Habitissimo’

NAN

Casa Regina: una construcción eficiente que expresa en la materialidad de sus acabados finales la forma en que se construye

Para el arquitecto Carlos Ferrater (Office of Architecture in Barcelona), la nueva casa de Pete Sans, diseñador industrial y artista surrealista, y Regina Saura, pintora y muralista,  en el pueblo de Gaüses en el Alt Empordà, ha representado mucho más que un encargo profesional, ha sido la ocasión para proyectar y construir la casa de unos amigos con los que existe una gran proximidad cultural y artística.

Pete Sans, hijo del pintor surrealista de los años 30 Jaume Sans que pertenecía al grupo ADLAN de las vanguardias, es el autor de diseños como la Lamparaprima, la mesa mesita, y el Sillón Coqueta, Delta de Oro Adi FAD del año 1988, entre otros diseños.

A lo largo de los años, Sans ha realizado también una extensa colección de esculturas, piezas que han encontrado su lugar en la nueva casa. Así, el gato-banco que vigila la casa en el porche, el saltamontes en el patio o las arañas metálicas en la piscina, acompañan a otras esculturas de menor formato que vamos encontrando en numerosos rincones de la vivienda.

Regina Saura, pintora que ha trabajado en los últimos años alternativamente en l’Empordà y San Francisco, ha realizado exposiciones en diversos países. Desde sus inicios, en los primeros años ochenta, con técnicas de collagehasta sus últimas obras inspiradas en temas japoneses, pasando por sus experiencias en performances y murales de gran formato a partir de temas vinculados a la naturaleza, en especial los bosques, Saura ha realizado intervenciones representativas como el mural de la fachada del edificio industrial de Cocina Hermanos Torres, obra de Carlos y Borja Ferrater. Pete Sans también colaboró en el diseño de las lámparas interiores del edificio.

Regina, más allá de su obra pictórica que vamos encontrando en el interior de la vivienda, ha querido dejar su huella en el exterior de la fachada más visible, con un motivo naturalista a modo de firma.

La casa se sitúa en un terreno estrecho y largo entre vecinos, que desciende desde la calle-carretera de Gaüses en su extremo Este (levante) hasta una riera que discurre por el límite en su extremo de poniente. Así, el proyecto se plantea desde la condición topográfica de orientación y privacidad, como un conjunto de pabellones de 12,5 x 5 metros, entre los que se intercalan vacíos o patios. Pabellones en los que se organiza el programa y vacíos por los que se accede y que permiten la ventilación cruzada y la iluminación de los espacios interiores.

Techos inclinados construidos con semi-vigas de hormigón y acero, machihembrados cerámicos que reciben el aislamiento, y la teja árabe como acabado obligado por la normativa, se complementan con paredes de bloque estucados en blanco y suelos de hormigón pulido.

En el exterior, un jardín autóctono como prolongación del paisaje del lugar, una pequeña piscina y una pérgola móvil, diseño de Pete Sans.

Finalmente, la intervención, una construcción rigurosa, sencilla y con un coste muy ajustado (inferior a los 1000€/m2) ha permitido a sus habitantes encontrar la forma de personalizar y hacer suya la nueva casa.

El proyecto se plantea desde la condición topográfica de orientación y privacidad, como un conjunto de pabellones de 12,5 x 5 metros

Suscrbete

About ProfesionalesHoy

Equipo editorial de ProfesionalesHoy

Te puede interesar

Elisa Valero: «Mi compromiso medioambiental y social hacen que el planeta Tierra sea mi primer cliente»

Elisa Valero considera que la arquitectura no es tarea para nostálgicos, sino para rebeldes, prima la constancia antes que la genialidad, pone en alza la coherencia frente a la composición artística y entiende la originalidad como el redescubrimiento del genuino sentido de las cosas.

Publicidad

TAU
Baumit

Helske

Salamander

Finsa
Vaillant
Saint Gobain
Schreder
Actis
Cupastone

Schindler

La-Parrilla
Iguazuri
Etanco

Dominio de Tares

Actualidad sobre eficiencia y recursos energéticos

Actualidad sobre paisajismo y jardinería

Actualidad sobre la obra pública