Linde

Home / Packaging-pro / Entrevista a Manuel Montero, presidente de Areco

Entrevista a Manuel Montero, presidente de Areco

El factor medioambiental es una preocupación cada vez más creciente por todos en los últimos años. En el sector de la logística, el interés radica en utilizar envases que conserven las propiedades de los alimentos y, a su vez, sean respetuosos con el medio ambiente. En este ámbito se enmarcan los operadores de pooling, que gestionan envases reutilizables de plástico para la distribución agroalimentaria. Con el fin de promover las ventajas medioambientales y logísticas de este tipo de envases nació Areco, Asociación de Operadores Logísticos de Elementos Reutilizables Ecosostenibles, hace siete años, tal y como nos comenta su presidente, Manuel Montero.

¿Cuándo y con qué objetivo surge Areco?

Areco se fundó en 2010 con el objetivo de promover la utilización en la distribución agroalimentaria de los envases reutilizables de plástico debido a sus múltiples ventajas para la logística, para la conservación de los alimentos y, sobre todo, por su menor impacto en el medioambiente.

Distintos estudios científicos, como el publicado en 2009 por el Instituto Fraunhofer y la Universidad de Stuttgart, en Alemania, demuestran que el empleo de este tipo de envases en la distribución agroalimentaria en Europa genera menos impactos al medioambiente que los envases de un solo uso.

¿Por quién está integrada y qué gestiona?

Areco está integrada por los principales operadores logísticos de pooling, IFCO Systems, Euro Pool System y Logifruit, que representan en torno al 90 % de este sector.

La labor de Areco se centra en promover el uso de los envases reutilizables en la distribución agroalimentaria por sus ventajas sobre todo medioambientales. En países como Alemania esta opción lleva décadas implantada con éxito y, si bien en España es más reciente, gana adeptos progresivamente y, hoy en día, el 85 % de la distribución en España utiliza este sistema de envases y contenedores reutilizables.

La tarea fundamental de Areco es promover la reutilización y la economía circular frente a la cultura del usar y tirar.

¿Cuál es la labor fundamental de los operadores logísticos integrados en Areco?

Los operadores de pooling alquilan los envases y contenedores al productor para transportar los alimentos a la distribución y, una vez utilizados —bien para descargar la mercancía, bien, en el caso de las cajas, también como expositores en la sección de frutas y hortalizas—, los recogen de nuevo y devuelven a sus plantas de lavado y acondicionamiento.

Una vez allí, los envases se lavan e higienizan y, en caso de que sea necesario, se reparan hasta quedar listos para una próxima reutilización. Y con los envases lavados y arreglados, se reinicia el proceso de alquiler. Cuando un envase ha cumplido su período de vida útil y ya no puede ser reparado, se recicla al 100 %: el plástico se somete a un proceso de granulado que permite, a partir de la misma materia prima, volver a fabricar el mismo envase.

Así, con un correcto uso y mantenimiento, los envases tienen una durabilidad aproximada de 100 movimientos, o lo que es lo mismo, un ciclo de vida útil de unos 10 años para el mercado nacional (10 rotaciones de los envases al año) o 20 años si se usan en exportación (5 rotaciones al año en este caso).

¿Qué se hace con los envases que han cumplido su ciclo de vida?

Como ya hemos indicado, son reciclados al 100 %. Por tanto, aunque el plástico no es un material biodegradable, está controlado y es reciclable en su totalidad, de ahí el ahorro de recursos que viene dado tanto por la reutilización del mismo envase durante 10-20 años y porque luego se recicla. Es un ahorro enorme de recursos naturales y se evita también la generación de residuos, de ahí su menor impacto ambiental frente a envases de un solo uso.

¿Por qué la logística agroalimentaria debería utilizar este tipo de envases reutilizables y no otros?

Por su menor impacto para el medioambiente, pero además, por sus ventajas para la logística: disminuye los costes logísticos; permite la estandarización, lo que facilita los pedidos, la logística y la automatización, incrementando la productividad; reduce el espacio necesario para el almacenamiento. En el caso del producto, mejora su conservación al tratarse de recipientes firmes y resistentes que pueden apilarse sin dañar el contenido y minimiza la energía necesaria para el enfriamiento, ya que los envases y contenedores están abiertos.

Por otra parte, elimina la necesidad de reenvasado, ya que el producto permanece en el envase hasta llegar al lineal. Y, en definitiva, al ser envases firmes y abiertos, proporcionan mayor seguridad, higiene y limpieza.

¿Cuáles son las ventajas de los envases y elementos de transporte reutilizables desde el punto de vista del productor?

Fundamentalmente evita al productor la inversión para adquirir envases y contenedores, así como su gestión.

¿Y de la distribución?

Con los envases reutilizables de plástico no hay necesidad de reenvasado ya que se utilizan como expositores en la sección de frutas y hortalizas. Además, el operador logístico se encarga de su gestión, lo cual evita al establecimiento tener que ocuparse de los envases y no se generan residuos. Por otra parte, se favorece la conservación del producto y que se mantenga en sus condiciones de higiene y frescura.

Para calificar un sistema de logística como más o menos sostenible qué parámetros se deben analizar (materiales que se utiliza, cómo se emplean y cómo se desechan…)

Cuando se busca optimizar el impacto medioambiental del embalaje, es importante considerar el ciclo de vida completo de ese producto, desde la extracción de las materias primas que se utilizan en su fabricación hasta su destrucción o eliminación, y no solo atender a una única característica del envase y/o a una sola etapa del proceso.

En este sentido, los análisis de ciclo de vida (ACV) ayudan a pasar de una visión centrada en una única característica medioambiental —por ejemplo, el material del que está fabricado el envase— a una visión completa. En el caso del material, el plástico ha sido tradicionalmente cuestionado por no ser biodegradable; sin embargo, si se analiza el ciclo de vida del envase de plástico, se comprueba, por ejemplo, su durabilidad y sus posibilidades de reutilización, lo que permite ahorrar recursos porque se necesita fabricar menos envases.

Así lo confirman estudios científicos como el antes mencionado del Instituto Fraunhofer de 2009 e incluso la UNEP, el programa de las Naciones Unidas para el medioambiente, así lo corrobora.

¿Cuáles son los hitos fundamentales de la asociación? ¿Y sus previsiones a corto y medio plazo?

Cuando nacimos, el reto estaba en transmitir a la distribución organizada las ventajas de este sistema de envases reutilizables, y lo hemos conseguido, ya que las principales cadenas de distribución, alrededor del 85 % en la actualidad, han implantado este modelo.

Desde Areco defendemos, apoyados por la Cátedra Unesco de ciclo de vida y cambio climático, y en concreto por su director, el profesor Pere Fullana, que nos asesora en este ámbito, la aplicación del Análisis del Ciclo de Vida (ACV) como el procedimiento más objetivo para analizar el impacto medioambiental de los productos y procesos para determinar cuáles son los más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. Es, por tanto, el ACV el que nos guía en la mejora de los procesos que intervienen es nuestro modelo de envases reutilizables.

En este sentido, hacemos llegar regularmente a las instituciones los estudios que se van generando sobre el tema.

En los últimos años la Comisión Europea nos ha dado la razón. La Directiva 94/62/CE relativa a envases y residuos de envases, modificada por las Directivas 2004/12/CE y 2005/20/CE, y reforzada por las nuevas propuestas de la Comisión Europea, establece la siguiente priorización en la gestión de los residuos de envases: prevención, reutilización, reciclaje, incineración y vertido. Esto supone un impulso notable a la economía circular, de la que ahora todo el mundo habla y que nosotros venimos defendiendo desde nuestros inicios.

A corto plazo, estamos promoviendo la realización de un estudio, el primero de estas características en España, que analice los impactos ambientales de los distintos sistemas de logística agroalimentaria en España, cuyos resultados conoceremos en los próximos meses.

Se trata con ello de que la elección de uno u otro tipo de logística, de uno u otro tipo de envases, se haga según criterios científicos probados, y no según creencias, muchas de ellas infundadas, sobre lo que es mejor o peor para el medioambiente.

About Alicia Rodríguez

Te puede interesar

Entrevista con Fabrice Beynet, director comercial de Coval

Todos conocemos la frase célebre de Henri Ford: “El cliente puede elegir el auto del …

Publicidad

Aspack
Pharmalog
Primera
Robatech
IMC
La-Parrilla
Liderpack
Northgate

Actualidad de la industria de las bebidas