Lunes , 20 febrero 2017

Intermat

Portada / A Fondo / 100 toneladas en acción: una excavadora Liebherr R 980 SME en una cantera de piedra caliza

100 toneladas en acción: una excavadora Liebherr R 980 SME en una cantera de piedra caliza

liebherr-crawler-excavator-r980sme-pongratz-02-300dpiLa empresa familiar Pongratz Schotterwerk GmbH & Co. KG, con sede en Ensdorf-Wolfsbach (Baviera, Alemania), tiene en servicio una excavadora sobre cadenas Liebherr del modelo R 980 SME en una cantera de piedra caliza desde mayo de 2016. La excavadora de 100 toneladas se utiliza con la ayuda de una bola de demolición para preparar la piedra y cargar los dúmperes con los escombros.

Desarrollada y producida en Colmar (Francia), la excavadora sobre cadenas de Liebherr tiene un peso operativo de alrededor de 100 toneladas. El motor diésel, con una potencia de 420 kW/571 CV, cumple las normas de emisiones del nivel IIIB/Tier 4i. Con la R 980 SME, la empresa ha sustituido a una de las dos cargadoras que utilizaba anteriormente. Después de la voladura, la roca se transporta en dúmperes a la trituradora. Para ello se trabaja en la cantera Ensdorf –Wolfsbach con dos vehículos Liebherr: la nueva R 980 SME y una cargadora sobre neumáticos del modelo L 586.

En la cantera de la familia Pongratz, los procesos están organizados con precisión, por eso las máquinas utilizadas deben estar perfectamente coordinadas entre sí. La R 980 SME está configurada con una cuchara HD de 6 m³ de capacidad y ha sido diseñada para una producción de 400 toneladas por hora. De este modo, la nueva excavadora sobre cadenas se adapta a la perfección al rendimiento de la trituradora de la empresa.

«La nueva excavadora carga un dúmper con 40 toneladas en cuatro ciclos y con 50 toneladas en cinco ciclos», explica Ulrike Pongratz. «Gracias a ello, ahora queda tiempo para trabajos de clasificación y trabajos con la bola de demolición entre los movimientos de carga», añade.

La explotación subsiguiente de la cantera de piedra caliza de 15 hectáreas de extensión, situada en Ensdorf-Wolfsbach, requiere una excavadora sobre cadenas de gran capacidad. La exigente geología del lugar, con soleras irregulares y la roca dura cubierta en parte por impresionantes masas de tierra, podrá explotarse en los próximos años con la ayuda de la R 980 SME.

«A la hora de decidirnos a comprar también fueron determinantes la experiencia y los conocimientos técnicos que aporta Liebherr. Los múltiples dispositivos de protección disponibles en la máquina, así como la gama de productos adaptada especialmente a los trabajos en canteras, fueron asimismo factores clave», afirma Alexander Pongratz, asimismo gerente de la empresa familiar.

Hace más de 20 años que esta empresa familiar confía en Liebherr. Entre el cliente, el distribuidor oficial y la planta de fabricación en Colmar existen unas relaciones bien consolidadas. «Siempre hemos tenido buenas experiencias con las excavadoras sobre cadenas de Liebherr. Incluso cuando han surgido problemas, siempre se ha encontrado una solución», añade Alexander Pongratz.

La excavadora sobre cadenas R 980 SME

Para las difíciles y exigentes condiciones que imperan en las canteras, Liebherr ha desarrollado una gama de productos especiales, las excavadoras sobre cadenas SME («Super Mass Excavation»). Estas excavadoras sobre cadenas están equipadas con un chasis reforzado en el que van montados componentes del tren de rodaje del siguiente modelo más grande de la gama estándar. En el caso de la R 980 SME, se trata del chasis de la excavadora de minería R 9100. En combinación con un contrapeso pesado, el chasis más grande mejora la estabilidad y la vida útil de la máquina. Al mismo tiempo, permite utilizar una cuchara de mayor volumen. El equipamiento, como el cilindro para cuchara y balancín, tiene unas medidas mayores y ofrece fuerzas de excavación y de arranque más elevadas gracias a la cinemática adaptada.

La excavadora sobre cadenas R 980 SME de Liebherr destaca por su reducido consumo medio de combustible, que se sitúa en 51 litros por hora, lo cual es posible gracias a la ingeniería de sistemas integrada de Liebherr. La base de este concepto la constituyó el desarrollo de un sistema hidráulico especial, diseñado con una electrónica propia y que consigue una eficiencia óptima gracias a sus sensores, colocados estratégicamente.

En cada movimiento del operador de la excavadora, un ordenador de control optimiza continuamente el funcionamiento del motor y del sistema hidráulico. Esto permite trabajar con rapidez, fluidez y precisión. Los circuitos se separan o se vuelven a unir según las necesidades. De este modo se garantiza un consumo de energía óptimo.

Un tercer circuito se encarga de la rotación de la superestructura y garantiza una potencia máxima constante y un par de rotación máximo, con independencia de la carga de trabajo presente en los otros circuitos. Así puede recurrirse a una potencia y velocidad máximas en los movimientos combinados.

 

Acerca de Fernando del Hoyo

Responsable del Área de Infraestructuras del Grupo TPI

Te puede interesar

Foro Cominroc

Cominroc reúne en Madrid a más de 130 expertos de la industria extractiva

La industria extractiva ha reivindicado su papel dinamizador de la biodiversidad en espacio protegidos.

Publicidad

Conexpo
Cemento-Broke
BYG
La-parrilla
Northgate

Actualidad del sector energético

Actualidad del sector del reciclaje y la clasificación

Actualidad del sector del alquiler de equipamientos