Los trabajadores de Bruguer llenan de color la Fundació Pere Mitjans

Bruguer, en el marco de su programa solidario Let´s Colour, ha devuelto el color a la Fundació Pere Mitjans, entidad sin ánimo de lucro que tiene como objetivo facilitar apoyos y recursos para que las personas con discapacidad puedan vivir en la comunidad, gozando de una buena calidad de vida.

Durante la jornada solidaria, para la que Bruguer ha donado 53 litros de pintura, más de 25 trabajadores de la compañía han pintado de forma voluntaria una de las viviendas, destinadas a la acogida residencial para personas con pluridiscapacidades, que la Fundación tiene L’Hospitalet de Llobregat, con el objetivo de dotar de alegría e ilusión los espacios del centro a través del poder regenerador del color.

Desde la Fundación, su presidenta Dolors Clotas ha agradecido a Bruguer su aportación en este proyecto, destacando “el impacto positivo que tendrá el poder del color en la vida de todos los usuarios de los servicios de la fundación”. En respuesta a su agradecimiento, José Antonio Jiménez, director general de Akzonobel, quien ha participado en las jornadas de pintura, ha explicado que “cada año buscamos una acción en la que poder colaborar voluntariamente, ya que uno de nuestros objetivos es poder crear una sociedad mejor a través del color”. Además, ha añadido que “es una satisfacción llevar a cabo proyectos como éste, no sólo por el hecho de ayudar, sino porque permite que nuestra gente empatice con las personas que lo necesiten”.