Escaparatismo en el Taller del Mercat

La configuración y el diseño del escaparate centraron un nuevo Taller del Mercat dedicado a un tema crucial en la comercialización de flores y plantas.
A lo largo de la mañana, Eduard Maynegra y su colega Umberto Mariote, conductores del Taller del Mercat dedicado al escaparatismo, desplegaron su imaginación para crear diversas estructuras con mimbres de colores –“materiales naturales y económicos”, los definieron–, muy grandes y con formas curiosas, que resultaron divertidas. Se propusieron diversas muestras –redondas, ovaladas, cónicas, con forma de pez, abiertas por la base…–, todas válidas para el escaparate. “También se pueden colocar en otros lugares; por ejemplo, si tenemos que decorar un espacio grande, como un vestíbulo de hotel”, añadió el diseñador floral gerundense. “En esta época del año, las floristerías tienen más tiempo para preparar montajes de este estilo”, señaló. En este caso, el volumen y el color fueron la nota más destacada, aunque, a veces, no hay suficiente espacio y “nos tenemos que limitar a crear laestructura de fondo, sin volumen”, dijo. Para él, uno de los puntos relevantes de este tipo de
trabajos es la imperfección, “que se vea que está hecho a mano, ya que entonces el cliente lo valora mucho más”, opinó.

La tarde estuvo dedicada a la realización de otra estructura bien distinta, a base de esponja mossi recubierta con una mezcla de escayola y tinta. Maynegra presentó una muestra muy decorativa, clavada en una larga caña de bambú, que la sostenía formando un conjunto espectacular, solo apto para espacios grandes, con techos altos y una decoración moderna.

Sobre la estructura descansaban unas bonitas orquídeas Phalaenopsis con verdes ornamentales. Los asistentes trabajaron formatos más pequeños, para adaptar la idea a su proyecto o espacio. “Tenemos que pensar que lo que queremos es vender más flores; por eso, debemos cuidar el espacio que tenemos e intentar que se vea muy diferente de las otras floristerías, que destaque”, concluyó el responsable de Flores Laguarda.
Quedó claro, entonces, que debemos tener un concepto antes de empezar a trabajar, es necesario imaginarse qué se puede hacer y sobre todo qué queremos transmitir a nuestros clientes a través del escaparate. Las piezas pueden resultar extrañas fuera de contexto, pero dentro del ambiente adecuado y con la decoración apropiada, actuarán, seguro, como reclamo para atraer consumidores y curiosos a nuestra tienda, hotel o establecimiento.

El próximo Taller del Mercat se celebra el 20 de septiembre y está dedicado al otoño.
Más información: www.mercatflor.com

Acerca de ProfesionalesHoy 4685 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy