Greenvass presenta su nueva línea de macetas para cultivo hidropónico

Greenvass acaba de desarrollar una nueva línea de macetas diseñadas para el cultivo hidropónico de distintas semillas, entre las que destacan los frutos rojos como las fresas, las frambuesas, los arándanos y las grosellas. Las nuevas macetas de 10, 18 y 25 litros tienen el volumen y las dimensiones óptimas para el cultivo de estos frutos, por lo se puede optimizar todavía más el proceso de un cultivo perfecto.

Las macetas para cultivo hidropónico son fáciles de trasladar, por lo que el número de plantas por metro cuadrado se puede adecuar con rapidez. Además, gracias al buen drenaje, el sustrato casi no se deforma y esto se traduce en una mayor cantidad y calidad de las frutas por cada metro cuadrado.

La nueva línea de macetas de Greenvass está disponible en una versión con un fondo de rejilla. Las macetas de esta gama llevan incorporadas patas robustas de 25 mm de altura que impiden el enraizamiento fuera de la maceta, con lo que se reduce el riesgo de enfermedades.

Gracias a su alta calidad, las macetas para cultivo hidropónico de Greenvass son apropiadas para el uso durante muchos años y cuentan con múltiples ventajas, como la reducción de costos de producción en forma considerable, la reducción de espacio y capital para una mayor producción o el importante ahorro de agua, fertilizantes e insecticidas.

Además, con esta nueva línea de macetas se consigue una mayor limpieza e higiene en el manejo del cultivo, desde la siembra hasta la cosecha, y se eliminan los parásitos, las bacterias, los hongos y la contaminación del cultivo.

Greenvass ha desarrollado sus nuevas macetas para una mayor precocidad y uniformidad de los cultivos, así como para posibilitar su automatización casi completa. Entre los grandes beneficios de esta nueva línea de productos, también destaca que no provocan los riesgos de erosión que se presentan en la tierra y una rápida recuperación de la inversión.