ChemPlastExpo

Cogen

Home / AA Noticia principal / La innovación en el sector energético dispara el interés inversor

La innovación en el sector energético dispara el interés inversor

De izq. a dcha.: Ignacio Madrid y Héctor Pinar, los responsables de Everis de presentar el informe.

La continua evolución del sector energético está dibujando un escenario plagado de startups que atraen el interés inversor no sólo de las grandes energéticas, sino de todas las empresas del sector, afines e incluso ajenas, pero que le ven utilidad porque encuentran talento, modelos de negocio interesantes, tecnología o el conocimiento que generan. Precisamente, la utilidad de las inversiones es una de las claves destacadas por los responsables de Everis que han presentado hoy el informe Energy Trends. Estrategia de inversión y evolución de los fondos de capital riesgo corporativos en el sector energético, que refleja el impacto de la innovación abierta en el sector energético. A través de los fondos de inversión de capital riesgo corporativo, CVC (por sus siglas en inglés, Corporate Venture Capital), las empresas están apostando por la innovación en diferentes ámbitos, dentro de este “nuevo” sector energético en plena transformación, tal y como explicaron Héctor Pinar, partner Utilities and Energy de Everis, e Ignacio Madrid, head of Utilities Innovation de Everis.

Según Héctor Pinar, la estrategia de Everis no pasa por ser una consultora más, sino que quieren ser parte activa del mercado energético, un actor más del nuevo ecosistema que se está forjando. Y dentro de esa estrategia han elaborado un informe sobre las tendencias en el sector energético que radiografía como está evolucionando, pues “está viviendo un proceso de transformación”, afirmó Pinar.

Por su parte, Ignacio Madrid aclara que el informe se centra en la inversión realizada por los CVC en el sector energético, donde el primer elemento destacado es que ya no hay competencia al modo de como era antes, porque ahora hay mucha colaboración entre los principales actores. La forma de entender el negocio y el mercado energético está cambiando, tal y como afirmaba Pinar, y eso afecta al comportamiento y las relaciones de los actores que participan en el mismo. Para entenderlo mejor, han analizado “datos de verdad, inversiones, empresas…”, explicaba Ignacio Madrid. En total 111 compañías a nivel mundial que han invertido en 361 startups.

Despierta el interés
Si bien los CVC son una herramienta de utilidad más típica en compañías energéticas estadounidenses, desde 2012 el número de este tipo de inversiones se ha triplicado, extendiéndose también a empresas de todo el mundo, especialmente europeas. De esta manera, aunque los demás hayamos llegado tarde y el liderato de inversión en todas las áreas lo ostente EE.UU., los fondos europeos han conquistado el ámbito de la movilidad eléctrica. Desde la perspectiva de número de inversiones, Europa está por encima de los fondos americanos.

Otro aspecto interesante de la evolución de los CVC es que no sólo lo forman compañías energéticas tradicionales, las petroleras, sino eléctricas e incluso combinados entre varias empresas energéticas o de otros sectores de actividad, normalmente a las que el ámbito energético tiene gran impacto. Según los autores del informe, esto demuestra una una búsqueda y aprovechamiento de sinergias canalizadas a través de estos fondos de inversión.
Y aunque las petroleras fueran las pioneras y las eléctricas vayan a la zaga, en los últimos años estas últimas están apostando fuerte por esta herramienta.

La gran apuesta: energías limpias
A la hora de comentar dónde están invirtiendo los CVC energéticos, Madrid explicó que las denominadas CleanTech (startups vinculadas con el ámbito de las energías limpias), son las que mayor apetito inversor están despertando. De esta manera, en el período que va de 2010 a 2016 la inversión en las CleanTech pasó de representar el 4% al 15%.
También cabe destacar que de todas las inversiones realizadas por las compañías del sector petrolero, el 61% de sus inversiones estaban destinadas a las CleanTech. El resto se reparten con el 29% para el negocio oil & gas y el 10% en “otros”, epígrafe que recoge una variedad muy heterogénea sin ámbitos significativos.
Si miramos el reparto de inversión de las eléctricas, la inversión en energías limpias asciende al 82% y el oil & gas sólo obtiene un residual 1%. El “cajón desastre” de otros acumula el 17% restante.
Respecto a la tipología de las startups, el informe revela que las inversiones han ido evolucionado desde las startups basadas en tecnología hardware hacia el software y  luego a las que combinan tecnología con un modelo de negocio innovador. Además, las inversiones entran en estadios más avanzados de las startups, lo que contrasta con los fondos de inversión no corporativos, que suelen entrar en su mayoría en etapas tempranas.
En cuanto a las áreas de inversión del sector energético, las startups del área de electricidad se llevan casi la mitad de las inversiones, representando el 46%, seguida de petróleo, gas y biocombustibles (28%) y el resto (26%) se reparte entre startups que presentan modelos de negocio y tecnologías complementarias para el sector energético, como pueda ser el mantenimiento de parques renovables, por ejemplo.

Dentro del área de electricidad, la tipología es muy heterogénea, destacando las que trabajan en las redes distribuidas (autoconsumo), renovables, almacenamiento, gestión de información y movilidad eléctrica. La descentralización energética sobre sale entre las demás, representando un 53% de las 223 inversiones realizadas, seguida de las renovables a gran escala, que sólo suponen el 18%.

Dentro del área de combustibles (incluyendo los bio), se reparten entre la exploración y producción, el refino y los bicombustibles, siendo exploración y producción las que lideran el ránking, muy seguida de los biocombustibles.

Situación española
Aunque ha crecido rápidamente el número de startups en los últimos años, según Ignacio Madrid, sólo invierten en ellas fondos españoles. Es decir, la innovación en el campo energético de España todavía no es foco de atracción. No obstante, Madrid cree que esta situación va a cambiar porque los fondos españoles tirarán de estas startups y se generará ese interés por terceros.
Respecto al ámbito de actuación de las startups españolas, está muy fragmentando, pero establece dos grandes áreas: digitalización, donde cree que España es muy buena en el campo de la inteligencia artificial; y el mundo industrial, especialmente para el mantenimiento de infraestructuras de renovables, si bien no identifica ningún segmento concreto.
En cuanto a nombres propios, las empresas que operan en España con mayor actividad inversora a través de CVC son Repsol (liderando el ránking), seguida de Enel, Iberdrola y EDP. Esto no quita que haya otros modelos de relación con startup, ya que empresas como Gas Natural Fenosa, Cepsa, Red Eléctrica, Enagás o Viesgo, sí que trabajan con startaups pero con otros modelos de colaboración.

 

Sobre José Henríquez

Te puede interesar

Galp e IBM agilizan la evaluación de prospecciones y hallazgos petrolíferos con una innovadora herramienta de Inteligencia Artificial

Galp e IBM han desarrollado un asistente virtual basado en la Inteligencia Artificial (IA) que …

Publicidad

Unihak
Northgate
La-Parrilla

Actualidad de la eficiencia energética en la construcción

Actualidad de la minería energética

Actualidad de la construcción naval