Page 34

Anuario TPI 2016

Jorge Cuartero, director general de ANMOPYC. emos llegado prácticamente a final de 2016 y España continúa sin una dirección clara, esperando que la situación política se estabilice definitivamente para tener cierta certidumbre a cerca de hacia dónde nos vamos a dirigir. Tras un año 2015 donde nuestro sector parecía haber recobrado algo el pulso, la falta de gobierno ha hecho que 2016 haya sido un año perdido en la tan anhelada recuperación de la economía española y de nuestro sector en particular. Sin embargo, según el Fondo Monetario Internacional el PIB crecerá un 3,1% este año y un 2,2% el siguiente, lo que la mantiene como la más dinámica de las grandes desarrolladas. El país se levantará a medida que lo haga la construcción. Este sector llegó a significar el 20 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB). Ha sido, junto al turismo, el mayor motor económico. Y no ha sido la causa de la crisis, la causa ha sido una evolución alocada que nos ha obligado a reajustar los sistemas. La construcción ha sido la víctima fundamental de la crisis, la gran perjudicada, básicamente por las necesidades de financiación. Si no se construye, se destruye o nos quedamos estancados. La sociedad tiene que construir para avanzar, de una manera u otra. Hoy, sólo la edificación, especialmente la residencial, parece mostrar signos claros de reactivación, aunque sigue a años luz de los valores de la burbuja inmobiliaria, unos niveles que, no obstante, nadie cree bueno recuperar. La gran asignatura pendiente es la obra pública. Las restricciones presupuestarias, obligadas por la contención del déficit, y el impacto en la población de los numerosos casos de corrupción ligada a esta actividad que han salido a la luz, mantienen el grifo prácticamente cerrado. Y la situación política, muy inestable e instalada en un largo periodo de provisionalidad, no ayuda. No por ello dejamos de mirar al futuro con esperanzas de que la situación se revierta y la primera parada en este largo camino hacia un sector estable está en Zaragoza, en Smopyc 2017, que nos mostrará una fotografía de cómo está el sector y la situación de la maquinaria de construcción en nuestro país. Hablando con unos y con otros, respirando el ambiente, viendo la afluencia de visitantes a la feria podremos tomar el pulso y hacernos una fotografía de la situación que viviremos en los próximos meses o años. Mientras esperamos el despertar de la economía nacional, el extranjero se convierte en el maná para las empresas españolas que desde ya hace unos años han decidido salir al exterior y competir sin miedos ni temores en el mercado global, un gran paso si miramos un poco atrás donde sólo unos cuantos se creían capacitados para hacerlo. Año a año la competitividad de nuestras empresas en el mercado global es mayor, y así lo reflejan las exportaciones que llevan varios años en números positivos, y eso pese a las administraciones que no pueden o quieren, ayudar tanto como quisiéramos y apostar definitivamente por el mercado exterior con ayudas a esas empresas que se recorren el globo paseando la marca España. La competencia es de lo más diversa desde grandes multinacionales con productos tecnológicamente muy desarrollados, pasando por productos chinos e indios, muy competitivos en precio. El mundo globalizado cada día es más competitivo y es por ello que España no debería permitirse descuidar la competitividad de nuestras empresas en el extranjero. En este punto podríamos hablar del Brexit y las consecuencias para las empresas exportadoras, el coste para la economía española y nuestro sector aún es incierto, pero con las fuertes restricciones que parecen plantear en los últimos días, todo hace prever que será mayor de lo esperado, otra piedra más en el camino. Es por ello que la labor de las asociaciones empresariales como ANMOPYC es cada día más importante. Aunando esfuerzos, poniendo en común el conocimiento y las experiencias conseguimos un tejido industrial más competitivo a nivel global y logramos que empresas españolas estén presentes en los principales proyectos de construcción y obras de infraestructuras en el mundo. �� 0pinión Incertidumbre H 34


Anuario TPI 2016
To see the actual publication please follow the link above