John Deere celebra la producción del pulverizador autopropulsado nº 1000 en su fábrica de Holanda

Horst, la fábrica John Deere situada en Holanda, ha fabricado su pulverizador autopropulsado número 1000. Esta máquina especial ha sido entregada a una explotación agrícola de la República Checa en una ceremonia especial de entrega de la llave de oro celebrada en el mes de febrero.

La fábrica de John Deere en Horst solo ha necesitado nueve años para alcanzar este hito de producción de pulverizadores autopropulsados tan significativo. Hace solo un año, la fábrica también celebraba la fabricación de su pulverizador arrastrado número 10.000, desde la fabricación de la primera máquina de la Serie 800 a finales del año 2000.

“El equipo de Horst puede estar orgulloso de marcar un nuevo hito con la fabricación del pulverizador autopropulsado número 1000”, comenta Matthias Steiner, director de la fábrica. “Hemos creado una máquina con tecnología avanzada adaptada a las necesidades de nuestros clientes de Europa Occidental”, afirma.

La fábrica de Horst dispone de una larga tradición en la industria de protección de cultivos, ofreciendo 70 años de experiencia en el diseño y la fabricación de pulverizadores agrícolas para el mercado europeo. En 1997, John Deere adquirió la empresa del fabricante holandés Douven, incluyendo las instalaciones de Horst, y ha estado desde entonces ampliando y extendiendo su capacidad de producción.

En esta ocasión, La Llave de Oro del pulverizador autopropulsado número 1000, fue entregada a los clientes checos Miloslav y Zdenek Lukas en el nuevo centro de visitantes de la fábrica, que fue inaugurada en 2016.

El pulverizador modelo R4040i será utilizado esta campaña en la explotación familiar de estos dos hermanos con 1800 hectáreas. Este modelo está equipado con un depósito de 4000 litros y una barra de pulverización de triple plegado de 24/36 m con geometría variable y control automático del peso y de la inclinación de la barra. También incluye funciones como el ajuste de ancho de vía hidráulico, que permite cambios más fáciles y cómodos para las distintas anchuras de tramos o de hileras. El sistema de control por válvula electrónica SolutionCommand del pulverizador ofrece un llenado preciso, una fácil disolución de los productos químicos y un sistema de lavado automático con múltiples modos de trabajo.

Ubicada a 40 km del norte de Praga, en la explotación de los hermanos Lukas se cultiva principalmente trigo, cebada y remolacha azucarera. Los hermanos comenzaron a cultivar en 1994 con solo 4 hectáreas y continúan aumentando su negocio, con planes de expansión de hasta 2000 hectáreas. Su flota de máquinas incluye dos cosechadoras John Deere T660 HillMaster y un tractor 8345R. Actualmente, acaban de solicitar un nuevo tractor 6155R, uno de los últimos modelos Serie 6R producidos por la fábrica Mannheim, Alemania. Convencidos de la calidad y del liderazgo mundial en rendimiento de los productos John Deere, Miloslav Lukas añaden: “Cambiaremos toda nuestra flota a John Deere”.