PremiosCOM
Últimas noticias

¿Es la infraestructura convergente la respuesta a los retos actuales de los centros de datos?

jeroelavnetPor Jeroen van Es, director general Avnet Technology Solutions Iberia

Las arquitecturas definidas por software cuentan con todo el potencial necesario para resolver importantes problemas y carencias en las infraestructuras de TI tales como la necesidad de una mayor flexibilidad, agilidad y una cada vez mayor presión de costes, pero para su adopción plena todavía faltan algunos años, sobre todo en áreas como los centros de datos, donde en los últimos años hemos visto como se han realizado importantes inversiones en equipos.
Es por ello que debemos preguntarnos qué es lo que los equipos de TI de las empresas pueden y deberían hacer para que las infraestructuras en sus sedes estén optimizadas, y sean más ágiles y eficientes en costes, sin verse forzados a lanzarse sin remedio a implementar la nueva generación de soluciones definidas por software. En Avnet creemos que la respuesta  la tenemos a nuestra disposición en las infraestructuras convergentes.

¿Qué es una infraestructura convergente?
El centro de datos tradicional está formado por silos, con cada aplicación corriendo en su propio servidor, y disponiendo de su propio almacenamiento y pila de red, y a menudo con equipos de fabricantes diferentes. El suministro, despliegue y gestión del hardware para cada nueva aplicación exige una importante cantidad de recursos, lo que en la práctica significa reducir la respuesta y la eficiencia, con una creciente complejidad y costes adicionales.
Mientras que en la última década la virtualización ha ayudado a incrementar la eficiencia y las tasas de utilización, al mismo tiempo que ha contribuido a reducir los costes, más recientemente estas mejoras no han sido capaces de compensar el aumento en costes relacionados con las TI ni las presiones sobre existentes sobre el rendimiento.

En una solución de infraestructura convergente, que alguna vez recibe el nombre de sistema integrado, la computación, el almacenamiento y los sistemas de red de diferentes fabricantes, son reunidos en una solución única. Todos los componentes individuales son diseñados y pre configurados para trabajar juntos y, además, tener en cuenta las necesidades de nuestro centro de datos.
Al poder contar con una sencilla solución preconfigurada, y en algunas ocasiones habiendo tenido en cuenta unas aplicaciones concretas ya instaladas con anterioridad, los equipos de TI pueden optimizar la contratación, despliegue y operación de nuevo hardware, reduciendo tiempo y costes en el proceso.
Estos recursos convergentes llegan a las instalaciones del centro de datos completamente virtualizados, combinados y preparados para ser gestionados desde un único interfaz. Este planteamiento permite incrementar los ratios de uso por encima de los que la virtualización por sí misma podría llegar a ofrecer, al mismo tiempo que se consigue reducir la complejidad y los costes de mantenimiento ya existentes.

Según los analistas de IDC, el mercado ha respondido muy favorablemente a las arquitecturas convergentes/integradas: “un número creciente de organizaciones por todo el mundo están dirigiendo su interés hacia los sistemas integrados como modo de enfrentarse a viejos retos de la infraestructura”, ha llegado a reconocer Eric Sheppard, director de análisis del área de almacenamiento de IDC. “Esto explica el alto crecimiento que dentro del amplio mercado de infraestructuras han tenido estas soluciones”.

Un magnífico ejemplo de estas infraestructuras convergentes lo encontramos en VCE, que dio sus primeros pasos como una colaboración entre el almacenamiento de EMC, el networking de Cisco y el software de computación y virtualización de VMware.
Gartner sitúa a VCE, Cisco-NetApp y Oracle como líderes en el cuadrante mágico de infraestructura convergente, un mercado que está creciendo a ritmos del 20% anual y donde la competencia se ha vuelto cada vez más reñida gracias a empresas como Teradata, HP, IBM y otras muchas.
Con un modelo de infraestructura convergente cogiendo ritmo, algunos fabricantes han dado un paso adelante con lo que se conoce como “arquitecturas híper convergentes”.
En lugar de reunir hardware de diferentes vendedores, las soluciones híper convergentes se construyen sobre el hardware de un único proveedor, combinando núcleos de computación superdense core, almacenamiento all-flash y networking definido por software, todo ello en un único dispositivo.

Gracias a la integración de estos equipos en el dispositivo híper convergente, se consigue ofrecer densidades de computación, rendimiento y otros beneficios que no son posibles en una arquitectura tradicional, como por ejemplo:
–    Reducción de la complejidad TI,
–    Incremento en los ratios de utilización,
–    Incremento de la agilidad y del nivel de respuesta,
–    Reducción en el consumo eléctrico y en el espacio necesario para los equipos,
–    Menores costes de suministro, despliegue y gestión,
–    Mejora en el rendimiento de las aplicaciones, y
–    Menores costes de mantenimiento.

Mientras que mercado convergente cuenta con la presencia consolidada de muchas de las marcas más conocidas, el novedoso mercado híper convergente es campo para la aparición de nuevas marcas cuyo innovador modelo ha atraído el interés de los inversores de capital riesgo.

Las soluciones de convergencia o híper convergencia son soluciones que merecen por nuestra parte atención si nuestras empresas necesitan:
–    Reducir o contener el gasto en TI en instalaciones ubicadas en nuestra propia sede,
–    Responder a las cambiantes necesidades de nuestro negocio,
–    Evolución con el cambio de tendencias en las TI.

En un sentido amplio, las infraestructuras convergentes podríamos considerarlas como una evolución lógica de la virtualización, aportando mejoras en el uso y en la eficiencia, y que nos permiten aprovechar las inversiones que hemos realizado hasta el momento.
Hasta que los centros de datos definidos por software sean una realidad, las soluciones de infraestructura convergente e híper convergente ofrecen una excelente oportunidad para mejorar la flexibilidad y el perfil de gasto de nuestros centros de datos sin la necesidad de desperdiciar las inversiones que hayamos realizado en ellos.

Acerca de ProfesionalesHoy (5242 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy

Actualidad del mundo de la electrónica