Page 98

Anuario TPI 2016

ras un 2015 en el que la mejora de la economía parecía indicar un cambio de tendencia respecto a los peores años de la crisis financiera internacional, 2016 no ha cumplido las expectativas y el crecimiento económico, y con él, el comercio y la demanda de transporte marítimo están mostrando un claro estancamiento. En el ámbito nacional, por el contrario, la recuperación hasta ahora parece seguir siendo firme. El FMI, en la última actualización, de principios de octubre, de sus Perspectivas de la Economía Mundial, prevé para España un crecimiento del PIB del 3,1% en 2016, un 0,5% más que la previsión que adelantaba en enero y que acaba dando la razón al gobierno español. Este crecimiento que duplica el de la media de las economías avanzadas. La mejora parece reflejarse en menor medida en el tráfico marítimo nacional. Los últimos datos de Puertos del Estado sobre tráfico portuario en los puertos españoles indican que, entre enero y agosto se movieron 338 millones de toneladas, un 1,9% más que en el mismo periodo de 2015, y los datos de agosto indican una tendencia a un crecimiento incluso menor. El comercio portuario total a final de año estará seguramente cerca de 500 millones de toneladas, en línea con el pasado año. FLOTA DE PABELLÓN ESPAÑOL Es buena noticia para la flota mercante española el regreso del pabellón español a la “Lista Blanca” del Memorándum de París sobre control por el Estado del puerto, desde el pasado 1 de julio de 2016, tras un año en la lista gris, si bien es cierto que su permanencia se hace cada vez más complicada por el descenso de la flota de pabellón español. Durante los primeros 9 meses de 2016, el número de buques inscritos en el REC no ha variado y se mantiene en 114, mientras que el tonelaje ha aumentado un +4,5% en GT y un 5,4% en tpm, gracias a la incorporación, a finales de septiembre, de un gasero LNG de gran porte de nueva construcción. Esta última incorporación, y la de otro metanero prevista para finales de año, permite prever una recuperación del tonelaje de la flota de pabellón español, tras un periodo de 9 años de continuos descensos. Entre enero y septiembre de 2016, los armadores españoles incorporaron a sus flotas 10 buques, pero solo 3 de ellos fueron al pabellón español. Además, un buque de la flota controlada se reabanderó en Canarias, frente a 2 abandonos hacia registros comunitarios. Todo ello demuestra que el REC sigue presentando serios inconvenientes, tanto en el ámbito laboral como técnico, que lo hacen poco atractivo para los armadores frente a otros registros europeos como el de Madeira, que ha multiplicado por 4 su tonelaje en apenas 3 años. CONSTRUCCIÓN NAVAL También el sector español de la construcción naval mejora. Según datos del Ministerio de Industria, los astilleros españoles contaban, a 30 de junio de este año, con una cartera de pedidos de 59 unidades que totalizaban 530.690 GT (frente a 43 unidades con 207.561 GT un año antes). Aunque los buques mercantes de transporte suman sólo 10 de estas 59 unidades en cartera, suponen casi el 70% de las GT y el 41% de las CGT, con 5 petroleros, 2 buques de carga general y 3 buques de pasaje. Además en la cartera de pedidos hay 8 pesqueros y 41 buques dedicados a actividades diversas (remolcadores, investigación oceanográfica...). En resumen, a pesar de la incertidumbre internacional, en España, por lo menos a corto plazo, hay perspectivas de una paulatina recuperación del sector marítimo gracias, en gran parte, al esfuerzo e inversión de nuestros armadores. Aún así, sigue siendo fundamental un esfuerzo conjunto del sector naviero y la Administración para invertir la negativa tendencia de la flota mercante nacional, para lo cual es fundamental devolver la competitividad del Registro Especial de Canarias. �� 0pinión Panorama actual del sector marítimo español y perspectivas a medio plazo T 98 Manuel Carlier, director general de ANAVE


Anuario TPI 2016
To see the actual publication please follow the link above