Aires renovados con el cambio de estación. Por Fernando Pozuelo

Plumbago

Con la llegada del mes de marzo y con la primavera asomando, ansiamos la llegada del buen tiempo y pensamos en poner a punto nuestras terrazas, balcones y cuidar los espacios exteriores y jardines para que a través de su armonía, su color y su belleza ofrezcan un aire renovado al hogar.

Para dar un toque diferenciador a este espacio podemos optar por la incorporación al jardín de nuevas especies de temporada, que permitirán disfrutar de la naturaleza en nuestro jardín y mejorar el bienestar del espacio. Pero a la hora de seleccionar las especies a plantar es necesario basarse en criterios objetivos como, por ejemplo, el bajo mantenimiento. Para el día a día, Fernando Pozuelo Landscaping Collection apuesta por las siguientes plantas para la temporada primavera/verano.

Plumbago (Plumbago auriculata): una trepadora con floración durante todo el verano y que hay que proteger durante las heladas en invierno. Es de color aguamarina, que evoca el sueño y lanza un mensaje relajante. Además, se puede fundir a la perfección con otros azules y verdes.

Clematis (Clematis sp.): es una planta trepadora de floración en primavera-verano y resistente al frío que es de un marrón rojizo a medio camino entre ambos colores. Combina muy bien con el gris, el oro, el naranja o el caqui. Por otro lado, también hay alguna variedad de cala (Zantedeschia aethiopica) que cuenta con flores en este color en verano.

Rosa banksiae

Rosa banksiae: los rosales trepadores de flor pequeña son una opción acertada, florecen en primavera creando una cascada de flor para sitios soleados y resistentes al frío. Tiene un color amarillo limón perfecto para combinar con el azul, siendo este un tono que invita a la relajación. Las mimosas (Acacia dealbata) son otro ejemplo, árboles con una espectacular floración amarilla a finales de invierno o principios de primavera. Además, hay bulbos como narcisos, ranúnculos o tulipanes en este mismo color que florecen a principios de primavera y también girasoles que dan un atractivo color amarillo durante el verano.

Gerberas (Gerbera jamesoni): tienen variedades de flor de color anaranjado muy llamativas y que florecen durante primavera-verano. El color mandarina es un color cálido, con energía y lleno de vitalidad que invita a sonreír. Para zonas costeras se pueden utilizar el Hibisco (Hibiscus rosa-sinensis) por su larga floración. Sin embargo, para climas fríos lo adecuado será optar por la Bignonia (Bignonia capensis) que brotan en verano con bonitas flores anaranjadas.

Con todo esto, es imprescindible recordar que la principal característica que debe tener un buen jardín es el diseño, que debe de ir siempre acompañado de la mano de profesionales experimentados para que el espacio exterior esté perfectamente adaptado a las necesidades estéticas que la propiedad requiere. De esta forma, se podrá tener un jardín perfecto en cuanto a diseño y elección de las plantas que lo componen sin incurrir en las desagradables reposiciones y cambios de especies o arrepentimientos logrando dar un nuevo aspecto a este espacio.

TEXTO: Fernando Pozuelo.

Acerca de ProfesionalesHoy 4832 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy