Schneider’

Premios NAN 2019

Home / Arquitectura-sec / Alternativas sostenibles al césped en viviendas privadas

Alternativas sostenibles al césped en viviendas privadas

TEXTO: Daniel Valera. Dstudio. @DstudioDValera

Las praderas de césped siempre han sido una buena opción para decorar nuestros jardines. Refrescan el ambiente en los calurosos días de verano y proporcionan una superficie perfecta para que los niños jueguen y corran con una erosión mínima. Sin embargo, las condiciones necesarias para que una buena pradera de césped prospere son en ocasiones poco sostenibles. Los altos niveles de riego que requieren unido a drenajes poco eficientes, hacen que las praderas tenga siempre un grado de humedad que las hace poco funcionales.

El alto consumo de agua y los costes en mano de obra suponen un factor que también influye a la hora de optar por este tipo de superficies, por lo que cada vez más usuarios acuden a paisajistas para que valoren distintas alternativas para mejorar estos parámetros sin mermar la estética del jardín. Pero ¿qué puede hacer un paisajista frente a esta disyuntiva? Está claro que las praderas de césped aportan ventajas difíciles de superar por otras superficies pero un buen proyecto de paisajismo puede ofrecer todo tipo de alternativas.

Uso de áridos y gravas

Piedras y áridos de distintas granulometrías pueden sustituir, al menos en algunas zonas, la implantación de costosas praderas de césped. Se pueden crear multitud de texturas y patrones de color, y podemos diseñar patrones geométricos o más orgánicos. Es importante que en la medida de lo posible la grava proceda de una cantera próxima a la obra para disminuir el consumo de CO2 del transporte, y siempre que procedan de canteras legales y gestionadas de manera sostenible. Los jardines de estilo oriental son un claro ejemplo del uso de este tipo de materiales inertes aunque en Japón no lo utilizan para reducir el coste de mantenimiento del jardín y el consumo de agua, sino para reproducir la naturaleza dentro de los jardines ornamentales. El césped artificial El mayor error que puede cometerse a la hora de diseñar con césped artificial sería intentar copiar una pradera natural con un elemento que no deja de ser una moqueta de exterior. Existen muchas marcas y precios en el mercado y aunque lo que el usuario más valora es la apariencia, se deben tener en cuenta otros parámetros como la longitud y sección del pelo o el número de puntadas de cada modelo. Además, no se debe olvidar que una pradera artificial conlleva una serie de acciones de mantenimiento que se deben de tener en cuenta dentro del calendario de mantenimiento del jardín.

Otras plantas tapizantes

Es necesario tener buenos conocimientos técnicos y botánicos para jugar con tapizantes dentro del diseño de un jardín. Aunque son poco conocidas por el gran público, algunas plantas nos permiten trabajar a ras de suelo sin caer en la problemática de las praderas de césped. Dentro de las variedades de césped, existen mezclas de semillas que mejoran los rendimientos de consumo de agua, por ejemplo en algunas zonas de España el uso de gramas está más extendido, aunque en la mayoría de casos es una textura poco fina y tiene pocos seguidores; además en invierno pierde tono y pocos usuarios son capaces de entender esa evolución de color a lo largo del año. Definir la mezcla perfecta de las distintas especies de semilla que conforman una pradera de césped es un trabajo duro que un paisajista siempre estudia antes de programar la plantación en un jardín. Fuera del abanico de las monocotiledoneas (plantas de hoja estrecha) un paisajista puede proponer distintas alternativas de tapizantes. El uso de lipia (Lippia nodiflora) cada vez está más extendido. Se trata de una planta de hoja ancha (dicotiledonea), de muy rápido crecimiento a plena exposición al sol y de rendimientos de consumo de agua inmejorables. La lipia crece de forma horizontal por lo que no es necesario pasar la máquina cortacésped. De floración muy copiosa, sobre todo en zonas con plena exposición, tolera el tránsito y crea texturas realmente sorprendentes dentro del jardín. Al ser invasiva por su rápido crecimiento será necesario delimitar su radio de acción mediante el uso de contenciones superficiales ya que no tiene un sistema radicular muy profundo y sin embargo es una planta que es capaz de trepar ligeramente sobre cualquier obstáculo que se encuentre en su camino.

Suscrbete

About ProfesionalesHoy

Equipo editorial de ProfesionalesHoy

Te puede interesar

Smart City Expo, BBConstrumat y Piscina & Wellness, eventos hacia el residuo cero

Con el asesoramiento de la consultora Lavola, los salones aplicarán criterios de economía circular para minimizar el impacto medioambiental que provoca su actividad.

Publicidad

Hoppe

Construmat

Baumit

Helske

Northgate

Salamander

Finsa
Vaillant
Saint Gobain
Schreder
Actis
Cupastone

Schindler

La-Parrilla
Iguazuri
Etanco

Actualidad sobre eficiencia y recursos energéticos

Actualidad sobre paisajismo y jardinería

Actualidad sobre la obra pública