liberalización.

Esta liberalización acabará permitiendo que nuestros armadores puedan disfrutar de un Registro Canario bajo los mismos condicionantes del Registro de Malta. Para ellos será necesario, por un lado, que los sindicatos entiendan que el signo de los tiempos exige un cambio de paradigma, y por otro un cambio de mentalidad de nuestros acomodados políticos incapaces de reformar la vigente melindrosa ley de extranjería. Esta corriente liberalizadora acabaría diseñando un modelo portuario similar al británico, con la desaparición de las Autoridades Portuarias y la liberalización de los servicios portuarios, incluido el sector de la estiba.

Para todo ello será preciso que el Gobierno tome cartas en el asunto y comience a diseñar el futuro modelo que habrá de regir el sector. Y debe hacerlo cuanto antes porque llegar tarde es siempre peor que no llegar.

Con las medidas reseñadas y alguna más estaríamos en condiciones de oficiar el funeral vikingo por el fatídico modelo que rige el actual sector marítimo español. Sólo faltaría encontrar el perro.

About ProfesionalesHoy

Equipo editorial de ProfesionalesHoy

Te puede interesar

La flota atunera española recibe los primeros certificados AENOR atún de Pesca responsable (APR) del mundo

La flota atunera española agrupada en OPAGAC recibió ayer, de manos de la ministra del …

Publicidad

Euromaritime
WMW
Volvo
Kluber
Hempel
Bender
Econor
Schottel
Chorronaval
La-Parrilla
Northgate

Actualidad sobre el sector energético

Actualidad sobre obra pública