Page 104

Anuario TPI 2016

esde hace aproximadamente tres años, para tener una radiografía del sector náutico que se ajuste a su realidad actual es preciso tener en cuenta una serie de marcadores que aunque todavía no hemos llegado a cuantificar, bien por su mayor influencia de un tiempo a esta parte o bien por su reciente aparición, están teniendo un claro protagonismo en la evolución de la actividad empresarial de la náutica de recreo. Y es que ya no podemos contemplar el mercado náutico sólo en términos de matriculaciones de barcos o de número de embarcaciones que constituyen la flota de recreo. En primer lugar, porque cada barco es en realidad una Pyme en la que confluyen una gran diversidad de actividades profesionales (construcción, reparaciones, mantenimiento, electrónica, acastillaje, seguros, consultoría…) con los consiguientes puestos de trabajo que generan y con su efecto indirecto en otros sectores económicos, en los que los usurario de la náutica también demandan productos y servicio (puertos, hostelería, restauración, transporte, etc.). Pero es que, además, todas esas actividades tienen hoy en día una clara componente de innovación que el mercado exige para que una marca náutica resulte competitiva. INNOVACIÓN Pues bien, la innovación, en cuanto al uso de materiales respetuosos con el medio ambiente o a sistemas de navegación eficientes, por poner sólo algunos ejemplos; es una de estas variables que deberemos medir de ahora en adelante para poner en valor el sector náutico mirando al futuro. Y, en segundo lugar, porque los usuarios están exigiendo cada día fórmulas más accesibles, tanto por su menor coste como por la facilidad para comprar, alquilar o compartir productos y servicios náuticos. En consecuencia, estas nuevas formas de consumo están siendo una oportunidad para muchas empresas del sector que están diversificando su negocio y también un lugar para el emprendimiento, especialmente en el ámbito de las ventas y el marketing online. EMPRENDIMIENTO Y aquí tenemos otra de las nuevas variables que sin duda deberemos incluir para medir el peso del sector náutico en nuestra economía: el emprendimiento. ¿Cuántos nuevos negocios vinculados al desarrollo de herramientas online se dedican ya a gestionar servicios náuticos en nuestro país? ¿Cuántas de las empresas del sector han creado una tienda online? Y es que detrás de estos nuevos canales de gestión hay profesionales que seguramente se hayan formado en otras disciplinas, que a priori no están relacionadas con la náutica, y que sin embargo han encontrado en ella una salida profesional. Precisamente, en relación con el emprendimiento, este año se han puesto en marcha dos iniciativas en las que ha aflorado el interés de los emprendedores por poner en marcha nuevos negocios y startups vinculados a la náutica de recreo. La primera tuvo lugar durante el pasado Congreso Náutico de ANEN, celebrado en el mes de marzo, donde se expusieron diferentes proyectos, con espacio para el networking. La segunda se ha desarrollado en el marco del Salón Náutico de Barcelona. Dos jornadas, organizadas por el Salón Náutico y ANEN, los días 13 y 14 de octubre, en las que han participado 15 startups náuticas que han dado a conocer sus proyectos, desarrollado relaciones con otras empresas del sector y han tenido oportunidad de acceder a un Foro de inversión. En definitiva… son nuevos tiempos para la náutica. �� 0pinión Nuevos tiempos para la náutica D 104 Carlos Sanlorenzo, secretario general de ANEN


Anuario TPI 2016
To see the actual publication please follow the link above