PremiosNAN2018

Home / A Fondo / BIG rompe los esquemas del skyline newyorquino

BIG rompe los esquemas del skyline newyorquino

Entre un mar de imponentes y muy diversos edificios, es difícil diferenciarse dentro del singular horizonte que configura la ciudad de Nueva York. Bjarke Ingels lo ha conseguido con un bloque piramidal en el que un típico patio europeo se integra en un tradicional rascacielos americano.

Fotografías: ©Iwan Baan

Desde hace apenas un año, Nueva York luce el primer proyecto del estudio danés BIG (Bjarke Ingels Group) en la ciudad que nunca duerme. Encargado por la Organización Durst, VIA 57 West se eleva 137 metros sobre el sustrato newyorquino albergando un total de 709 unidades residenciales en un híbrido entre un bloque perimetral europeo y un rascacielos americano. Casi una manzana completa en la esquina de la calle 57 Oeste y la autopista West Side Highway ocupa este tetraedro plateado en el que, en función de donde se coloque el espectador, se aprecian diferentes cambios en lo que se refiere a su volumen. En este sentido, desde el oeste se podrá admirar un paraboloide hiperbólico, mientras que si se observa desde el este, el público será testigo del alzamiento de una fina aguja.

Hasta 77.100 metros cuadrados y 32 pisos componen este rascacielos residencial a orillas de Manhattan que incluye un sugerente programa cultural y comercial a nivel de la calle y el segundo piso. En esta línea, los niveles más bajos de este edificio gozan de una gran conexión con el patio interior, accediéndose al mismo a través de una gran escalera que conecta el vestíbulo con el mismo.

“Hasta 32 pisos y 709 unidades residenciales componen este edificio piramidal a orillas de Manhattan”

Por su parte, entre las instalaciones de las que pueden disfrutar los huéspedes de esta torre piramidal, cabe destacar salones y espacios orientados a la celebración de eventos, un simulador de golf, una sala de proyección de películas, una piscina, una cancha de baloncesto o un gimnasio. Todas estas comodidades están construidas en torno al patio con el objetivo de alcanzar una mayor interacción física y visual entre el interior y el exterior. Con respecto a los niveles superiores, los apartamentos se reagrupan en espina de pez, lo que permite que las habitaciones dispongan de grandes terrazas orientadas hacia las mejores vistas del río Hudson y posean una gran iluminación natural. De este modo, la pronunciada pendiente de la cubierta permite generar una transición de escala entre las estructuras más bajas situadas al sur y las torres altas al norte y al oeste del terreno.

Una clara inspiración escandinava

Si nos detenemos a analizar el interior del inmueble, se aprecia una mezcla entre la sensibilidad moderna del material clásico escandinavo con materiales locales de la cuidad estadounidense, como es el caso de la madera de roble empleada en los armarios o la porcelana blanca empleada en la configuración del baño.

“Ajeno al ambiente caótico de la Gran Manzana, VIA 57 West dispone en su interior un jardín de 2.000 metros cuadrados”

Asimismo, los espacios destinados a los eventos cuentan con la silla Via57, diseñada de manera exclusiva entre BIG y KiBiSi para la marca danesa Republic of Fritz Hansen. A ello cabe añadir que el sello danés está presente en la fachada norte del edificio a través de una serie de balcones girados en un ángulo de 45 grados, tal y como se aprecia también en diseños anteriores como las VM Houses, en el barrio de Ørestad de Copenhague.

Un oasis urbano

Ajeno al ambiente caótico de la Gran Manzana y el trasiego continuo de taxis amarillos, VIΛ 57 West dispone en su interior un singular y llamativo jardín de 2.000 metros cuadrados diseñado por el estudio de paisajismo Starr Whitehouse e inspirado en el clásico oasis urbano de Copenhague. Para hacerse una idea de la dimensión del mismo, este patio es 1.500 veces más pequeño que Central Park, contando con casi un centenar de árboles y 47 especies de vegetación autóctona.

FICHA TÉCNICA

Localización: W 57th St, Nueva York, Estados Unidos

Socios a cargo: Bjarke Ingels, Thomas Christoffersen,Beat Schenk

Arquitecto de proyecto: David Brown

Altura: 137 metros

Área: 77100 metros cuadrados

Cliente: Organización Durst

BIG en la Gran Manzana

West 57 es el primer proyecto de Bjarke Ingels en la ciudad de Nueva York. El arquitecto danés, que estudió en la en Royal Academy en Copenhague y en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona, se estrena en la metrópoli estadounidense con esta rompedora obra. De 1998 al 2001 trabajó para OMA (Office for Metropolitan Architecture) y directamente para Rem Koolhaas, en Rotterdam.

Fundado en 2005 en Copenhague, el estudio BIG llevó a cabo su primer edificio residencial en Orestad (Dinamarca), abriendo su sede en Nueva York en 2010. Dentro de cartera, son reseñables proyectos como el National Art Gallery of Greenland en Nuuk, las oficinas de la Shenzhen Energy Company (China) y el Kimball Art Center en Utah (Estados Unidos).

Pincha en las imágenes para verlas a tamaño completo

About Laura García-Barrios

Coordinadora Editorial NAN Arquitectura y Construcción

Te puede interesar

Carmen Pinós, primera española en diseñar el prestigioso MPavilion en Australia

El MPavilion 2018, diseñado por la arquitecta barcelonesa Carme Pinós, de Estudio Carme Pinós, se ha inaugurado en los Queen Victoria Gardens de Melbourne con la presencia de la arquitecta, de Naomi Milgrom y de las  principales autoridades locales.

Publicidad

Actualidad sobre eficiencia y recursos energéticos

Actualidad sobre paisajismo y jardinería

Actualidad sobre la obra pública