Page 64

Anuario TPI 2016

MERCADO DE LA MINERÍA 64 ANEFA, el año 2015 se cerró con un ligero crecimiento de algo más del 4%, para un consumo total del entorno de los 95 millones de toneladas, pero con variaciones territoriales importantes y algunas Comunidades Autónomas todavía en decrecimiento. Se confirma así el cambio de tendencia y, tras 8 años de retrocesos muy importantes, el sector volvió a crecer, aunque los volúmenes de consumo sean todavía claramente muy insuficientes para poder hablar de recuperación, en un sector tan castigado por la crisis. Estas tendencias son muy similares a las registradas para los sectores afines. Para 2016, las noticias son contradictorias ya que el parón licitador de las Administraciones (-21,3% en 2015), en especial en obra civil, compromete las perspectivas de reactivación. Por otro lado, los indicadores relacionados con edificación (visados, viviendas iniciadas, precio de la vivienda, acceso a la financiación, etc.) están comportándose positivamente, lo que inducirá el alza de la demanda. También Eroconstruct estima que en 2016 debe significar un repunte de la construcción al +4,4% y un crecimiento del 4% en 2017 y del 3,3% en 2018. Sin embargo, el bloqueo de la situación política que se vive desde el 20D está teniendo una incidencia negativa que supera todas las previsiones, ya que está afectando tanto a las obras públicas – paralización de numerosas obras de la Administración Central, bloqueo financiero de las Comunidades Autónomas, paralización de la toma de decisiones en municipios –, como a la iniciativa privada, por incremento de las incertidumbres respecto a las expectativas económicas. Por lo tanto, a estas alturas del ejercicio, 2016 se vislumbra como un año perdido para la construcción y para todos los sectores industriales relacionados con esta actividad, que son las actividades económicas más castigadas por la crisis en España. �� situación del sector es "absolutamente crítica", ya que a las empresas que se encuentran ya en situaciones concursales o liquidación se une que las que quedan abiertas "están prácticamente sin actividad ante la falta de compra de carbón". Desde la patronal del carbón se dice que "parte de la culpa" de esta situación es de las eléctricas, "que apenas compran carbón", aunque para que esto se revierta hubiera sido necesario cumplir con la promesa de aprobar un mecanismo que incentivara el consumo de carbón autóctono. Porque nadie está pidiendo que se obligue a las eléctricas, se pide cumplir el acuerdo marco de la minería que recogía la adopción de una serie de incentivos para que resultara atractivo la compra de carbón autóctono. El problema es que no se está poniendo en marcha ese incentivo que haría atractivo a las eléctricas la compra de carbón. Las empresas que "sobreviven" lo están haciendo con las mínimas ventas de carbón a Endesa, EDP España e Iberdrola, ya que otras empresas como Gas Natural Fenosa o Viesgo no compran. La producción ya cayó en 2015 un 23%, con apenas 3,4 millones de toneladas, donde los datos del primer trimestre de 2016 también han sido sensiblemente inferiores a los del mismo periodo del año pasado. EL CONSUMO NACIONAL DE ÁRIDOS CRECIÓ LIGERAMENTE, POR PRIMERA VEZ DESDE 2007 El año 2015 ha tenido un sabor agridulce para las empresas del sector de los áridos, ya que las expectativas de crecimiento del consumo de más del 5% que se tenían al inicio del ejercicio y que parecía que se iban a confirmar, por la positiva evolución del primer semestre, han sufrido los efectos de un retroceso experimentado en los primeros meses de este segundo semestre, para mejorar levemente en noviembre y diciembre. Según las estimaciones de


Anuario TPI 2016
To see the actual publication please follow the link above