El Protocolo de gestión de RCD en la UE reúne a los principales actores del sector en busca de soluciones

Paloma López Izquierdo y Gunther Wolff en la presentación del Protocolo

El exceso de residuos de construcción y demolición (RCDs) se está convirtiendo en una realidad que se va asentando progresivamente en la sociedad europea. Buscar soluciones es algo que nos concierne a todos, no solo por el sector de la construcción y la maquinaria, sino también por el bien del medio ambiente y garantizar un futuro sostenible.

Es por ello que ha tenido lugar en el Paseo de la Castellana (Madrid), la Conferencia sobre el Protocolo de Gestión de Residuos de Construcción y Demolición de la Unión Europea. Dicho evento ha congregado a los actores más representativos en el mundo de la maquinaria. El objetivo es el de crear soluciones y desarrollar buenas prácticas para poner remedio a este problema.

La Conferencia ha arrancado a las 09:30 de la mano de José Blanco, secretario general de la asociación europea de demolición (EDA) que, haciendo el papel de moderador, ha dado paso a las intervenciones de Paloma López Izquierdo y Gunther Wolff, subdirectora general de residuos y representante de la Comisión Europea respectivamente, quienes presentaron ante todos el Protocolo.

El primer turno fue para la subdirectora, quien ha afirmado que la progresiva reducción de recursos y el creciente aumento de población hacen de la economía lineal algo insostenible. El carácter más recurrente ha sido el de fomentar una economía circular, como ha anunciado Paloma López y, posteriormente, Gunther Wolff, además de algunos de los ponentes posteriores. El Protocolo plantea dicha economía circular incluyendo los principios de sostenibilidad y competitividad de mercado para profundizar en ellos.

Actualmente, existe entre un 25% y un 30% de RCDs en la Unión Europea. El Plan 2018/20 promueve que para el año 2020, el 70% de los residuos deben ser reutilizados, algo en lo que discrepa posteriormente Luis Fueyo, director de Smopyc. Algunos ministerios como el de Fomento, Industria o Empleo participan en el Plan 2018/20. “Está claro que si se cumplen estas medidas, se generará empleo, no se crearán nuevos sectores, sino que se enverdecerán los que ya existen” ha asegurado la subdirectora general de residuos.

Wolff ha tomado el relevo de Paloma López para continuar con la presentación del Protocolo. El representante de la Comisión Europea ha reiterado el cambio de una economía lineal a una circular, dando especial importancia al Plan 2018/20 anteriormente mencionado. Defiende la utilización de las futuras normas de reciclaje básicas y específicas, fomenta la creación de un círculo de reciclaje y ha asegurado que se cumplirá el objetivo 70% del que habla el Plan 2018/20 por, según él, la fiabilidad de las estadísticas.

“La gestión de muchos países con respecto a los residuos deja mucho que desear” ha asegurado Wolff que ve en ello el único problema por el que quizá no se alcance el objetivo 70%. Ambos presentadores del Protocolo han dejado algo claro, y es la necesidad de buscar mercados en los que las materias primas secundarias sean reconocidas como productos nuevos. Además la Unión Europea asegura que, si se realiza una correcta gestión de residuos, se ahorrarían unos 7.500 millones de euros, teniendo en cuenta que cada año se generan más de dos toneladas por persona en el sector y que el precio de cada tonelada es de 10 euros.

Wolff también ha presentado las ventajas que lleva implícito el Protocolo; dar a conocer pasos para lograr sostenibilidad, crear oportunidades de negocio y la creación de mercados de RCD reciclados. Asimismo, se ha mostrado en pantalla una lista de necesidades del Protocolo, entre ellas se encuentra  la de localizar recursos peligrosos como el mercurio y saber gestionarlos, la necesidad de verificar certificados de calidad y llevar a cabo el principio de “fianza para demolición”, ese reembolso previo será devuelto cuando se demuestre la viabilidad y la correcta gestión del trabajo en cuestión.

La presentación del Protocolo ha finalizado con la exposición del “Audit” previo a la demolición y renovación consistente en “el desarrollo de herramientas específicas y/o directrices para la evaluación de flujos de RCD antes de la demolición o renovación de edificios o infraestructuras” ha explicado Wolff, quien ha vuelto a reafirmar, al término de su intervención, que tiene toda esperanza puesta en  que el protocolo funcione a largo plazo.

Transformación y valorización de residuos en la práctica

Tras una pausa en la que los participantes han compartido las primeras impresiones con respecto al Protocolo, el segundo acto de la conferencia ha comenzado a las 11:00 y ha tenido numerosas ponencias. En primer lugar, tres han sido los actores que tomaban el turno de palabra: Manuel Osuna, delegado de Aeded, el anteriormente mencionado Luis Fueyo, director de Smopyc y Lucía Monforte, perteneciente a Seopan.

El primer turno ha sido para Manuel Osuna, quien ha añadido a su ponencia un toque humorístico que ha arrancado alguna que otra carcajada en la sala. El delegado de Aeded ha dado una visión subjetiva y global de la industria, además de explicar la creación, desde los principios más básicos, de las empresas de demolición. Ha promovido el correcto planteamiento de un proyecto para conocer la cantidad estimada de RCDs que generará la obra. La concienciación a modo de campaña de tráfico, la vigilancia y la sanción son las soluciones que propone Osuna para lograr los objetivos del Protocolo.

Por su parte, Luis Fueyo ha promocionado la nueva maquinaria de su empresa, además de mostrarse en completo desacuerdo con Wolff  en cuanto al Plan 2018/20 y el objetivo 70%. También ha presentado el proyecto de I+D de futuro con medidas como la utilización de áridos reciclados en prefabricados de hormigón; “son como piezas de lego” ha asegurado Fueyo.

Lucía Monforte ha vuelto a destacar la importancia de la valorización y reutilización de RCDs en la construcción como medida sostenible para el futuro del sector. “Somos el sector clave en reutilización por ser consumidores de materias primas, además somos los que más residuos producen” ha asegurado la representante de Seopan.

La reanudación de la Conferencia ha consistido en una mesa redonda formada por seis nuevos ponentes: Miguel García, perteneciente a la Confederación de fabricantes de productos de construcción (Cepco); Juan López-Asiain del Consejo general de la arquitectura técnica de España (Cgate); Sonia Moreno Angulo, segunda representante de Seopan en la conferencia; Helena Granados, del  Consejo superior de la arquitectura de España (Cscae); Raquel Gómez, Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y, por último, Rubén Rodríguez, representante de Aeded.

Los seis ponentes han dado una visión subjetiva sobre las propuestas del Protocolo, destacando la falta de algunos principios dentro del mismo como la inclusión de estudios de principio a fin del ciclo vital de los RCDs, nuevas iniciativas de I+D+i, facilitar las tareas de los técnicos y fomentar la cooperación de todos los actores del sector, algo en lo que coinciden los ponentes.

A modo de finalización de este último turno de ponencias, el moderador, José Blanco, pide a cada ponente una propuesta o petición al Ministerio de Medioambiente, aprovechando la presencia de Raquel Gómez como representante del mismo. Miguel García ha pedido una definición de RCD y de su ciclo vital, Juan López-Asiain ha propuesto la facilitación de herramientas para cumplir el Protocolo, la representante de Seopan, Sonia Moreno Angulo ha exigido una correcta tramitación que minimice costes, Helena Granados ha propuesto “la creación de una única herramienta transparente de cálculo de residuos para todos los actores del sector.” Por último, Rubén Rodríguez ha aconsejado la mejora de la valorización en la obra y la fijación del recorrido del residuo en cuestión.

“Ojala podamos disponer de esa herramienta de cálculo de residuos común, sería un gran avance para el sector” ha respondido Raquel Gómez a las propuestas de los ponentes.

Juan Francisco Lazcano Acedo, presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC) ha sido el encargado de poner fin a la Conferencia haciendo referencia a la importancia que han tenido en la construcción todas y cada una de las actuaciones de CNC en relación a los residuos de construcción y demolición.

Pinche sobre las imágenes para verlas en tamaño completo