Nuevos servicios de comprobación de aflatoxinas para la industria agrícola

Bureau Veritas y Schutter Group, firmas especializadas en inspección y comprobación de productos agropecuarios, han introducido un proceso rápido de inspección de aflatoxinas y control de calidad antes de la expedición, diseñado para proteger a los productores, transportistas, compradores globales y procesadores de alimentos al mitigar el riesgo de exposición a toxinas, mediante pruebas rápidas de detección in situ.

La aflatoxina es una micotoxina natural producida por dos tipos de hongos: el aspergillus flavus y el aspergillus parasiticus. El aspergillus flavus es común y muy extendido en la naturaleza y se encuentra con mayor frecuencia cuando ciertos granos se cultivan en condiciones de estrés tales como la sequía o los niveles de precipitación excesiva. La exposición a las aflatoxinas puede causar daños en el hígado y cáncer, si no se identifica y trata inmediatamente. Los animales alimentados con alimentos contaminados pueden pasar los productos de transformación de las aflatoxinas a huevos, productos lácteos y carne.

Por ejemplo, en 2016 los cultivos brasileños de maíz fueron fuertemente afectados por problemas de aflatoxinas, principalmente debido a la sequía en Mato Grosso, Mato Grosso do Sul y Minas Gerais. Brasil está a punto de experimentar una de las mayores cosechas de maíz en los últimos años. Por lo tanto, se requiere una estrecha vigilancia y seguimiento de la cosecha de maíz de 2017 del país para mitigar la contaminación del producto, las preocupaciones de seguridad alimentaria e incluso el rechazo global de la carga que resultaría en pérdidas económicas.

Schutter Group, una empresa de Bureau Veritas, ofrece servicios de control de aflatoxinas durante el proceso de precarga del buque mediante la implementación de un proceso de prueba rápido y poco perturbador. Se toman como muestras granos y subproductos durante la descarga de camiones de entrega entrantes o incluso directamente en la cinta transportadora de carga del buque. A continuación, se comprueba el producto mediante tiras que cuantifican el contenido total de aflatoxinas en tan solo 7-10 minutos.

“Bureau Veritas y Schutter Group están bien equipados para realizar el control de calidad y la detección de aflatoxina en la próxima temporada de exportación agrícola”, dijo Alan Shirley, vicepresidente de comercialización y ventas de Bureau Veritas Agri-Commodities. “Hemos invertido en equipos y kits de prueba para hacer frente a las necesidades de comprobaciones in situ de aflatoxinas en los puertos de alta demanda y contamos con cinco laboratorios propios, aprobados por FOSFA y GAFTA, para realizar análisis”, agregó.

“El servicio es un elemento esencial de nuestro proceso de control de calidad de grano y fundamental para nuestro servicio de inspección, al agregar valor para los clientes en la industria agrícola global”, continuó Alan.