Etesa

Blumaq

Portada / AA En Portada / El consumo de áridos experimenta un crecimiento del 10,5% en 2017

El consumo de áridos experimenta un crecimiento del 10,5% en 2017

Según las últimas estimaciones de la Federación de Áridos, el año 2017 se ha cerrado con un crecimiento del 10,5% para un consumo total de áridos naturales para la construcción de 110,5 millones de toneladas, pero con variaciones territoriales importantes y dos Comunidades Autónomas todavía en decrecimiento. A esta cantidad hay que añadir cerca de un millón de toneladas de áridos reciclados y otro medio millón de toneladas de áridos artificiales.

Así, el consumo total de áridos para la construcción alcanzó los 112 millones de toneladas, siendo el año 2017 el ejercicio en el que el consumo nacional de áridos más ha crecido desde 2007, después de 2014 (+1,2%) y 2015 (+7,7%).

Es importante resaltar cómo la aplicación de los principios de la economía circular va avanzando de forma progresiva. Además, de los áridos reciclados y artificiales, ya citados, dentro de las cifras de áridos naturales, se contabilizan 4,5 millones de toneladas de áridos procedentes de otras industrias extractivas que los producen como subproductos de los procesos de extracción y tratamiento principales. Es decir que, sobre los 112 millones de toneladas de áridos producidos en 2017, 6 millones de toneladas (5,5%) no proceden de explotaciones de áridos.

Se confirma así el cambio de tendencia y, tras un año 2016 de ligero retroceso, el sector volvió a crecer, aunque los volúmenes de consumo sean todavía claramente muy insuficientes para poder hablar de recuperación, tras haber tocado fondo en 2013, año en el que alcanzó los mínimos históricos, de 94,5 millones de toneladas. Desde el máximo previo a la crisis (2006), momento en el que la producción era de 486 Mt, el consumo de áridos para la construcción sigue en el -76,93% de lo registrado aquel año.

Fuente: Anefa

La distribución del consumo de áridos naturales para la construcción en función de las aplicaciones es la que se recoge a continuación:

En 2018 se ha procedido a modificar y a ajustar el procedimiento de cálculo del consumo de áridos para otras aplicaciones industriales. De acuerdo con este nuevo procedimiento, las canteras de áridos produjeron, asimismo, 40,8 millones de toneladas de áridos industriales con destino a la fabricación de aglomerantes, a la de productos cerámicos, a otros usos industriales a la industria alimentaria y a la exportación.

El 79% del consumo de los áridos industriales se destina a la fabricación de cementos y cales, que suman 32,2 millones de toneladas. Le siguen en importancia la industria del vidrio (1,8 Mt; 4,5%), la industria química básica (1,5 Mt; 3,7%), la metalurgia básica (1,1 Mt; 2,6%), agricultura y jardinería (0,9 Mt; 2,3%) y exportación (0,9 Mt; 2,2%). Por lo tanto, en 2017, se consumieron 152,8 millones de toneladas de áridos para el conjunto de aplicaciones.

En cuanto a su origen, los áridos proceden muy mayoritariamente de cantera (73,7%). El 22,3% procede de graveras, en claro retroceso, el 3,0% se origina como subproducto en otras explotaciones mineras, el 0,7% se produce en plantas de RCD y el 0,3% en plantas de fabricación de áridos artificiales.

En lo que tiene que ver con el volumen de negocio, se estima en 491,3 millones de euros el volumen de negocio del sector de áridos para la construcción, excluido el transporte. El volumen de negocio de los áridos para otros usos industriales ascendió a 211,9 millones de euros. Por lo tanto, el volumen de negocio total alcanzó los 703,2 millones de euros.

 El subsector de los áridos representa, respecto al conjunto de la industria extractiva española, el primer subsector en empleo directo con el 40% del total

Distribución territorial del consumo de áridos naturales para la construcción

En otro orden de cosas, el crecimiento del consumo de áridos para la construcción, en 2017, muestra una evolución territorial positiva en la mayoría de Comunidades Autónomas, retrocediendo únicamente en el Principado de Asturias (-9,2%) y Cantabria (-4,3%). La Rioja (+1,2%) y Extremadura (+4,2%) son las dos Comunidades Autónomas con el crecimiento más débil.

Por el contrario, La Comunidad Valenciana (+14,3%), Madrid (+13,9%), Murcia (+12,1%) y el País Vasco (+12,0%), han tenido un comportamiento más positivo en crecimiento porcentual, aunque las variaciones absolutas en volumen de consumo son todavía casi inapreciables. Navarra (-52,1%), Castilla y León (-65,7%), Galicia (-65,9%) y La Rioja (-67,1%) son, por este orden, las Comunidades Autónomas con menor incidencia desde el inicio de la crisis. En el otro extremo se sitúan la Región de Murcia (-84,8%), Canarias (-84,7%), Andalucía (-84,3%), la Comunidad Valenciana (-83,3%), Madrid (-82,9%) y Extremadura (-82,1%), con retrocesos netamente superiores al -80%. Con un promedio global de -77,2%.

Desde 2006, cuando el consumo de áridos por habitante en España era uno de los más importantes de Europa, con cerca de 12 toneladas/habitante/año, esta cifra ha sufrido una reducción considerable. Sin embargo, a pesar del incremento de 2017, hasta las 2,4 toneladas / habitante / año, sigue netamente por debajo de la media europea (5,2 toneladas / habitante / año). Estos valores son más propios de países subdesarrollados del tercer mundo que de una economía occidental integrada en la UE como la española. De los 39 países Europeos para los que la UEPG elabora estadísticas, España ocupa el penúltimo puesto, entre Italia y Macedonia.

Destacan por lo negativo de los valores que presentan, la Comunidad Valenciana (1,2 t/hab./año), la Comunidad de Madrid (1,3 t/hab./año), Canarias (1,4  t/hab./año) y Andalucía (1,7 t/hab./año). Navarra (6,5 t/hab./año) es la única Comunidad Autónoma con consumos superiores a la media europea.

Actualmente, España – que se encontraba en segunda posición en 2006 – ocupa el noveno lugar de Europa en producción total de áridos, por detrás de Rusia, Alemania, Turquía, Francia, Polonia, Reino Unido, Italia y Austria.

Empleo

El empleo directo asciende a 8.248 trabajadores, a los que hay que sumar otros 13.321 indirectos, para un total de 21.569 trabajadores, según los datos de la estadística Minera de España (2016) y datos propios. Las Comunidades Autónomas de Galicia (16,7%), Andalucía (16,4%), Cataluña (13,7%) y Castilla y León (10,5%) son las que generan más empleo en el sector.

El peso del sector de los áridos en cuanto a generación de empleo directo en la industria extractiva es muy elevado en Islas Canarias (96,3%), La Rioja (91,7%), y el País Vasco (88,3%). Por el contrario, los niveles más bajos se dan en el Principado de Asturias (8,8%) y la Región de Murcia (25,8%). En conjunto, el sector de los áridos es el primer generador de empleo directo de la industria extractiva, con el 39,8% del total.

España ocupa el noveno lugar de Europa en producción total de áridos

Explotaciones

Según los datos de la estadística Minera de España (2016), el número de explotaciones de áridos activas (que reportan algún dato de actividad) asciende a 1.799, cifra que supone el 64% del total de las explotaciones mineras del país. Prácticamente se distribuyen al 50% entre las 903 canteras (50,2%) y las 896 graveras (49,8%). Cuatro Comunidades Autónomas, Andalucía (17,8%), Castilla y León (16,7%), Cataluña (15,6%) y Castilla – La Mancha (11,4%) destacan sobre el resto.

En el País Vasco, Región de Murcia, Islas Baleares y Cantabria, el porcentaje de canteras es superior al 85%. Al contrario, en La Rioja, Castilla y León, Aragón y Extremadura predominan las graveras, por encima del 70%.

El peso del sector de los áridos en cuanto a número de explotaciones es muy elevado dentro de la industria extractiva, con el 64,1% del total. Destacan las Islas Canarias (94,8%), La Rioja (81,6%) y Navarra (81,1%), por encima del 80%. Por el contrario, los niveles más bajos se dan en Galicia (37,8%) y la Región de Murcia (41,7%), que son las dos únicas Comunidades Autónomas por debajo del 50%.

En lo que respecta a las principales rocas empleadas para la producción de áridos para la construcción son la caliza (46,2%), las arenas y gravas (29,0%), el granito (7,5%), la dolomía (4,4%), las arenas silíceas (1,6%), el mármol (1,1%) y la ofita (1,1%). Entre todas éstas, representan el 90,9% del consumo. En cuanto a los áridos para otros usos industriales, los más empleados son la caliza (70,4%), las margas (13,4%), la arena silícea (5,7%), la dolomía (3,7%), las arenas y gravas (1,5%), la serpentina y dunita (1,4%) y la creta (1,0%). Todas ellas representan el 97,2% del consumo en aplicaciones industriales.

Como resumen de los datos anteriores, contextualizados en los de la Estadística Minera de España, el subsector de los áridos representa, respecto al conjunto de la industria extractiva española: el 1ersubsector en empleo directo con el 40% del total, el 1ersubsector en número de explotaciones activas con el 64% del total, el 1ersubsector en volumen de producción con el 78% del total de las rocas y minerales extraídas y el 2º subsector en volumen de negocio con el 24% del total, tras la minería metálica.

Nuevas oportunidades y riesgos

A fecha de cierre de esta edición, ya se van conociendo datos económicos adelantados que permiten evaluar la tendencia del sector de la construcción, no solo para 2018, sino también para 2019. La lenta salida de la crisis para el sector de la construcción está siendo tan frágil que deben analizarse con sumo cuidado todos los factores que pueden influir en la evolución de los próximos meses.

Entre las posibles amenazas que se identifican en las previsiones y que influyen se encuentran: la elevada deuda pública e importante gasto improductivo; los presupuestos del 2018 recién aprobados a finales de junio; o la inestabilidad política permanente.

Las posibilidades que se abren al paso como oportunidades para el sector se encuentran la recuperación (débil) de la economía española. El factor del turismo en ritmos de record: 82 M turistas es un factor clave. Además, el incremento sustancial de la licitación pública en 2017, concretamente del 39%, la edificación con un 41,3% o la obra civil con un 37,7%.

En lo que respecta al año 2018/2019 el incremento de la licitación en los primeros meses de 2018 cuenta con multitud de proyectos de obras públicas ya iniciados y paralizados que se podrían reactivar rápidamente de habilitarse las partidas correspondientes. A ello se suma la necesidad de “acción inminente” ante el importante déficit de mantenimiento de infraestructuras, 617 M€, de los cuales el 94% corresponde a pavimentos.

Otra oportunidad que se abre paso es el Plan Extraordinario de Inversión en Carreteras que se financiará mediante contratos de concesión con pagos por disponibilidad y representará una inversión de 5.000 M€, además de la posibilidad de activación de muchas grandes obras de infraestructuras en ejecución y temporalmente paralizadas.

Acerca de ProfesionalesHoy

Equipo editorial de ProfesionalesHoy

Te puede interesar

Rafael González-Gil, nuevo presidente de Cominroc

De esta forma, José Marín Núñez, presidente del Clúster Piedra, cede el testigo a Rafael González –Gil, presidente de la Asociación de Industrias Extractivas y Afines (Aindex), para el año 2018.

Publicidad

Cemento-Broke
BYG
La-Parrilla
Northgate

Actualidad del sector energético

Actualidad del sector del reciclaje y la clasificación

Actualidad del sector del alquiler de equipamientos