Schneider’

Home / AA En Portada / El Hospital de Manta de PMMT, uno de los centros sanitarios más innovadores del panorama internacional

El Hospital de Manta de PMMT, uno de los centros sanitarios más innovadores del panorama internacional

El nuevo hospital de Manta, ciudad situada en la costa de Ecuador, es el tercer centro sanitario que PMMT Arquitectura, con sede en Barcelona y Madrid, ha construido en este país. Con sus más de 24.000 m2, ofrece servicio a los 200.000 habitantes de la ciudad de Manta, y se ha convertido en todo un referente en el sector, al dotarlo de medidas de accesibilidad universal para hacerlo inclusivo, al adaptarse al sistema de diseño paramétrico que le otorga una gran hiperflexibilidad en sus usos, y por su estructura y fachada sismo resistente. Estos aspectos lo convierten en uno de los hospitales más innovadores a nivel internacional.

En 2016, la provincia de Manabí sufrió un terremoto devastador que destruyó el antiguo hospital de Manta por completo. Ante la gravedad del contexto, se requirió la construcción de un nuevo equipamiento en la mayor brevedad posible y muy eficiente. Por ello, se optó por edificar un centro siguiendo los parámetros del Fluid Hospital, una metodología creada y desarrollada por PMMT Arquitectura.

Anteriormente, PMMT, referente en arquitectura sanitaria, ya había construido otros dos hospitales en Ecuador, los de las ciudades de Machala (2016) y Puyo (2013). Ambos, edificios que también precisaron construirse en un plazo muy breve –menos de un año desde el inicio hasta la finalización de la construcción– y con un presupuesto ajustado.

El método de trabajo consiste en definir aquellos parámetros que, correctamente combinados, garantizan el buen funcionamiento del edificio así como la adaptación a futuros cambios: se han parametrizado la organización y ubicación de los pasillos en función de su uso, la métrica de la trama y de los bloques, la modulación de fachada, las estrategias para las futuras ampliaciones, los viales, ubicación y jerarquización de los accesos, y la localización de las galerías de instalaciones, así como otras reglas imprescindibles para el inicio de la obra.

Por otro lado, el hospital de Manta incorpora una estructura capaz de resistir los seísmos con criterios más allá de la norma: se ha diseñado una fachada capaz de reducir al mínimo los desperfectos que puedan herir a la gente o que dejen al hospital sin funcionamiento. Se ha implementado un sistema articular para que la totalidad de los esfuerzos que se producen en la estructura no se transmitan a la fachada y a las carpinterías, buscando que sean absorbidos con sistemas de muelles y sistemas flexibles entre los diferentes elementos. Y la utilización del policarbonato ha dado como resultado una fachada ligera, de altas prestaciones, capaz de resistir un terremoto mediante la tecnología de las uniones.

A nivel formal, destaca el color blanco que define la piel de todo el edificio, y que contrasta con el cromatismo de la arquitectura local. Además, la imagen ortogonal de la trama ordena los espacios en planta: el hospital está distribuido en amplios pasillos generales de circulación y áreas de espera abiertas. Los distintos accesos enfatizan su implantación y permiten disfrutar de cuatro fachadas orientadas de forma cartesiana. El edificio, con sus grandes prismas horizontales perforados por patios, es un espacio modulable, extrovertido, moldeable, fluido, flexible, intercambiable, policéntrico, sectorizado y funcional.

Por último, la innovación que la metodología Fluid Hospital otorga al hospital de Manta, entre otros reconocimientos, recientemente le ha proporcionado al centro una Mención en los premios BBConstrumat 2019. El certamen ha querido premiar la apuesta del estudio PMMT Arquitectura de situar todos estos innovadores parámetros constructivos al servicio de las personas.

Claves arquitectónicas del Hospital de Manta

Modulable. A nivel constructivo usa un único módulo básico de 7×7 m, que se articula según el nivel de accesibilidad de los diferentes servicios, situando de abajo a arriba las áreas más restringidas, las ambivalentes y las públicas. Estas zonas se conectan perpendicularmente por amplias “calles cubiertas”. Asimismo, hay un gran paseo exterior que discurre en perpendicular a la entrada norte, y que recoge al personal/pacientes de los respectivos aparcamientos. El resto de la parcela se ajardina utilizando el mismo esquema que la zona construida.

Extrovertido. Abierto a la luz mediante grandes ventanales y patios interiores, las fachadas son tratadas como barrera a las condiciones hostiles del entorno (viales, climatología…), cerrándose en dirección este y oeste y abriéndose a orientaciones más favorables de norte y sur, permitiendo una óptima ventilación.

Moldeable. Los pasillos se ensanchan hasta formar las salas de espera, zonas de paso, de conexión, patios… desapareciendo la división entre áreas de circulación y las de estancia y trabajo.

Fluido. El visitante es el que organiza el espacio y los ventanales de accesos y patios interiores funcionan como reclamo. Al mismo tiempo las paredes de distintos colores definen de una manera topográfica, más que gráfica, el tipo de área funcional.

Flexibilidad tipológica. La extrema parametrización de todas las partes y sistemas del hospital da un paso más allá a nivel de flexibilidad: se puede girar o invertir la distribución de las distintas áreas e incluso permutar la mayoría de las zonas. Esta versatilidad permitirá ampliar el hospital en el futuro mediante nuevos pabellones o edificios.

Intercambiable. Al centrar las entradas en los extremos de los módulos, estas no interfieren en las futuras redistribuciones o ampliaciones. El sencillo y efectivo esquema del proyecto facilita una fácil ampliación del edificio, hacia el sur, de forma que se puedan adicionar los módulos necesarios.

Policéntrico. Con espacios sin jerarquía, con vacíos (esperas, pasillos, patios…) y llenos (salas, pabellones…), el edificio dialoga con el entorno, protegido de las vistas y posibles interferencias del exterior mediante la diferenciación del pavimento, la vegetación, etcétera.

Sectorizado. Abierto a los distintos horarios y/o funciones y con entradas diferenciadas: al este, la entrada principal, al oeste urgencias, aprovisionamiento, etcétera.

Funcional. La distribución de los espacios y áreas se realiza con criterios de diafanidad, facilidad de accesos, comunicación e inmediata relación con la zona de atención y/o consulta. Todos los espacios de conexión directa para el usuario se colocan en los módulos ubicados al oeste (consultas, gabinetes, zonas administrativas, dirección y atención al usuario), los espacios con doble acceso público/técnico, se ubican en el área central del hospital (radiología, hospitalizaciones). En cuanto a los espacios restringidos con accesos alternativos desde el exterior, se sitúan al oeste (bloque quirúrgico, urgencias, almacenes, cocina, farmacia…). Finalmente, el aparcamiento se distribuye junto al acceso general y a la vía lateral.

Suscrbete

About ProfesionalesHoy

Equipo editorial de ProfesionalesHoy

Te puede interesar

El sector de la piscina prevé facturar 1.274 millones de euros

Este 2019 será un nuevo año de crecimiento sostenido para el sector de la piscina en España, evidenciando la buena salud de sus empresas y el dinamismo de un mercado muy receptivo a las innovaciones.

Publicidad

Fimma - Feria Valencia

Construmat

Baumit

Helske

Northgate

Salamander

Finsa
Vaillant
Saint Gobain
Schreder
Actis
Cupastone

Schindler

La-Parrilla
Iguazuri
Etanco

Actualidad sobre eficiencia y recursos energéticos

Actualidad sobre paisajismo y jardinería

Actualidad sobre la obra pública