Page 74

Anuario TPI 2016

0pinión 74 Partiendo, como partimos, de niveles de actividad de construcción impropios de un país miembro de la Unión Europea y de una de las 20 principales econo - mías del Mundo, esta situación está tornándose muy grave y no cuenta con precedentes similares en Europa. En el Comité Económico de la UEPG se ha revelado que España es el único país importante de la UE que, con la tremenda caída experimentada (-80% acumulado y último país (de 39)) en consumo de áridos por habitante, no está ya sintiendo unos ciertos síntomas de que esté recuperando la senda del crecimiento o, al menos, estabilizando su situación. Nuestro sector ha ofrecido los productos de calidad requeridos por la sociedad, en los volúmenes que se han necesitado en cada momento, dimensionándose, en consecuencia, para acompañar e impulsar el desarrollo de la economía del país. Hemos sido, somos y seguiremos siendo un sector estratégico para el crecimiento de nuestro país. Por este motivo, las Administraciones deberían plantearse impulsar políticas que aseguren unos niveles mínimos y suficientes de actividad que permitan mantener el tejido industrial, integrado esencialmente por PYMEs. Además, las políticas de recorte de la inversión pública como palanca para el ajuste del déficit presupuestario han sobrepasado hace tiempo el umbral de la sostenibilidad, por lo que debe retomarse un mínimo de inversión que haga posible, al menos, el imprescindible mantenimiento de las infraestructuras existentes. En ese contexto, el futuro de cualquier profesión depende de su capacidad para anticiparse a las necesidades de la sociedad y de innovar de manera sostenible. Durante miles de años, los áridos de las canteras y graveras han construido los cimientos de los edificios y las infraestructuras. Se siguen necesitando millones de toneladas cada año para construir y mantener hospitales, escuelas, casas particulares, carreteras, ferrocarriles, canales de agua, presas y diques para protección frente a las inundaciones, regeneración de playas y protección de la costa. A pesar de la grave recesión que padece el sector, la Partiendo, como partimos, de niveles de actividad de construcción impropios de un país miembro de la Unión Europea y de una de las 20 principales econo mías del Mundo, esta situación está tornándose muy grave y no cuenta con precedentes similares en Europa industria de los áridos se está adaptando con dificultad a los nuevos retos económicos, ambientales y sociales. Por eso, la industria de los áridos debe continuar incrementando sus esfuerzos para lograr alcanzar una extracción y producción medioambientalmente avanzadas y eficientes en el uso de los recursos, buscando la mejora continua en materia de seguridad y salud, aplicando unas políticas de buena vecindad y ofreciendo oportunidades de empleo atractivas para la gente joven. Por ello, iniciativas como el Plan Estratégico 2012 – 2025 del Sector de los Áridos, plenamente vigente, o la Visión 2020 del Sector Europeo de los Áridos, deben ser las hojas de ruta para que las empresas, enfrascadas en su día a día, no pierdan la perspectiva global, y diseñen sus actuaciones orientadas a ese contexto futuro en el que esta actividad habrá cambiado sustancialmente, sin duda para mejor. ��


Anuario TPI 2016
To see the actual publication please follow the link above