Hercal finaliza la demolición parcial en la fábrica Damm del Prat de Llobregat

Hercal ha finalizado recientemente un derribo en la fábrica Damm del Prat de Llobregat. Este ha sido un trabajo que ha requerido una precisión añadida, y es que se trataba de una primera fase que implicaba solo un derribo parcial. Por lo tanto, ha sido necesario separar mediante corte la parte a demoler de la que tenía que seguir en pie. La demolición de un conjunto de edificaciones industriales ha incluido un pequeño porcentaje de derribo manual (el corte y la independización de la parte a mantener), y el resto se ha hecho por medios mecánicos. En una fase previa se retiró material con contenido en amianto, como bajantes y tubos de desagües. También se hizo una limpieza general del interior de las estructuras a derribar.

La parte por la que se inició la demolición era una nave industrial diáfana de planta baja y una estructura metálica de pilares y cubierta tipo deck. Los cerramientos eran paneles prefabricados de hormigón. Para la independización de la estructura se retiró parte de la cubierta para dejar el esqueleto al descubierto y poder realizar trabajos de oxicorte desde arriba. Además, se realizaron cortes previos en los paneles prefabricados de hormigón de las fachadas y precortes en la losa de pavimento de la planta baja. Después se pasó a la demolición mecánica con maquinaria de altura provista de brazo largo.

La segunda zona a demoler era un edificio industrial de planta baja y dos plantas piso, formado por estructura y forjados de hormigón y cubierta metálica tipo deck. Esta estructura era de más altura que la anterior, de manera que se utilizó el mismo tipo de máquina, pero con un brazo un poco más largo provisto de cizalla hidráulica. Pero el proceso ha sido prácticamente el mismo, con desmontaje de parte de la cubierta y precortes con disco de diamante para independizar la zona a derribar. En ambos casos las zonas donde se realizó el precorte con disco se han acabado de repicar con robot de demolición.

Todo el material generado se ha podido seleccionar en tres tipologías. Los banales, como falsos techos, lanas de vidrio o tela asfáltica de cubierta, se han gestionado en un centro especializado de Vacarisses. El hierro ha sido gestionado y transportado por una empresa dedicada a la reutilización de este tipo de materiales. Y el hormigón se ha transportado al solar que tiene Hercal en Paral·lel, donde será procesado, tratado y machacado por el equipo móvil para generar zahorras y gravas. Así se introducirá de nuevo en el circuito de obra.

Puedes ver los trabajos de demolición en el siguiente vídeo:

Más información en www.hercal.cat.

Acerca de ProfesionalesHoy 1267 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy