lunes , 10 agosto 2020
Genie BYG

España invierte en conservación la mitad que los países de su entorno, según un informe comparativo

La Asociación de Empresas de Conservación y Explotación de Infraestructuras (Acex) ha presentado los resultados del informe sectorial «Conservación de carreteras en España. Comparativa con Alemania, Francia, Italia y Reino Unido», que analiza las metodologías y prácticas existentes en conservación y explotación de carreteras en estos cinco países.

Según este informe, España es el país que menos invierte en conservación en su red de carreteras, con una media de 22.489 euros por kilómetro, mientras que Italia, el siguiente en menor inversión, destinó casi el doble, 41.537 euros por kilómetro. Cifra que, como recordó el presidente de Acex, Jorge Enrique Lucas Herranz, durante la presentación del informe, “es muy inferior al presupuesto destinado a conservación del 2% del valor patrimonial recomendado preconizado por el Banco Mundial”.

Entre las conclusiones extraídas del informe, Herranz destacaba la heterogeneidad de los datos y la falta de homogeneidad en la terminología, la variedad en los modelos de organización y tipos de contratos, la preocupación creciente por el estado de las carreteras en los cinco países y la falta generalizada de inversión en conservación, especialmente a raíz de la crisis de 2008. No obstante, el responsable de la asociación destacaba que se trata “del primer informe de este tipo que se hace en España de este tipo. Para los que nos dedicamos al mundo de la conservación es algo muy positivo”, si bien a raíz de los resultados puso de relieve su preocupación ante una ausencia de inversión que “pone en riesgo la movilidad de los usuarios”. Asimismo, puso al ejemplo de Alemania, “país que ha tenido una tendencia creciente que debería replicarse en el resto de países”. En este sentido, Alemania ha pasado de destinar a conservación el 46% de la inversión total en carreteras en 1992, al 56% en 2003, para saltar hasta alcanzar el 70% en 2016; en España, “en el mejor de los casos llegamos al 50%, y ahora estamos rondando el 40%”, advertía Pablo Sáez, director general de Acex.

Luces y sombras en Europa

El propio Pablo Sáez fue el encargado de desarrollar los resultados en cada país y las conclusiones de este estudio comparativo, que, como recordaba el director general, para Acex tiene un significado especial: “este año es el 25º aniversario de esta asociación y queríamos poner en valor lo que se está haciendo en comparación con otros países de nuestro entorno”.

En Alemania, Sáez destacó que el mantenimiento se lleva a cabo a cabo por las autoridades administrativas de carreteras salvo en el Estado de Turingia, modelo que parece que se va a extender. El peaje tradicional ha desaparecido y han pasado a un peaje por uso, basado en la distancia y cobrado por el Estado. Este hecho marca su capacidad inversora, que no existe en otros sitios.

En el caso de Francia, la conservación también se realiza con medios propios y con colabroaciones puntuales de empresas privadas. Además, hace uso de los Indicadores Claves de Rendimiento (KPI), aunque para Sáez que “no creemos que sea el modelo ideal”. Además, se detecta un empeoramiento en el estado del firme del 10% entre el año 2007 y 2016. Hecho que el informe achaca en buena medida al proceso de descentralización iniciado en el año 2006, que está coincidiendo con un aumento del gasto y deterioro del estado de la red.

El modelo de conservación de carreteras en Italia tuvo su punto de inflexión a raíz de la tragedia del colapso del puente Morando, en Génova, en agosto de 2018. Allí se debate si el mantenimiento debe tener un carácter preventivo contra un carácter reactivo, cuando la norma técnica habla de conservación ordinaria versus extraordinaria. Además, el estudio comparativo destaca la poca transparencia tanto en inversiones como en el estado de conservación.

Por último, en Reino Unido la Ley de Carreteras del año 1980 ya establece los principales deberes de las autoridades de carreteras, que contemplan el mantenimiento de la red, y garantiza la defensa de los usuarios contra cualquier posible negligencia en el mantenimiento. También se utilizan los Indicadores clave de rendimiento (KPI). No obstante, desde Acex insisten en que no se trata de un modelo comparable ya que la Highways England no publica un desglose equiparable al resto de países.

España: aprobado en transparencia, suspenso en conservación

Uno de los aspectos en los que España sale más favorecida en la comparación tiene que ver con el grado de transparencia a la hora de acceder a los datos, que tienen como fuente el anuario que publica el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Sin embargo, las buenas noticias casi se reducen a este hecho, ya que, como se señaló anteriormente, el nivel de inversión en conservación es la mitad que el del resto de países comparados: España apenas supera los 20.000 euros por km mientras que el resto superan los 40.000 euros.

“Si uno recorre una carretera española o una carretera de estos países no diría que invertimos la mitad. Por ello debemos hablar del milagro de conservación de las carreteras españolas”, manifestaba Pablo Sáez, que explica este “milagro” en base a tres elementos: la calidad de la ingeniería y de nuestros ingenieros, la “excelente” normativa que tenemos en trazado, diseño, refuerzos o especificaciones técnicas, y contar con un sector específico y profesionalizado. “De todos los países analizados, somos el único que tiene un sector específico dedicado a la conservación y la explotación”, recalcaba el director general de Acex.

“Nos estamos jugando mucho, nos estamos jugando el futuro –advierte Sáez-. Estamos jugando con fuego, y desgraciadamente nos podemos quemar. Tenemos una red madura y un nivel de tráfico importante. Corremos el riesgo de empeorar la movilidad, disminuir la seguridad, empeorar la competitividad de nuestra economía y de hipotecar el futuro de las nuevas generaciones”.

La actual crisis por la pandemia de la Covid-19 no parece augurar un buen futuro a corto plazo para las inversiones en conservación. Preguntado por ello, Pablo Sáez señalaba que “no me extrañaría que la inversión en general se viese mediatizada por el Covid, y que las carreteras también se viesen mediatizadas por este hecho. Mi esperanza es que la conservación no se vea afectada por ello. Yo le pediría a quien tiene que meter la tijera que mire para otro lado, porque estamos al 50 % no de lo deseable, sino de lo que invierten otros países”.

Pablo Sáez concluyó su intervención recordando las fortalezas del modelo español: “Es importante abordar la conservación de forma profesional. Tenemos un modelo excelente en España, y aunque tenemos que seguir avanzando, pero ya les gustaría a los demás países es tener un modelo como el nuestro”.

About Lucas Manuel Varas Vilachán

Responsable del Área de Infraestructuras de Grupo TPI.

Te puede interesar

AECE participa en el acto de homenaje de Estado a las víctimas del COVID-19

AECE se encuentra representada por su secretario general, Juan Pablo Viniegra, que representa también a la Alianza Eleva como miembro de su comité de dirección.

Publicidad

Cydima JCB
La-Parrilla

Actualidad de la obra pública

Actualidad del sector del garden y la jardinería

Actualidad del sector energético