Equipos Felemamg en los procesos de revalorización de metales

Felemamg, reconocido fabricante de equipos magnéticos, lleva dando soporte desde 1970 a todo tipo de sectores industriales que requieren elevación de cargas magnéticas o separación de metales. Un sector clave en el que cuenta con amplia experiencia es el del tratamiento de chatarra.

Las principales fases del proceso de revalorización de metales en las que los equipos de Felemamg intervienen son diversas. En primer lugar, y una vez recepcionada la chatarra, los equipos que se utilizan comúnmente para su manipulación, junto a los pulpos, serán los electroimanes circulares Felemamg tipo FC-CN. Estos equipos permiten manipular grandes cantidades de chatarra a granel, moviendo importantes volúmenes de material diferenciado de una sola operación. Una vez recepcionado el material y almacenado comenzará la siguiente fase de clasificación del material.

Si el material es heterogéneo con presencia de impurezas y además se encuentran piezas de grandes dimensiones, la primera fase en el tratamiento de los metales será la una primera limpieza de la chatarra. Este desbaste del material se realiza con un tambor magnético de envolvente rotativa y circuito tipo S que permitirá recuperar más del 90% del material férrico. Estos tambores están diseñados con el fin de sustituir a los clásicos separadores overband que se implementarán posteriormente en el circuito y que debido a la naturaleza del material sufrirían ante estos requisitos.

Una vez retiradas la mayor cantidad de férricos, la siguiente fase de tratamiento en el proceso será la de afinar la recuperación de piezas férricas de pequeñas dimensiones mediante separadores overband (electromagnéticos o de imán permanente) en el caso de trabajar en extracción o mediante tambores magnéticos cabeza de cinta en el caso de trabajar mediante arrastre.

Los separadores overband tienen como ventaja su trabajo en extracción, que permite obtener una fracción férrica más limpia ya que el férrico se extraerá verticalmente y el inerte arrastrado caerá por su propio peso.

Por otro lado, los tambores magnéticos de cabeza de cinta aunque implicarán cierto arrastre de inerte al trabajar por arrastre aunque permiten recuperar incluso piezas de menor granulometría que el overband.

Finalmente, una vez extraídos todos los metales férricos del flujo del material, la última fase de tratamiento consiste en la recuperación de los metales no férricos mediante un separador excéntrico de Foucault. Estos separadores de Foucault permiten, mediante corrientes eléctricas, repeler los metales no férricos separándolos del material inerte. Gracias a la excentricidad de los modelos tipo SFME-29, se aumenta el rendimiento y reduce el mantenimiento respecto a los modelos concéntricos tradicionales.

Por último, la compañía ha patentado el separador magnético transversal para metales finos no férricos. Este separador permite recuperar incluso la fracción más pequeña en metales como el cobre o el aluminio (desde unas pocas micras hasta 4 mm) que representan un gran reto para los separadores de Foucault.

Para piezas de pequeña granulometría, el salto longitudinal en los separadores de metales es pequeño al contar con poca masa. Debido a esto, es muy difícil calibrar la separación entre las venas del material en materiales de pequeña granulometría. El equipo diseñado por Felemamg realiza la separación transversalmente mediante dos canaletas lo que facilita la recuperación de este material.

Mediante las diferentes fases de recuperación, se obtendrá material diferenciado en fracciones homogéneas lo que aumentará el valor del mismo.

Acerca de ProfesionalesHoy 945 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy