Page 82

Anuario TPI 2016

vienda construida y en el segmento relacionado con los Programas de Apoyo de las Comunidades Autónomas. Reflejo de ello es el paso de 193 millones de euros facturados en 2015 frente a los 204 millones en el año anterior. Finalmente, el mapa de centrales termoeléctricas en España ha permanecido inalterado, por lo que 2015 tampoco ha sido un buen año para esta alternativa renovable en la cual no se ha instalado nueva potencia solar. LAS ALTERNATIVAS MÁS BENEFICIADAS DEL SECTOR Si hay un sector que ha notado una mejora dentro del ámbito energético este ha sido el que abarca el biodiésel y el bioetanol, los cuales contribuyeron conjuntamente al PIB en 2015 con 487,2 millones de euros. En este sentido, se ha dado una continuidad a la tendencia creciente iniciada en 2014 y se ha alcanzado la segunda cifra más elevada de la serie histórica. En este marco, el progreso en dicho sector ha sido posible gracias a la aplicación de dos medidas de regulación: la asignación de cantidades de producción de biodiesel y la aplicación de derechos antidumping al biodiesel de Argentina e Indonesia, que provocó la caída de las importaciones. Por su parte, en lo que concierne al sector de la biomasa, su contribución para generación eléctrica ha supuesto un aumento de 13’5 % en relación al año anterior. Además, se ha extendido el uso de biomasa para generación térmica en el sector doméstico, lo que incluye calefacción y agua caliente sanitaria. �� MERCADO ENERGÍA Fuente: APPA. En otro orden de cosas, el crecimiento del sector de las energías oceánicas o marinas se ha ralentizado como consecuencia de la influencia directa del contexto económico, ya que la mayoría del empleo generado lo soporta la actividad del I+D+i. Sin embargo, los datos económicos referidos al PIB muestran un ligero crecimiento, y se ha visto una clara apuesta por las mejoras tecnológicas, el acceso a financiación y el respaldo tanto político como institucional. En lo que concierne a la energía solar, es importante diferenciar entre tres ramificaciones: fotovoltaica, térmica y termoeléctrica. La primera de ellas ha incrementado su aportación al PIB en un 4’1 %, sin embargo se trata de un sector que permanece estancado en nuestro país mientras que crece a nivel mundial, hecho que se refleja en la instalación de 51.000 MW. Por otro lado, la térmica cayó debido al descenso de la actividad en la nueva vi- 82 En 2015 las diversas tecnologías renovables supusieron 75.475 puestos de trabajo y aportaron 8.256 millones de euros al PIB español.


Anuario TPI 2016
To see the actual publication please follow the link above