Habitissimo’

NAN Premios NAN

Una vuelta a la oficina más verde

El covid-19 y la crisis derivada del mismo nos cogió por sorpresa. En el ámbito laboral, fueron muchas las empresas que optaron por la implantación del teletrabajo, de una forma prácticamente improvisada, no contando en ocasiones con las herramientas necesarias para que sus trabajadores pudiesen desempeñar sus labores con todas las comodidades.

Tras el verano, el escenario ha cambiado, y una gran cantidad de compañías ha optado por la vuelta a la oficina y al modelo de trabajo tradicional. Esto, sin duda, supone un gran reto al tener que adaptar sus instalaciones a la nueva realidad para poder cumplir con los protocolos de seguridad vigentes. También los trabajadores deben adaptarse a esta nueva forma de trabajar y de convivir en sus espacios de trabajo.

¿Cómo hacer la vuelta a la oficina y a la rutina más llevadera ante la nueva normalidad? Si tenemos en cuenta que nos encontramos ante un escenario excepcional y especialmente complicado, lo ideal sería convertir los espacios de trabajo en lugares confortables que potencien nuestro bienestar y nuestras emociones más placenteras. Y es aquí donde entra en juego la naturaleza y la importancia de estar conectados a ella de alguna forma mediante la incorporación de espacios verdes.

Esta idea está respaldada por diversos estudios e investigaciones que concluyen que la incorporación de plantas en el trabajo, además de producir un beneficio directo en el bienestar físico, reducir los dolores de cabeza, mejorar la calidad del aire o la irritación ocular, también ayuda a mejorar el estado anímico. Así, la Universidad de Sidney afirmó que la presencia de plantas en el trabajo también llega a disminuir hasta un 58% la depresión, un 37% la ansiedad, un 38% la fatiga e incluso en un 44% la agresividad. Pero para que esto sea efectivo, estos elementos naturales tienen que ser vistos por un gran porcentaje de los trabajadores, siendo el 100% lo más aconsejable. Para ello podemos apostar, por ejemplo, por la instalación de un jardín vertical en una zona común, que pueda plantearse como un espacio para la desconexión de los empleados, donde estos puedan hacer sus descansos al mismo tiempo que conectan con la naturaleza. 

Si la instalación de plantas naturales no fuese posible, siempre podemos recurrir a la evocación de ellas mediante el uso de materiales naturales o incluso de elementos como imágenes, fotografías o cuadros. Además, aunque parezca una obviedad, no debemos pasar por alto el potencial de la luz natural. Siempre que sea posible es recomendable hacer uso de esta antes de recurrir a la luz artificial.

Aunque esto no es algo del todo nuevo, puesto que en los últimos años hemos sido testigos de cómo cada vez más empresas han apostado por convertir la naturaleza en su aliado, ayudándoles a reforzar su compromiso con la sociedad y la sostenibilidad, creando entornos mucho más atractivos (siguiendo la línea de la teoría de las “empresas conscientes” del autor británico Richard Barret), ahora más que nunca podemos decir que este aspecto se ha convertido en algo esencial, que marcará el desempeño laboral de nuestros trabajadores y que, sin duda, facilitará su reincorporación a esta nueva normalidad.

TEXTO: Fernando Pozuelo. Fernando Pozuelo Landscaping Collection. www.fernandopozuelo.com @Jardindeautor

Suscrbete

About ProfesionalesHoy

Equipo editorial de ProfesionalesHoy

Te puede interesar

Benedetta Tagliabue: «Me dejo guiar por la intuición y la imaginación, las ideas nunca son casuales»

Descubrimos en estas líneas la filosofía y valores de esta entusiasta arquitecta italiana afincada en España convertida en todo un referente dentro del universo arquitectónico.

Publicidad

TAU
Baumit

Helske

Salamander

Finsa
Vaillant
Saint Gobain
Schreder
Actis
Cupastone

Schindler

La-Parrilla
Iguazuri
Etanco

Actualidad sobre eficiencia y recursos energéticos

Actualidad sobre paisajismo y jardinería

Actualidad sobre la obra pública