Deere da a conocer sus óptimos resultados

Deere & Compañía reportó ingresos netos de $1.208.000 millones durante el segundo trimestre, finalizado el 29 de abril de 2018, o $3.67 por acción, comparado con el ingreso neto de $808.5 millones, o $2.50 por acción, durante el cuarto terminado el 30 de abril de 2017. Durante los primeros seis meses del año, el ingreso neto atribuible a Deere & Compañía fue de $673.2 millones, o $2.05 por acción, comparado con $1.007.000 millones, o $3.14 por acción, para el mismo periodo del año pasado.

Los ajustes provisionales debido a la promulgación de la reforma del 22 de diciembre de 2017 (reforma tributaria) en la legislación de impuestos en EEUU afectan a los resultados del segundo trimestre y los primeros seis meses del 2018. Los resultados del segundo trimestre incluyen un ajuste neto favorable en los gastos provisionales por el impuesto de la renta de $803 millones. Sin estos ajustes, los ingresos netos atribuibles a Deere & Compañía para el segundo trimestre y los primeros seis meses del año serían de $1.034.000 millones, o $3.14 por acción, y $1.476.000 millones, o $4,49 por acción, respectivamente.

Las ventas netas y los ingresos crecieron en un 29 por ciento, hasta los $10.720.000 millones durante el segundo trimestre y subieron un 27 por ciento hasta los $17.633.000 millones, durante los primeros seis meses. Las ventas netas para equipamiento fueron de $9.747. 000 millones para el segundo trimestre y de $15.721.000 millones para los primero seis meses, comparado con $7.260 billones y $11.958.000 millones para los mismos periodos del año pasado.

“John Deere reportó otro trimestre de fuertes resultados ayudado por la amplia base de mejoras en las condiciones de mercado a lo largo del mundo y una respuesta favorable de los consumidores a nuestra línea de productos innovadores”, dice Samuel R. Allen, presidente y CEO. “Las ventas de maquinaria de campo tanto en el Norte como en el Sur de América están consiguiendo ganancias sólidas y las ventas en equipos de construcción continúan moviéndose hacia arriba. A lo largo del cuarto, Deere ha conseguido progresos significantes trabajando con proveedores para aumentar la producción y asegurar que los productos llegan a los consumidores en el tiempo preciso. Al mismo tiempo, estamos experimentando costes en transporte y materias primas más altos, los cuales están siendo abordados mediante la atención continuada en costes estructurales y acciones sobre precios futuros.”

 

Resumen y perspectiva de la compañía

Las ventas de equipos de la compañía están proyectadas a aumentar aproximadamente el 30 por cierto para el año fiscal 2018 y el 35 por ciento para el tercer trimestre comparado con los mismos periodos del 2017. Para estas cantidades, se espera que Wirtgen aporte aproximadamente el 12 por cierto de las ventas de Deere para la totalidad del año y aproximadamente el 18 por cierto del tercer trimestre.

En esta proyección también está incluido el efecto positivo del tipo de cambio de aproximadamente un 1 por cierto para el año y el tercer trimestre. Se espera que las ventas netas y los ingresos crezcan aproximadamente un 26 por cierto en el año fiscal 2018 con un ingreso neto atribuible a Deere & Compañía proyectado de aproximadamente $2.3 millones. La proyección del resultado neto de la compañía incluye $803.000 millones de gastos provisionales por impuestos sobre la renta asociados a la reforma fiscal, representando elementos discretos por el reajuste de los impuestos diferidos de la compañía a la nueva legislación de impuestos de EE. UU y una consideración única de repatriación de impuestos sobre la renta. El ingreso neto atribuible a Deere & Compañía excluyendo los ajustes provisionales por el impuesto sobre la renta con la reforma fiscal se esperan que sean de $3.1 millones. (información sobre las medidas financieras non-GAAP incluidas en el apéndice.)

La presente perspectiva para los ingresos netos se compara con el pasado periodo por $2.1 miles de millones, que incluyen $977 millones de gasto provisional del impuesto sobre la renta.

Allen, afirma: “Estamos motivados en fortalecer la demanda de nuestros productos y creemos que Deere está bien posicionada para capitalizar futuros crecimientos en el mundo de los mercados de la agricultura y la construcción”. “Esto ilustra nuestro éxito desarrollando un modelo de negocio más duradero, así como el impacto de las inversiones en nuevos productos y negocios. Reafirmamos nuestra confianza en la presente dirección de la compañía y creemos que Deere sigue en el camino para conseguir valor a largo plazo para consumidores e inversores”.