Habitissimo’

NAN

Fran Silvestre: «Nos gusta emplear el blanco en nuestros espacios, como un lienzo preparado para que la vida ocurra»

Hogares mirando serenamente hacia el mar Mediterráneo, espacios abiertos al cielo y al horizonte, con una enigmática atracción, sin excentricidades, sin florituras. Así son las viviendas de ensueño que trazan las manos del arquitecto Fran Silvestre, blancas y cuidadas construcciones que se adaptan a complejas topografías para que sus inquilinos puedan disfrutar de las condiciones del entorno, de la naturaleza, de las vistas, de la sombra, del silencio. Casas enmarcadas en un mundo de colores, reflejos y texturas en constante cambio, en las que distintos volúmenes se depositan sobre el terreno magistralmente. Casas en las que la arquitectura hace posible el construir una vivienda en el aire, el caminar sobre el agua. Casas en las que todo es posible.

Una arquitectura serena, rotunda, impecable, sin fuertes contrastes, en la que el blanco es el gran protagonista, ¿qué pretendes transmitir a través de tus obras?

Para explicarlo nos gusta la definición que David Cohn hace sobre nuestro estudio: “Su arte, a pesar de su abstracción, trata más del problema en cuestión, y de cómo crear un entorno para la vida cotidiana que nos eleve fuera de lo común, hacia un compromiso sensual más completo y despierto con nuestro entorno”.

¿Cómo se impregna la brisa, la luz y el azul del Mediterráneo en tus diseños?

La identidad del mediterráneo es tan fuerte que es ella la que impregna cada uno de nuestros proyectos. Bebemos de una tradición, innovada, en la que las referencias a la arquitectura mediterránea se mantienen vivas. El uso del blanco evoca el enjabelgado o encalado de las construcciones tradicionales; el azul se ve reflejado en el agua de las piscinas o en las láminas de agua que siempre buscamos que actúen como una prolongación del propio mar.

Más que viviendas, diseñas hogares. Espacios para ser vividos y disfrutados. ¿En qué medida el proyecto forma parte de la identidad de su propietario?

Los clientes son fundamentales, detrás de un buen proyecto suele haber un gran cliente. Generamos un proceso de diálogo en el que las personas que vivirán cada arquitectura son participantes y protagonistas. Este proceso enriquece enormemente nuestro trabajo y le da la identidad y la profundidad que los clientes proyectan en ellos.

Pongamos como ejemplo la Casa del Silencio.

En el caso de la la Casa del Silencio el cliente buscaba evadirse de las viviendas cercanas. Para ello, se decidió generar un volumen aparentemente cerrado frente al entorno, pero abierto en su quinta fachada a sus jardines colindantes. Una suerte de íntimos patios en los que poder disfrutar de la naturaleza y del silencio.

“Bebemos de una tradición, innovada, en la que las referencias a la arquitectura mediterránea se mantienen vivas”

Los buenos proyectos cuentan con una gran historia detrás, ¿cuál destacarías de los encargos realizados por el estudio?

Muchos de ellos, si no todos, guardan historias interesantes. De hecho, en ocasiones hemos comentado que nos gustaría hacer una recopilación. Por citar una, en la casa en la ladera de un castillo nos encontramos con una serie de obstáculos para poder ejecutar el diseño que queríamos que nos obligó a estudiar minuciosamente la normativa del lugar.

El proyecto, además, guarda una intrahistoria: los clientes tienen una hija que, cuando empezamos este encargo, siempre que nos desplazábamos hasta su localidad, ella estaba jugando en la calle, nunca la veíamos en el interior de la vivienda en la que entonces residían. Cuando acabamos el proyecto, las veces que volvimos, la encontramos siempre en la nueva casa jugando con sus amigos. Este hecho nos sirvió como indicativo de que habíamos logrado lo que pretendíamos.

Un repaso por tu portfolio conlleva trasladarse a lugares íntimos, alejados del bullicio. ¿De qué manera el diseño ayuda a proteger al inquilino de las miradas ajenas en tus obras?

El diseño puede servir tanto para generar una transición homogénea entre interior/exterior como para dotar de privacidad al proyecto ejecutado. Para nosotros es muy importante que, aun buscando en ocasiones conseguir privacidad, establecer esa conexión con el entorno. En algunos casos lo hacemos recurriendo a sistemas de control en los vidrios o sistemas de iluminación, mientras que en otros buscamos potenciar la conexión con el espacio infinito que se abre sobre nosotros.

En lo referente a la sensación de amplitud, ¿qué técnicas empleas para maximizar y optimizar los espacios?

Nos gusta emplear el blanco en nuestros espacios, como un lienzo preparado para que la vida ocurra.

Y en relación con el exterior, ¿cómo enraízas las casas con su entorno próximo?
A la hora de proyectar, ya sea una vivienda familiar o un proyecto de mayor escala, el paisaje se convierte en muchas ocasiones en el punto de partida para la creación del proyecto. El paisaje o territorio posee unos condicionantes, clima, orografía, vegetación…que involuntariamente van guiando el proceso creativo y constructivo dando como resultado el proyecto.

Enfatizas mucho en la importancia de la innovación, ¿podrías ponernos un caso concreto que hayas llevado a cabo en alguno de tus proyectos y que permita mejor la vida de sus inquilinos?

En cada nuevo proyecto buscamos incorporar una nueva componente de innovación. Ahora, por ejemplo, estamos experimentando con un sistema de aislamiento térmico que se ha venido utilizando en otros sectores.

Diseñas casas de ensueño dignas de película. Pero, en tu caso, ¿cómo sería tu vivienda ideal? ¿Qué no podría faltar en ella?

A este respecto es interesante un libro de Beatriz Colomina X-Ray Architecture en el que trata cuán importante es un buen diseño, limpio, de cara a evitar problemas tales como enfermedades. Este tipo de referencias son las que tengo en cuenta. Una arquitectura sencilla, que no simple, con grandes entradas de luz y ventilación cruzada.

Imagínate ser arquitecto en la época medieval. En base a tu arquitectura, ¿cómo diseñarías una fortaleza o un castillo?

Una buena referencia sería La Alhambra. Una serie de edificios y espacios exteriores que formen un conjunto.

En ocasiones has comentado que lo que se hace hoy estará pasado de moda en el futuro, sin embargo, vuestros edificios aspiran a ser capaces de atravesar el tiempo y no quedar obsoletos, ¿cuál es vuestro secreto?

Un criterio que nos gusta tener presente es la continuidad. La continuidad con un entorno que debemos respetar, la continuidad espacial, el uso de pocos materiales, la integración de las instalaciones, de la iluminación… Son factores comunes en los trabajos que realizamos. Y también la búsqueda de la continuidad en el tiempo, valorando la arquitectura que es capaz de atravesarlo sin quedar obsoleta.

Y ya para finalizar… ¿de qué crees que es capaz la arquitectura?

La arquitectura es capaz de todo, un ejemplo de ello sería como el urbanismo de una ciudad puede hacer que cambie la vida y costumbres de las personas, y eso es arquitectura.

“Generamos un proceso de diálogo en el que las personas que vivirán cada arquitectura son participantes y protagonistas”

About Laura García-Barrios

Coordinadora Editorial NAN Arquitectura y Construcción

Te puede interesar

Dos piezas lineales cosidas por una calle: un viaje por las 254 viviendas diseñadas por Estudio Álvarez-Sala

Se han dispuesto dos bloques lineales, y sensiblemente paralelos, que se van acomodando a la topografía siguiendo el límite exterior de la parcela para conseguir la mayor longitud de fachada posible.

Publicidad

Otis
Baumit

Helske

Salamander

Finsa
Vaillant
Saint Gobain
Schreder
Actis
Cupastone

Schindler

La-Parrilla
Iguazuri
Etanco

Dominio de Tares

Filtershop

Focus

Actualidad sobre eficiencia y recursos energéticos

Actualidad sobre paisajismo y jardinería

Actualidad sobre la obra pública