AF-NIGERIA

PremiosPOT

Portada / Actualidad / Encuentro internacional sobre minería y metalurgia, 2ª parte: el turno de las grandes mineras

Encuentro internacional sobre minería y metalurgia, 2ª parte: el turno de las grandes mineras

Lee la primera parte del artículo sobre el encuentro aquí

La jornada de tarde del primer día del Encuentro Internacional sobre Minería y Metalurgia, organizado por Confedem, arrancó con una ponencia de Jesús Félix Domingo, director de Minería de Maxam, sobre la extracción de materias primas con explosivos. En una didáctica intervención, Jesús Félix explicó que “no todos los explosivos sirven para todas las cosas” y es por ello que la compañía “produce explosivos para distintas aplicaciones”. Además explicó algunos de los avances de Expace, la filial de Maxam especialista en el desarrollo de aplicaciones para el seguimiento de personas y equipos en minas de interior. La intervención terminó con algunos ejemplos visuales de minas restauradas por todo el mundo.

El futuro de las materias primas

¿Cuál es la realidad de las materias primas minero-metalúrgicas? ¿Hacia dónde va su futuro? ¿Qué papel jugarán mercados como China en él? Estas son algunas de las preguntas que se pusieron sobre la mesa en el siguiente turno de intervenciones del Encuentro, en esta ocasión bajo la moderación de José Fernández Sánchez-Junco, presidente de Maxam, quien destacó que China representa ya entre el 40 y el 50% del consumo mundial de materias primas minerales.

Altos cargos de las principales empresas mineras que operan en el país participaron en el coloquio. Inició el turno de intervenciones Audra Walsh, directora general de Matsa, empresa que tiene tres minas metálicas en Málaga con una producción de entre 4,3 y 4,6 millones de toneladas al año y que cuenta con aproximadamente 2.000 trabajadores entre la propia compañía y los contratistas. “Las empresas ofrecemos oportunidades de empleo y ayudamos a cubrir las necesidades minerales de España” señaló la responsable de Matsa.

Carles Alemán Gutiérrez, consejero delegado de ICL Iberia, comenzó hablando de la actividad de la compañía. La filial española de esta multinacional israelita está especializada en nuestro país en la producción de cloruro potásico y cloruro sódico. Carles Alemán, químico de formación, se mostró optimista respecto al futuro, y confía en que “para 2021 tengamos una cantidad de minería igual o superior a hace diez años”. A escala global, el planeta se enfrenta a dos problemas, según el consejero delegado de ICL Iberia: el agua, en su cantidad y calidad, y la superficie cultivable. En cuanto a los fertilizantes, prevé una mayor producción que demanda, por lo que los precios ajarán. En cuanto a la sal, sí espera un aumento de la demanda y que los precios sean más estables.

“Las empresas ofrecemos oportunidades de empleo y ayudamos a cubrir las necesidades minerales de España” señaló la responsable de Matsa.

Atalaya Mining, el grupo que explota la mina de cobre de Rio Tinto, estuvo representado por su CEO, Alberto Lavandeira. Mina que para Lavandeira “lo era todo cuando era estudiante” pero que tras quince años cerrada “ni yo mismo pensaba que se podría volver a poner en marcha”. Para el CEO de Atalaya Mining, la paciencia de los accionistas es fundamental para acometer este tipo de proyectos: “Si no encontramos socios importantes capaces de aportas dinero a largo plazo este tipo de proyectos son imposibles”.

Como destacó Alberto Lavandeira, el presente de Rio Tinto es una mina que funciona prácticamente a plena producción, con 9,5 millones de toneladas al año de un cobre con una ley de entre el 0,45 y el 0,48%. Y en cuanto al futuro, “está garantizado mientras los precios del cobre estén altos”. Un problema al que se enfrenta la minería metálica es que “el precio no lo ponemos nosotros”, por lo que Lavandeira defiende la necesidad de “ser productivos en un mercado que es cíclico”.

Por su parte, Nuria Menéndez, directora general de Orovalle, destacó que su apuesta por la minería metálica “es una apuesta del desarrollo de la región”. Con una producción de entre 2.000 y 2.3000 toneladas al día de oro, cobre y plata, Orovalle explota actualmente los proyectos de Al Vallé y El Carlés, en Asturias. Tiene cerca de 450 empleados en plantilla directa, y otros 600 trabajadores lo hacen para los contratistas. La compañía cuenta con un plan para convertirla en sostenible a medio y largo plazo que, como explicaba Nuria Menéndez, pasa por la “exploración”, la “consolidación de la infraestructura y de los métodos productivos” y el “ajusta de la estructura de costes”.

“A la hora de plantear un proyecto no solo hay que convencer a las autoridades, sino convencer a las comunidades. Gracias a los avances, la minería está siendo percibida como un elemento de desarrollo”

Marco Antonio Sosa, director general de Valoriza Minería, presentó la actividad de su compañía, que parte con un objetivo de producción de 80.000 toneladas al año en Agua Blanca, con tres millones de toneladas en reserva.

Como parte del coloquio, Sánchez-Junco defendió que el clima respecto a la minería ha cambiado en los últimos años: “A la hora de plantear un proyecto no solo hay que convencer a las autoridades, sino convencer a las comunidades. La noticia positiva es que gracias a los avances, la minería está siendo percibida como un elemento de desarrollo”.

Por su parte, Nuria Menéndez defendió que la banca nacional “debe apostar más la minería”, aunque se encuentra con el freno de que “es percibida como una actividad de alto riesgo, tiene una inseguridad jurídica que no ayuda en este sentido”.

En cuanto a los grupos de presión contrarios al desarrollo de la actividad minera, Carles Alemán lo planteó como una oportunidad para el sector minero: “Necesitamos a alguien que tire en dirección contraria para ir mejorando. Estos grupos siempre han existido y con las redes sociales se comunican mucho más rápido. La única solución es intentar hacer las cosas bien, mucha comunicación y mucha transparencia. Y lo que se comunica, cumplirlo”.

“Los grupos de presión siempre han existido y con las redes sociales se comunican mucho más rápido. La única solución es intentar hacer las cosas bien, mucha comunicación y mucha transparencia. Y lo que se comunica, cumplirlo”

Otro tema de debate que se trató en este coloquio con los grandes grupos mineros fue el impacto de las nuevas tecnologías en las materias primas. Para Alberto Lavandeira, de Atalaya Mining, se trata de un mercado que “no consume grandes minerales, su revolución está en las comunicaciones, en la nueva mano de obra y en la mayor productividad”. En opinión de Nuria Menéndez, de Orovalle, la importancia de las nuevas tecnologías en relación con las materias primas se encuentra “en el reciclaje y en su aportación a la economía circular”.

El problema del carbón

La primera jornada del Encuentro Internacional sobre Minería y Metalurgia de Confedem finalizó con una mesa dedicada a analizar la situación del sector del carbón y sus perspecticas de futuro. Este tramo del coloquio contó con la moderación de Víctor Fernández Vázquez, secretario del Sector Minero de FICA-UGT, y en él participaron Pedro Iglesia Gómez, presidente de Carbunion, y Jesés Crespo Torres, responsable de Energía y Minería de CC.OO. Una composición de la mesa reflejo de la situación del sector, ya que como señalaba Víctor Fernández, “empresarios y sindicatos llevamos mucho tiempo hablando el mismo idioma”.

Como expuso el representante de FICA-UGT, actualmente solo hay una decena empresas en España que trabajen en el sector del carbón, dando trabajo a 2.000 empleados según datos de 2016. “Estaremos en el grupo de trabajo de transición energética para nuestro mineral sea incorporado”, defendía Víctor Fernández, quien además se mostró crítico con el anuncio de Endesa de cerrar sus dos centrales térmicas que emplean carbón autóctono. “Endesa cometería un grave error, de prestigio y respecto al carbón autóctono. Tenemos el objetivo de una transición tecnológica sostenible, que no debe confundirse con descarbonización”.

“En España sabemos cómo quemar el carbón de forma limpia. Es el modelo al que tenemos que ir dentro de una transición que sea sostenible”

Jesús Crespo señaló la necesidad de ser “soberanos” energéticamente y defendió el peso de las nucleares y el carbón en el mix energético: “Si quitamos ese 40% del mix no podemos ni encender la luz”. Según explicaba Crespo, “en España sabemos cómo quemar el carbón de forma limpia. Es el modelo al que tenemos que ir dentro de una transición que sea sostenible”.

La delicada situación del sector del carbón ocupó la intervención de Pedro Iglesia, presidente de Carbunion, para quien 2016 fue “el annus horribilis” del sector, con graves pérdidas para las empresas y destrucción de empleo. No obstante, asegura enfocar este 2017 con “cierto optimismo” debido a las condiciones operativas. Signos que pasan por el cambio en el mix de generación eléctrica a comienzos de año o la duplicación del precio del carbón en la segunda mitad de 2016. “Se han aumentado las compras por parte de las eléctricas con un ligero aumento de precio y una extensión de tiempo de contratos”, explicaba.

Pincha sobre las imágenes para verlas a tamaño completo

Acerca de Lucas Manuel Varas Vilachán

Coordinador editorial de las áreas de arquitectura y construcción.

Te puede interesar

Intermat París y Promosalons organizan una jornada que reunirá a todos los profesionales del sector

La jornada tendrá lugar el miércoles 27 de septiembre en Madrid.

Publicidad

Conexpo
Cemento-Broke
BYG
La-Parrilla
Northgate

Actualidad del sector energético

Actualidad del sector del reciclaje y la clasificación

Actualidad del sector del alquiler de equipamientos