Page 96

Anuario TPI 2016

Federico Esteve Jaquotot, presidente de Honor del Cluster Marítimo Español ras la implementación del nuevo Tax Lease que tan importante es para las actividades de Construcción Naval y Transporte Maritimo, se ha terminado con la amenaza de las devoluciones del sistema anterior. El nuevo sistema a pesar de no alcanzar las ventajas del precedente, se ha empezado ya a aplicar en más de una veintena de unidades. Por otra parte, desde el pasado año, ya se permite a las factorías de Navantia, combinar libremente la construcción naval civil y militar y aprovechar al máximo su competencia y prestigio técnico en este sector estratégico, lo que estoy seguro redundará en un mejor horizonte para nuestra construcción naval. Para una estimulación de la demanda interna con financiación a bajo coste sería interesante promover dentro de la banca española, la especialización en soluciones financieras para la construcción naval, actuando el ICO como dinamizador El 19 de junio de 2013, la Comisión aprueba las nuevas Directrices sobre las ayudas estatales de finalidad regional para el periodo 2014-2020, adoptándose el 21 de mayo de 2014, el Marco sobre ayudas estatales de investigación, desarrollo e innovación. Estas ayudas al sector naval, deberían tener un tratamiento específico, organizando en los organismos de la Administración orientadores sobre estas materias, como el CEDETI, departamentos específicos que asesoraran a nuestro sector marítimo para la obtención de dichas ayudas. FORMACIÓN La formación, especialmente de la Industria Auxiliar Naval, requiere programas específicos y una determinada especialización, que podría beneficiarse de programas de formación pluri-regionales. El anterior Marco de Ayudas Comunitario a la Construcción Naval reconocía esta especificidad del sector y durante su aplicación, el Fondo Social Europeo, vino disponiendo de fondos específicos gestionados por la Gerencia del Sector Naval, que permitió dar formación a una media de 25.000 trabajadores anuales. REPRESENTACIÓN DEL SECTOR Hoy en día, en España, se carece de una verdadera patronal, con masa crítica amplia que agrupe a todos los astilleros, públicos (ahora que se les permite la actividad militar y civil) y privados y a la Industria Auxiliar Naval (esencial al transformarse la Construcción Naval en una industria de síntesis). El sector se encuentra con un grave problema de representación a nivel nacional e internacional que lastra su crecimiento. Una Asociación Española de astilleros e industria auxiliar, podría actuar como dinamizador y gestor de las ayudas horizontales y ayudaría a aprovechar las sinergias en técnicas de producción, formación de la industrias auxiliar común, ayudas horizontales etc., entre los astilleros públicos y privados. La construcción naval europea, sin embargo, ha creado SEA EUROPE una Asociación que incorpora a los astilleros, la industria auxiliar y suministradora. Además, actualmente nuestros astilleros privados, no están estableciendo programas de colaboración tecnológica con terceros países, que les abra nuevos mercados, lo que también podría potenciarse a través de esta nueva patronal. Estos astilleros están focalizados, a día de hoy, en la construcción de pesqueros y en la reparación naval.�� 0pinión Visión sobre las necesidades del sector naval T 96


Anuario TPI 2016
To see the actual publication please follow the link above