miércoles , 20 septiembre 2017
Home / Mercado / El envase alimentario del futuro será de bioplástico e inteligente

El envase alimentario del futuro será de bioplástico e inteligente

enases-alimentarios-aimplas-1Los envases de bioplástico e inteligentes, capaces de informar sobre el estado del producto, son algunas de las soluciones que marcarán tendencia en los próximos años para afrontar los retos de conservación, seguridad y sostenibilidad del envase alimentario del futuro.

Y es que según cifras proporcionadas por Sergio Giménez, responsable de Negocio del Instituto Tecnológico de Plástico (Aimplas), la producción de envases alimentarios de plástico ha aumentado un 30% en los últimos seis años lo cual ha permitido que la industria del envase y embalaje en España crezca un 15%, después de años difíciles de recesión en el sector.

Estos datos vienen a confirmar que “la industria pasa por un buen momento y su desarrollo está contribuyendo de manera esencial en la recuperación de la economía española” asegura Marina Uceda, directora de los salones profesionales más importantes de la industria del consumo en España: Empack, Logistics y Packaging Innovations.

En el 2015, la industria del envase y embalaje en España alcanzó una producción valorada en más de 10.000 millones de euros. De los cuales, 3.463 millones (un 35 %) correspondió a la producción de envases de plástico.

Aunque cada vez más los envases de materiales naturales y reciclados está tomando fuerza en el envase alimentario, Giménez reiteró que la variabilidad y flexibilidad del plástico sigue haciendo que este material se mantenga como el protagonista del envase alimentario del futuro por su enorme potencial para el desarrollo de nuevas aplicaciones que se adapten a las exigencias marcadas por un consumidor cada vez exigente, conectado y también preocupado por el medio ambiente.

En esta línea explicó que el envase de plástico flexible en formatos de las bolsas esterilizables (retor pouches), bolsas con base (doy pack) o envases bag in box (…) están consolidadas en el mercado. Mientras que los envases rígidos de plástico, que sustituyen al vidrio o al metal, también van ganando cada vez más terreno al fabricarse con nuevos materiales que soportan procesos térmicos de pasteurización o esterilización y que permiten mayor ligereza, seguridad y libertad de diseño.

Giménez señaló que los principales retos del sector del envase alimentario en general es conseguir que éstos conserven y aumenten la vida útil de los productos y, por otra parte que sean más sostenibles para una adecuada y cada vez más importante gestión de residuos. Por esto último dijo- que el desarrollo de bioplásticos y el uso de materiales plásticos reciclados a través del ecodiseño serán piezas clave para el envase alimentario del futuro.

 

¿Cómo será el envase alimentario inteligente?

Un envase alimentario inteligente según Giménez “podría ser desde aquel que indica la temperatura ideal para consumo de un producto, que proporciona información sobre la madurez o la caducidad, que aporta información conectada con sistemas de inventario de los productos que hay un frigorífico, hasta aquel que es capaz de dar órdenes a un microondas para que aplique las condiciones adecuadas de calentamiento.”

La tecnología está disponible para proporcionar este tipo de ventajas. “El único problema es el coste, ya que estos sistemas pueden encarecer el producto y, por tanto, solo tendrán éxito si se desarrollan aplicaciones que el consumidor valore por encima del incremento de coste del producto.¨

 

E-commerce de alimentos

Las líneas de investigación en el sector envase alimentario para los próximos años girarán en torno al ecommerce de alimentos. Este nuevo canal de distribución impulsará una nueva evolución en el desarrollo de envases mucho más apropiados con sistemas de control que garanticen la seguridad del producto obteniendo en tiempo real información si por ejemplo la cadena de frío se ha roto, o si ha sufrido golpes o roturas el producto, etc.

 

El diseño y el poder del consumidor

Guillermo Dufranc cerrará la primera jornada de Packaging Innovations Madrid 2016 para hablar del diseño centrado en el consumidor, y afirmó en entrevista que la evolución del envase alimentario “deberá convenir al consumidor y no sólo a la compañía”. Explicó, en ese sentido, que “las nuevas tecnologías son herramientas, no una finalidad. Por lo que primero hay que saber qué decir para luego saber cómo”.

Mientras que para el portavoz de AIMPLAS, la industria packaging alimentario ha dado grandes pasos en este sentido innovando con los formatos monodosis, abre-fácil, dosificadores y alimentos preparados, por mencionar algunos ejemplos.

La cita obligada para que las principales empresas nacionales e internacionales del sector muestren las soluciones más innovadoras que marcarán tendencia del envase alimentarios será los próximos 23 y 24 de noviembre en el pabellón 9 de Ifema en las ferias Empack, Logistics y Packaging Innovations 2016 en donde Aimplas al igual que destacadas empresas de envase alimentario como Osmaplast, Pactiv, Bergama plastik (de Turquía), Comercial 258 y Vipakhtec y otras estarán presentes.

 

About Marisa Sardina

Te puede interesar

La industria del papel apuesta por la certificación forestal y la descarbonización del sector

El gran impulso a la certificación forestal (con el 56% de la madera consumida por …

Publicidad

Pharmalog
Aspack
Primera
Robatech
IMC
La-Parrilla
Liderpack
Northgate

Actualidad de la industria de las bebidas