Epson’

Advertisement

Belén Hermida: «Nuestro objetivo es llevar al colegio y a la profesión al siglo XXI»

Objetivo: reflexionar, reinventarse y transformar nuestras ciudades. Al frente de los arquitectos madrileños durante los próximos tres años, Belén Hermida nos revela las prioridades y planes de actuación del COAM con el firme compromiso de velar, proteger y defender los intereses de sus colegiados —siempre a disposición de todos los ciudadanos—. La decano de la institución se embarca en este nuevo mandato recapacitando sobre el futuro de Madrid y abriendo las puertas de su despacho a propuestas disruptivas en línea con los desafíos de nuestro siglo.

El COAM está de celebración con sus 90 años recién cumplidos, ¿en qué medida ha acompañado esta institución a los arquitectos madrileños durante todo este tiempo?

Una de las obligaciones del COAM es animar a las distintas administraciones a que se preocupen por mejorar Madrid, con buenas ideas. Siempre hemos participado en estos debates, y colaborado con administraciones públicas de todo color, como seguiremos haciendo para poner a disposición de todos los ciudadanos la inteligencia colectiva atesorada durante casi un siglo. Además, las instituciones, para sobrevivir en el tiempo, deben tener la capacidad de reinventarse con ideas y nuevos arquitectos que aporten nuevos conocimientos. Los jóvenes ahora vienen con un equipamiento de serie muy distinto del que teníamos nosotros a su edad, y nos hace falta que vengan aquí y que entiendan que esta es su casa, la Casa de los Arquitectos.

La Arquitectura es una disciplina muy importante: todo el mundo necesita una casa. Es muy importante que los profesionales que se dedican a ello sean muy conscientes de que están haciendo un servicio público. Para mí, lo más importante del Colegio es que pone en valor la inteligencia colectiva de los Arquitectos de Madrid. La intervención de un arquitecto colegiado en el proceso constructivo es una garantía para la sociedad y no debemos dejar de repetirlo y defenderlo.

¿Cómo se ha adaptado el Colegio a las transformaciones demográficas, tecnológicas, medioambientales… acontecidas en los últimos años?

Desde el COAM proponemos una reflexión profunda y de largo alcance sobre los grandes temas que ya están en la agenda mundial del urbanismo. En los últimos años, hemos experimentado grandes cambios en la sociedad que van mucho más allá de nuestro ámbito de actuación profesional, que es la comunidad autónoma de Madrid. Factores como la globalización, el calentamiento global, el envejecimiento de la población, el éxodo rural, el crecimiento de las ciudades, la multiculturalidad, la robótica… configuran los cambios medioambientales, demográficos y tecnológicos que trascienden los fundamentos de la disciplina arquitectónica y nos hacen reconsiderar sus invariantes y sus desafíos en el siglo XXI.

La velocidad del fenómeno exige una respuesta que esté a la altura, que priorice la salud urbana, el bienestar de la ciudadanía. El metabolismo urbano —el entender las ciudades como organismos vivos donde el intercambio de materia, energía e información entre urbe y entorno rural están íntimamente ligados— está ya abriendo nuevos caminos para enfrentarnos a este reto. Muchas ciudades llevan años preparándose para estos desafíos, son ciudades que priorizan la calidad, el bienestar, la salud, la cohesión y la integración social de sus ciudadanos.

«Madrid necesita abordar sin miedo y de inmediato políticas que minimicen la contaminación y potencien la actividad física»

Tres años por delante con el principal objetivo de representar la profesión y defender los intereses de los arquitectos, ¿cuáles son las prioridades del Colegio en el mandato iniciado recientemente? ¿Qué proyectos de desarrollo e innovación se van a poner en marcha?

Este equipo se presentó a las elecciones con un propósito, que pretendemos que sea el eje de nuestro trabajo: llevar al colegio y a la profesión al siglo XXI. Con estos objetivos y ámbitos de actuación, hemos presentado un programa muy detallado y articulado en torno a cinco grandes áreas de trabajo: profesión, administración, formación, innovación, cultura y sociedad. El programa lanza iniciativas en todas las áreas que interesan a los arquitectos, que tienen que ver con el ejercicio de la profesión, pero también con la formación, la actualización profesional y con la defensa de los intereses de los consumidores y usuarios. Entre otras iniciativas, tenemos previsto Repensar Madrid, proyecto que lideraremos y al que sumaremos el apoyo y la participación de la universidad y de la administración con el objetivo de fomentar una corriente de opinión que ponga el foco en nuestra ciudad, Madrid, tanto la consolidada como la que está en desarrollo.

También hemos planteamos el proyecto Atlas, en el que se conseguirá una visión actual del estado de la profesión de arquitecto en España, tanto de prácticas emergentes como de evolución de prácticas tradicionales, mediante el análisis de temas, tendencias, proyectos y métodos que caracterizan nuestra práctica profesional. La nuestra es una actividad profesional que se ha enfrentado a profundos cambios durante los últimos años, lo que ha propiciado que surjan nuevos patrones de trabajo como respuesta necesaria a la crisis, pero también como respuesta creativa a los cambios sociales y tecnológicos que han supuesto un nuevo reto para la profesión. Es imprescindible poder vernos en un espejo real, conocer dónde estamos, mapear y visualizar la situación actual de nuestra profesión, para anticipar y proyectar con firmeza el camino a seguir.

© Jorge Crooke

La tramitación de las licencias urbanísticas es un dolor de muelas para muchos profesionales que conforman el sector, ¿en qué línea está trabajando el COAM para solventar este reto de homogeneizar procesos y acortar periodos de concesión?

Hemos empezado a trabajar en ello desde el primer día; es una de nuestras prioridades. Y también lo es para la Administración, estamos alineados en ese sentido. Las administraciones públicas entienden que el retraso en las licencias retrasa la inversión de la ciudad. Y es un problema para la economía. No te voy a decir lo que piensa del retraso el sector inmobiliario, que es el que invierte. Hemos creado un equipo de arquitectos expertos y ya estamos trabajando con el Ayuntamiento para la homogeneización de los procesos, acortar los periodos de concesión de licencias y, sobre todo, extender ese interés no solo a la ciudad de Madrid sino a toda la Comunidad.

«La intervención de un arquitecto colegiado en el proceso constructivo es una garantía para la sociedad»

Independientemente de la labor del COAM, ¿en qué situación se encuentra la profesión actualmente?

Seguimos arrastrando los efectos de la crisis, tanto en la Arquitectura como en otras profesiones y en la propia sociedad, pero los arquitectos tenemos una gran capacidad para reinventarnos. Los cambios a los que nos enfrentamos no son exclusivos de nuestra profesión; son demográficos (de crecimiento, multiculturalidad), tecnológicos (la irrupción de las nuevas tecnologías) y medioambientales. Todos ellos trascienden la disciplina arquitectónica y nos obligan a enfrentarnos a la profesión de otra manera. El que no sepa reinventarse tendrá un problema.

Hablemos de Madrid, repensemos la ciudad, ¿a qué retos se enfrenta en los años venideros?

Madrid es una ciudad de escala media con un potencial enorme, una ciudad que puede convertirse en referente mundial y cuyo activo principal son sus propios ciudadanos. Contar con la ayuda de los profesionales expertos, articular una participación ciudadana efectiva, acelerar la transición energética, reinventar la movilidad, mejorar el acceso a la vivienda, cuidar el espacio público, incorporar el verde productivo al día a día o diversificar la oferta de servicios son algunos de los aspectos a desarrollar.
Madrid necesita abordar sin miedo y de inmediato políticas que minimicen la contaminación y potencien el deporte y la actividad física. Madrid necesita repensar con valor la movilidad de sus ciudadanos, apostando claramente por el transporte público limpio en detrimento del transporte privado. Me gusta decir que vivimos en una ciudad heredada, que han construido otros. Estamos en una línea del tiempo, donde unos han venido antes y luego vendrán otros. Lo que hacemos ahora se verá dentro de unos años, por eso es muy importante planificar.

«Trabajamos en torno a cinco grandes áreas: profesión, administración, formación, innovación, cultura y sociedad»

Si hablamos de urbanismo, ¿es Madrid un ejemplo a seguir? ¿En qué zonas consideras que hay que poner el foco de atención?

Personalmente me gusta muchísimo Madrid, y lo que más me gusta son los ciudadanos y el espacio público de la ciudad. Tengo a compañeros de los cinco continentes que pasan por Madrid y ponen esto en valor. Son cosas que a lo mejor viviendo aquí día a día no apreciamos. Todos me hablan de la calidad del espacio público de la ciudad, del carácter de los madrileños, de Madrid Río, que es un parque excepcional que se estudia en todas las escuelas de arquitectura del mundo… Una ciudad donde también queda mucho por hacer: ahora tenemos que poner el foco tanto en el área metropolitana como en áreas emblemáticas como el eje de la Castellana, desde Atocha hasta las Cuatro Torres.

¿Cómo se va a desarrollar el eje de la Castellana en los próximos años?

Lo importante en este punto es que el escenario actual nos permite ya pasar a la acción. Las ciudades son organismos vivos y requieren atención y cuidados. En mi opinión, más que arquitectura icónica o grandes obras, lo que debemos esperar y exigir de Madrid Nuevo Norte, por ejemplo, es que resuelva los vacíos urbanos resultantes de las nuevas intervenciones en las grandes áreas ferroviarias. Por la parte que nos toca, los arquitectos seremos fundamentales para dar forma a esa nueva idea de ciudad y convivencia que anuncia el proyecto.

La gran oportunidad de este desarrollo es la posibilidad de poner en práctica, en un contexto real, nuevas estrategias de crecimiento de la ciudad y de movilidad; para revisar nuevas soluciones de vivienda, la normativa de la vivienda de protección oficial, o la gestión de residuos, por ejemplo. La puesta en marcha del proyecto urbanístico más discutido de las últimas décadas, Madrid Nuevo Norte, debería ser también un campo de experimentación para repensar la ciudad de acuerdo con nuestro lugar y nuestro tiempo.

«Más que arquitectura icónica, lo que debemos esperar y exigir de Madrid Nuevo Norte es que resuelva vacíos urbanos»

Hay que prestar atención a lo que está por venir, pero también a lo que ya poseemos. En el caso del patrimonio arquitectónico del siglo XX, ¿la ciudadanía y los propietarios realmente lo valoran?

Una de las primeras cosas que hice como decano es ponernos a disposición de la Dirección General de Patrimonio, precisamente para tratar ese tema: qué hacer con el patrimonio del siglo XX. Todo el mundo sabe cómo valorar una iglesia gótica, pero el patrimonio del siglo XX ni es tan conocido ni está tan valorado por la ciudadanía y por los propietarios.

De pasado a futuro, viajemos en el tiempo a Madrid 2050, ¿cómo la vislumbras? ¿Qué papel deberá desempeñar el arquitecto para hacer de Madrid una ciudad mejor?

Madrid es una ciudad con un gran potencial, su arquitectura constituye el telón de fondo en el que se desarrollan las vidas de los ciudadanos. Es el pilar sobre el que se conciben y construyen las ciudades, su realidad cultural y las sociedades que las conforman. Los arquitectos seremos fundamentales en Madrid 2050 para dar forma a esa nueva idea de ciudad y convivencia. Como decano de los más de diez mil profesionales dedicados a la arquitectura en Madrid, espero que todos los actores que conforman la construcción de la ciudad miren en la misma dirección, no dejando pasar la oportunidad que nos presenta para recapacitar sobre el futuro que queremos dejar a los que nos seguirán, a nuestros hijos.

Suscrbete

About Laura García-Barrios

Coordinadora Editorial NAN Arquitectura y Construcción

Te puede interesar

Una atmósfera especial para cada momento en este loft barcelonés

Se emplea el mismo pavimento en toda la planta baja, una pieza de mármol verde Guatemala que contrasta con la calidez del mobiliario.

Publicidad

TAU
Baumit

Helske

Salamander

Finsa
Vaillant
Saint Gobain
Schreder
Actis
Cupastone

Schindler

La-Parrilla
Iguazuri
Etanco

Actualidad sobre eficiencia y recursos energéticos

Actualidad sobre paisajismo y jardinería

Actualidad sobre la obra pública