Page 81

Anuario TPI 2016

En lo que se refiere al ámbito económico, APPA asegura que el pasado 2015 este sector aportó al Producto Interior Bruto 8.256 millones de euros, registrando una aportación fiscal neta de 1.090 millones y contribuyendo de manera positiva a mejorar la balanza comercial española en 2.511 millones. Asimismo, invirtió 230 millones en I+D+i, generó ahorros en el mercado eléctrico por valor de 4.180 millones, evitó importaciones energéticas por 2.353 millones, generó ahorros en derechos de emisión por 309 millones y empleó a 75.475 trabajadores. No obstante, cabe destacar que pese a que se haya dado un aumento en el PIB renovable, este hecho no significa que haya una recuperación del sector, ya que lo que realmente lo ha motivado han sido los altos precios que se dieron durante el pasado ejercicio en lo referente a la venta de electricidad en el mercado eléctrico. BALANCE DE LAS DIVERSAS TECNOLOGÍAS RENOVABLES El abanico que conforma el conjunto de fuentes renovables y que están presentes en el mix energético español es muy amplio. De tal forma, es importante asumir que las renovables contribuyen a la reducción de la dependencia energética del exterior y, en esta línea, en 2015 las diversas tecnologías renovables supusieron 75.475 puestos de trabajo y aportaron 8.256 millones de euros al PIB español. En primer lugar, la energía eólica ha visto como la potencia instalada ha permanecido estancada. En 2015 ningún MW eólico ha sido instalado en España, mientras que la cifra de instalaciones se sitúa en 1.357, el mismo que en los últimos años. Además, la energía vendida también ha disminuido, descendiendo la producción un 5’9 % en relación al 2014. Cabe resaltar en este ámbito que el sector de la minieólica sigue a la espera de un marco regulatorio especifico que lleve a cabo la promoción de su implantación, permitiendo de este modo su desarrollo. Asimismo, las barreras administrativas también han afectado al sector minihidraúlico, el cual lleva una década estancado y cuya paralización ha sido evidente. Por su parte, la geotermia ha vivido una desigual implementación, ya que mientras que la referente a la climatización (geotermia somera) ha avanzado de manera progresiva y continua, la relativa a la generación eléctrica (geotermia profunda), ha permanecido bloqueada como consecuencia de la reforma del sector eléctrico y la moratoria a las renovables. 81 Fuente: APPA.


Anuario TPI 2016
To see the actual publication please follow the link above