5ª edición del Premio Huertos Educativos Ecológicos

El viernes 1 de junio se abre el plazo de inscripciones para presentar proyectos a la 5ª edición del Premio Huertos Educativos Ecológicos. Hasta el 15 de julio, tanto los centros escolares como las organizaciones sociales de toda España podrán enviar la memoria de sus proyectos, tal y como consta en las bases del premio.

Este premio, impulsado por la Asociación Vida Sana a través de su proyecto Mamaterra y la Fundación Triodos, llega a su quinta edición con una fuerte consolidación en todo el territorio y con un total de 513 iniciativas participantes en las ediciones anteriores.

Como en las pasadas ediciones, participa en el jurado la Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE), y entidades que trabajan en el campo de la horticultura social, como Naturaleza Terapéutica y la ONG Asprodes.

 

Se han establecido cuatro categorías para el premio

  1. Educación Infantil: solo centros que trabajen con alumnado de hasta los 6 años.
  2. Educación Infantil y Primaria: centros que trabajan conjuntamente con alumnado de Infantil, Primaria y, si es el caso, Secundaria.
  3. Educación Secundaria: centros que trabajen con niños y niñas a partir de 12 años.
  4. Agricultura Social: proyectos y experiencias que fomenten la regeneración social a través de la agricultura ecológica, incluyendo los centros de Educación Especial, Bachillerato y Ciclos Formativos.

Para cada una de las categorías hay un primer premio de 1.000 euros y un accésit que incluye material y herramientas para el huerto ecológico. La entrega de premios se realizará en Madrid durante el último trimestre de este año.

Según Ricardo Colmenares, director de la Fundación Triodos: “Nos entusiasma ver cómo los valores sociales de la agricultura ecológica, que tienen su expresión más clara en la expansión actual de los huertos urbanos, terapéuticos, inclusivos y educativos, se afianzan en el futuro, por medio de su presencia decidida entre los más pequeños, en la escuela, donde ha echado profundas raíces”.

Por su parte, Montse Escutia, de la Asociación Vida Sana apunta: “A lo largo de estos años hemos hecho un gran esfuerzo para que el premio sea conocido en todo el territorio y ya está dando sus frutos. El intercambio de experiencias entre las distintas comunidades autónomas es uno de los objetivos del premio y resulta muy enriquecedor para proyectos de todas las categorías”. Y añade: “Entre todos los proyectos que impulsamos desde la Asociación Vida

Sana este es uno de los más gratificantes y estamos muy contentos de poder ofrecer una nueva edición”.

Algunas de las mejores prácticas de los centros premiados en anteriores ediciones se pueden conocer en el portal colaborativo www.huertoseducativos.org, que incluye la primera plataforma de crowdfunding para recaudar fondos destinados a proyectos de agricultura social.