Epson’

Advertisement

Un icono del modernismo catalán adaptado al siglo XXI

Estudio: Juan Trias de Bes TDB arquitectura

El interés de la reforma de la Casa Burés de Barcelona reside en la superposición de una doble condición: Rehabilitación del Patrimonio + Rehabilitación de Viviendas. La Casa Burés, construida entre 1900 y 1905 por Francesc Berenguer y Mestres, estrecho colaborador de Gaudí, suma 7.700 m2 en seis plantas y está catalogada con Nivel B (BCIL) de Protección de Patrimonio. El edificio, que originalmente albergó viviendas de grandes dimensiones y gran valor arquitectónico, patrimonial y ornamental, se encontraba en un avanzado estado de deterioro.

El encargo ha consistido en recuperar este icono del modernismo catalán y transformarlo en un edificio de viviendas de menores dimensiones, adaptadas a los requerimientos contemporáneos en cuanto a las necesidades de funcionalidad, distribución y habitabilidad. Si la rehabilitación del patrimonio arquitectónico ya supone en sí mismo un tipo de obra marcada por las condiciones de conservación de los elementos de interés patrimonial (pavimentos Nolla, techos policromados, molduras, vitrales), cuando además se trata de viviendas, las condiciones de la rehabilitación presentan una mayor exigencia debido al cumplimiento de las condiciones técnicas que exigen las regulaciones normativas actuales. En este contexto, se multiplican las dificultades de la intervención, donde la integración y complicidad de todos los técnicos y agentes implicados son clave para llegar al éxito final de la reforma.

La Casa Burés, construida entre 1900 y 1905 por Francesc Berenguer y Mestres, estrecho colaborador de Gaudí, suma 7.700 m2 en seis plantas

Los aspectos fundamentales de la intervención arquitectónica llevada a cabo son:

• Mantenimiento del núcleo vertical de escaleras y corredores de distribución por planta.
• Subdivisión de las viviendas originales de 3 uds./planta a 6 uds./planta, manteniendo las ventilaciones cruzadas a través de los patios interiores de luces.
• Identificación de los valores del patrimonio arquitectónico, así como su compatibilidad con viviendas contemporáneas: coronas de preservación de fachadas frente a calle e interior de manzana y franja central interior destinada a servicios y programa secundario de las viviendas.

La intervención manifiesta la posibilidad de mantener el tejido residencial de viviendas en una zona de la ciudad amenazada por el turismo

La reforma de la Casa Burés de Barcelona ha supuesto un hito importante para la ciudad por tratarse de una intervención que conserva el uso original de viviendas del edificio, evitando sucumbir a otro tipo de intervenciones como edificios públicos o establecimientos hoteleros. En este sentido, manifiesta la posibilidad de mantener el tejido residencial de viviendas en una zona de la ciudad amenazada por el turismo y la desaparición de vivienda tradicional.

Suscrbete

About ProfesionalesHoy

Equipo editorial de ProfesionalesHoy

Te puede interesar

Abundancia de luz, elementos de artesanía y materiales naturales

Serawa Hotels inaugura su primer hotel en el centro histórico de Alicante, proyectado por ggarchitects.

Publicidad

TAU
Baumit

Helske

Salamander

Finsa
Vaillant
Saint Gobain
Schreder
Actis
Cupastone

Schindler

La-Parrilla
Iguazuri
Etanco

Actualidad sobre eficiencia y recursos energéticos

Actualidad sobre paisajismo y jardinería

Actualidad sobre la obra pública