COAG defiende la creación de un nuevo sistema de gestión de crisis-grave

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) considera imprescindible la creación de un nuevo sistema de crisis-grave para afrontar las fuertes caídas de precios en el sector hortofrutícula. Dicho sistema deberá situarse al margen de los Programas Operativos de las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH), contar con financiación pública al 100%, ser ágil, universal y accesible a todos los agricultores y su activación deberá ser automática.

Estas fueron las conclusiones a las que llegaron más de un cenetnar de agricultores, procedentes de las diferentes regiones productores, que se reunieron la semana pasada en la localidad murciana de Águilas con motivo del Seminario estatal del sector de frutas y hortalizas del COAG. El organismo destaca en el documento de conclusiones la necesidad de acometer una revisión profunda y urgente del sistema de gestión de crisis de la OCM del sector, porque se está mostrando absolutamente ineficaz e inadecuado para la realidad del sector productor.

Su escaso grado de utilización tras la reforma de la normativa comunitaria de 2007 ha puesto de manifiesto que se trata de una herramienta totalmente inútil para mejorar la posición de los productores en los mercados. Además, se puntualiza que "las organizaciones interprofesionales no pueden hacer frente a la gestión de los mercados en la actualidad, debido a las restricciones normativas y a las consideraciones de las autoridades de competencia".

Además se subrayó que la competencia de terceros países es creciente y su competitividad hace peligrar el futuro de gran parte de las producciones hortofrutícolas del Estado, ya que soportan menores costes de producción, por n otenier que cumplir los múltiples compromisos impuestos a los agricultores europeos. "Las facilidades de acceso a los mercados de la UE son cada día mayores y los controles en aduana son laxos y no cumplen adecuadamente con su función de control ni en cantidad ni en calidad", ha argumentado Andrés Góngora, responables del sector de frutas y hortalizas de COAG, a lo que añadió que "este sector es extremadamente sensible a las variaciones de los mercados. El nivel de ayudas públicas es mínimo y la rentabilidad de los hortofruticultores depende exclusivamente de los mercados. Pequeñas variaciones en la oferta y la demanda condicionan ampliamente la rentabilidad de las producciones".

En sus últimos párrafos, el documento de conclusiones recoge que "dado que el mercado por sí solo no regula y tiende a especular, favoreciendo a aquellos que tienen una posición ventajosa en el mismo, se hace necesaria una intervención concreta a través de instrumentos que sirvan para evitar y reaccionar ante las crisis de precios en los mercados".

Acerca de ProfesionalesHoy 27565 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy