El Parque de la Clota, un espacio de conexión entre río y ciudad

clota2

El parque de la Clota es un antiguo meandro del río Ripoll, junto al barrio de Can Puiggener, en Sabadell, Barcelona. A lo largo del tiempo, este espacio ha albergado diferentes usos, desde asentamientos de viviendas, huertas y finalmente fue un vertedero descontrolado. Su último uso fue como vertido de tierras. Recientemente, se ha restaurado la fuente de los Gitanos y un área de recreo con mesas para picnic, en la franja más próxima al río.

El proyecto se inscribe dentro del “Proyecto de intervención integral: áreas de vivienda en torno al parque fluvial del río Ripoll en Sabadell”. El ámbito del proyecto abarca desde el camino del margen derecho del Río Ripoll que es un GR, hasta el badén que cruza hacia el Camino del Plà d’Arraona, el Camino alto de la Clota, la calle de Algesires y el Camino del Moli de l’Amat.

Como el nombre del parque indica, el terreno tiene forma de hoyo, orientada Este-Oeste en el sentido de la pendiente. En el Este está el punto bajo con el río Ripoll y un fuerte escarpado provocado por la erosión del río, encima del cual está el barrio del Plà d’Arraona. En el Oeste se encuentra un fuerte talud, que envuelve todo el hoyo de Norte a Sur, pasando por el Oeste. A continuación del talud, está el barrio de Can Puiggener.

El objetivo del proyecto es crear un fuerte elemento de conexión, hasta ahora desaparecido, entre la ciudad y el Parque del Río. El ámbito está rodeado aún de un entorno pendiente de urgentes intervenciones de recuperación. Por esta clotarazón, el proyecto se inscribe plenamente en el llamado “Pla de Barris”, el programa integrado de rehabilitación de barrios y zonas urbanas degradadas financiado por la Generalitat de Catalunya y la Comunidad Europea.

Uno de los principales problemas relacionados con la topografía del área es el de posibles inundaciones. Para ello, el proyecto contempla una nueva red de recogida de aguas: un sistema de canales de drenaje -algunos de losas de piedra, otros verdes- recogen el agua en los distintos puntos del parque para dirigirla hacia el río.

En el centro, el sistema de cunetas dibuja un círculo perimetral que define el elemento básico del diseño.  De forma concéntrica se desarrolla una especie de “anfiteatro” realizado a base de probetas de ensayo de hormigón. Aquellas que quedaron intactas después de las pruebas en el laboratorio se aprovecharon como material de construcción.

clota3La parte central está ocupada por un espacio libre y verde para el paseo, el reposo o el entretenimiento, y en cuyos márgenes se concentran los árboles más grandes (álamos, plátanos), mientras que en los terraplenes laterales se colocan todas las plantas y arbustos de porte pequeño. Se procuró minimizar los costes de mantenimiento de las zonas verdes mediante plantaciones de especies autóctonas y el uso de agua de riego reciclada desde el río.

En el límite norte, y funcionando como filtro entre parque y ciudad, un vial de hormigón acompañado por plátanos a banda y banda sirve como aparcamiento. Un lugar que, debido a la infraestructura eléctrica incorporada, puede convertirse en la mochila de apoyo para los eventos y/o conciertos esporádicos que ocupen el Parque.

 

PARQUE DE LA CLOTA

Sabadell, 2009

SELECCION PREMIOS FAD ESPACIOS EXTERIORES 2010

ARQUITECTOS: Jansana, de la Villa, de Paauw, Arquitectes

COLABORADORES: Benedicto Gestió de Projectes, SLP Bàrbara Pla Ortiz, ingeniera técnica agrícola y paisajista

PROMOTOR: VIMUSA, Lei de barrios -Ayuntamiento de Sabadell

CONSTRUCTOR: Jardí Natura, SL

SUPERFICIE: 4.5 Ha

COSTE PEM: 933.700 €

FOTOGRAFÍA: Lourdes Jansana