Page 49

Anuario TPI 2016

Lo más reseñable en este caso es el peso adquirido por la rehabilitación en el total de la edificación. En 2014, la restauración y conservación supuso un 56% del total del volumen de negocio del sector residencial, situación muy distinta a la del año 2007 cuando el porcentaje era de un 85,4%-14,6% en favor de la obra nueva. En este sentido, 2012 fue un punto de inflexión, año en el que por primera vez el peso de la rehabilitación en el volumen de negocio fue superior al de la obra nueva. No obstante, esta variación en la importancia que la rehabilitación ha adquirido para el conjunto del sector de la construcción residencial se explica fundamentalmente por el desplome de la obra nueva: desde el pico histórico alcanzado en el año 2006, cuando el volumen de negocio de construcción residencial de obra nueva superó los 133.000 millones de euros, el mercado ha perdido más de un 90% de su valor (ver gráfico 2). LA INVERSIÓN CRECE LIGERAMENTE La inversión actual en ampliación y reforma es similar a los valores de finales de los años 90. La inversión presupuestada en los visados de dirección para ampliación y reforma se situaba en el año 2015 2.465,2 millones de euros, un 28,4% más que en el año anterior y representando un 26,4% del total presupuestado en los visados de dirección de obra de vivienda. Sin embargo, continúa siendo una inversión baja comparados con los más de 3.900 millones presupuestados en 2007 para ampliación y reforma (entonces su peso sobre el total presupuestado para vivienda era del 7,4%). Más errático es el comportamiento de los datos de calilas 6.065, un 14,7% más que en el año anterior. Sin embargo, se trata de una cifra que queda lejos de las 23.128 licencias de rehabilitación alcanzadas en el año 2006, con un mercado que ha quedado reducida a la cuarta parte. Uno de los grandes cambios que ha traído la crisis es el mayor peso alcanzado por el sector de la rehabilitación, convirtiéndose en un auténtico balón de oxígeno para muchas empresas del sector. La brusca caída en el número de licencias de vivienda de obra nueva ha hecho que el porcentaje de las licencias de rehabilitación sobre vivienda de nueva planta haya variado de un 3% en 2007 a estar por encima del 15% en la actualidad (ver tabla 1). Evolución similar se observa en los datos de visados de dirección de obra. Tras alcanzar su máximo absoluto en el año 2000 con 59.152 viviendas para ampliación y reforma, un 10% de los visados de obra residencial, en 2015 se ha reducido a casi la mitad, 26.847, aunque el desplome en los visados de dirección de obra nueva hacen que en la actualidad su peso esté por encima del 35,1% (ver gráfico 1). A pesar de esta progresiva reducción en el número de obras de rehabilitación, estas han sido de mayor peso económico a la vista del volumen de negocio generado por este sector. Según la Encuesta de la Estructura de la Industria de la Construcción del Ministerio de Fomento, el volumen de negocio en restauración y conservación en edificación residencial en 2014 alcanzó los 16.547 millones de euros. Supone un retroceso del 2,6% respecto al volumen de negocio del año precedente, y está lejos de los más de 24.000 millones que alcanzó la facturación en este segmento del mercado de la edificación. 49 GRÁFICO 1 Fuente: Ministerio de Fomento


Anuario TPI 2016
To see the actual publication please follow the link above