Bernardo Lorenzo, secretario de Estado de Telecomunicaciones

El nuevo Secretario de Estado de Telecomunicaciones hace una valoración de la gestión de su predecesor  en el cargo y su papel en el desarrollo del Plan Avanza, y nos habla de los nuevos retos a los que se enfrenta su institución para el desarrollo de la Sociedad de la Información.

Bernardo Lorenzo asume la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones desde el pasado mes de julio. Como ha destacado en sus primeras intervenciones públicas, las TIC son un motor esencial para salir de la crisis, afirmación que acompaña por una serie de datos en torno al Plan Avanza: “ha supuesto 12.000 millones de euros entre 2005 y 2010 en un esfuerzo concertado sin precedentes”.

¿Cómo valora la anterior etapa, con Francisco Ros y cómo afronta la nueva?
La etapa de Francisco Ros al frente de la Secretaría de Estado ha sido, sin duda, excelente. Hemos pasado de estar en el vagón de cola en el seno de la Unión Europea a convertirnos en uno de los países con más éxitos cosechados en desarrollo de la Sociedad de la Información. Estos éxitos han sido reconocidos por organismos internacionales como la OCDE, Naciones Unidas y la Comisión Europea. En este sentido, debemos reconocer el liderazgo del Sr. Ros y su extraordinario trabajo durante los últimos años.
Por mi parte, afronto la nueva etapa con el compromiso de seguir trabajando para que la sociedad en red española sea referente europeo. Queremos seguir construyendo sobre los éxitos cosechados para que la Sociedad de la Información tenga un peso cada vez mayor tanto en nuestra economía, haciendo especial énfasis en el aumento de productividad necesario para retomar la senda de un crecimiento económico sostenible y sostenido, como en nuestras vidas, mediante el desarrollo de más y mejores servicios para el conjunto de los ciudadanos.

¿Qué retos afrontan el Plan Avanza 2 y cuáles son los objetivos que se han conseguido hasta la fecha?
Son muchos los éxitos logrados hasta la fecha en el marco del Plan Avanza, que perseguía recuperar el retraso de España respecto de la UE, especialmente en cobertura y conectividad.
Respecto a los ciudadanos, se ha extendido la cobertura de la Banda Ancha al 99% de la población, se ha cuadruplicado la Banda Ancha en los hogares desde el año 2003 superando los 10 millones de líneas de Banda Ancha fija; hemos conseguido que casi 27 millones de españoles sean internautas, más de 18 millones de españoles poseen un DNIe, lo que les permite acceder online al 97% de los servicios de la Administración General del Estado y la universalización de la posibilidad de acceso de los ciudadanos a los canales de la TDT.
Por parte de las empresas, el 95,5% disponen de Banda Ancha fija, porcentaje que aumenta hasta el 95,9% si tenemos en cuenta la Banda Ancha móvil, y más de la mitad de las empresas utilizan firma digital.
También se ha avanzado enormemente en la prestación de servicios públicos digitales: España se ha posicionado como referente europeo, junto al Reino Unido, en el uso de nuevas tecnologías aplicadas a la educación, en el área de sanidad el 97% de los médicos de atención primaria tienen acceso electrónico al historial clínico de sus pacientes, etc.
A pesar de estos éxitos, todavía existen retos pendientes a los que nos enfrentaremos mediante la recientemente aprobada Estrategia 2011-2015 del Plan Avanza 2, que recoge el testigo del Plan Avanza. Una vez superados los objetivos de este plan, la Estrategia 2011-2015 pretende situar a España en una posición de liderazgo en desarrollo y uso de productos y servicios TIC avanzados. Para ello, se ha realizado un diagnóstico que ha permitido identificar los retos a los que se enfrenta nuestro país.
Así, los principales retos de futuro en el ámbito de la Sociedad de la Información y las Telecomunicaciones que plantea el Plan Avanza 2, se pueden agrupar en 4 bloques temáticos: consecución de una Administración sin papeles en el año 2015, infraestructuras de telecomunicaciones, uso y confianza en Internet e impulso de la industria TIC en sectores estratégicos.

¿Cuál es la situación de la Sociedad de la Información en España?
El mensaje principal que me gustaría transmitir es que España ya es una Sociedad en Red. Durante los últimos años hemos superado el retraso tecnológico existente con otras economías y hoy nos codeamos con los países líderes, centrando nuestros esfuerzos en el desarrollo y uso de productos y servicios TIC avanzados.
Los datos que le comenté en la pregunta anterior son reveladores sobre el aumento en el grado de adopción de las TIC por parte de ciudadanos y empresas, el desarrollo de infraestructuras y los avances que ya se han logrado en materia de servicios.
Además, el espectacular desarrollo de la Sociedad de la Información nos ha hecho merecedores de un reconocimiento internacional sin precedentes. Diferentes informes internacionales subrayan el valor del desarrollo de la Sociedad de la Información en España. No somos nosotros, sino los organismos de referencia los que lo confirman.
Por ejemplo, según la Comisión Europea, España es el segundo país de la UE en inversión pública en I+D en TIC, medida en porcentaje del PIB, tras Finlandia, y a la par de EE.UU. Naciones Unidas destaca que España es el tercer país del mundo en participación electrónica, el quinto en servicios en línea y noveno en desarrollo global de la Administración electrónica. Por su parte, la OCDE hace énfasis en los logros del plan Avanza y cómo “el sector TIC se está consolidando como pieza clave para el crecimiento económico español” y considera que otros países pueden aprender de la experiencia española.

Para lograr el pleno desarrollo de la Sociedad de la Información, ¿qué papel le corresponde, en su opinión, al sector privado?
El sector privado desempeña un papel clave en el desarrollo de la Sociedad de la Información. Los dos pilares sobre los que se asienta toda Sociedad en Red son ciudadanos y empresas. Las distintas administraciones fomentamos el desarrollo y la adopción de las diferentes potencialidades que ofrecen las nuevas tecnologías pero son los usuarios los que se benefician de los avances. Las empresas desempeñan además un papel clave como co-financiadoras en muchos programas que se lideran desde las distintas Administraciones Públicas.
Las empresas son las mayores beneficiarias de las distintas líneas de actuación desarrolladas desde la Secretaría de Estado. De hecho, la difusión de las TIC sobre el sector empresarial (que en su inmensa mayoría está compuesto por PYMEs) constituye una herramienta clave para la mejora de los niveles de competitividad, innovación y productividad de las economías avanzadas.
Conscientes de la importancia del sector privado, hemos puesto en marcha diversas iniciativas, entre las cuales me gustaría destacar algunas de ellas. En primer lugar, la línea de fomento del uso y la confianza en Internet del Plan Avanza2, que tiene como uno de sus grandes retos la extensión del uso de las TIC especialmente entre los colectivos con niveles de uso reducido, entre los cuales se encuentran las PYMEs. Se trata, pues, de poner en valor la amplia movilización de fondos que entre los años 2006-2009 se llevó a cabo en el ámbito de la capacitación tecnológica de la PYME (alrededor de 2.193 millones de euros) que permitió, entre otras iniciativas, la concesión de más de 151.500 préstamos para adquisición de infraestructura TIC al 0%, o las actuaciones en formación, que movilizaron, en idéntico período, alrededor de 256 millones de euros.
Por su parte, la línea de impulso de la industria TIC en sectores estratégicos del Plan tiene como objetivo apoyar a empresas que desarrollen nuevos productos, procesos, aplicaciones, contenidos y servicios TIC, promoviendo como prioridades temáticas básicas la participación industrial española en la construcción de la Internet del Futuro, el desarrollo de contenidos digitales y las TIC verdes, así como el fomento de mecanismos flexibles de financiación, como el capital semilla y el capital riesgo TIC. En esta línea de impulso a la industria, el Ministerio de Industria ha movilizado fondos entre 2006-2009 por más de 2.662 millones de euros los cuales han permitido llevar a cabo 2.129 actuaciones, las cuales, en su mayor parte, han tenido como protagonistas a las PYMEs.
En el ámbito particular de los contenidos digitales, entre 2006 y 2009 se han movilizado más de 1.142 millones de euros para su promoción en España, de los que el Ministerio de Industria aportó más de 717 millones de euros. Por la propia estructura del sector, estas ayudas repercuten fundamentalmente en las PYMEs.
Por otro lado, la Secretaría, a través de la Empresa Pública Empresarial red.es, lleva a cabo el programa de Empresas en Red. Este programa engloba un conjunto de actuaciones cuyo objetivo es mejorar la productividad de las PYMEs mediante la integración de soluciones TIC en su negocio, con especial atención a cada sector empresarial. El programa Empresas en Red está dotado con 106,6 millones de euros para el período 2007-2013 y se acompaña del proyecto de Centros Demostradores, con una dotación de 6,8 millones de euros desde junio 2009 a diciembre 2015, y cuyo objetivo es poner en valor los resultados de los Proyectos Demostradores.

Bernardo Lorenzo, secretario de Estado de Telecomunicaciones¿Qué se está haciendo para fomentar el uso del comercio electrónico?
El comercio electrónico es cada vez más una necesidad para las empresas. En la medida en que el comercio electrónico empieza a formar parte de la sociedad como un medio más para el consumo, se abre una vía para que las pequeñas empresas puedan competir con las grandes corporaciones en una mayor igualdad de condiciones.
Para fomentar el uso comercio electrónico, el Plan Avanza2 contempla la puesta en marcha, entre otras, de las siguientes medidas: financiación de acciones que fomenten la creación y utilización de negocio y comercio electrónico, financiación de proyectos de innovación en materia de organización destinados a la incorporación y potenciación de soluciones colectivas de comercio electrónico en las PYMEs, diseño de estrategias que trabajen paralelamente la seguridad y fiabilidad de las transacciones electrónicas, extensión de la cultura de la seguridad de la información entre la ciudadanía y las empresas, de manera que se genere una mayor confianza en la adopción y uso de las TIC.
Estas medidas ayudarán, sin duda alguna, a aumentar aún más las cifras de negocio del comercio electrónico en España, que han evolucionando a buen ritmo en los últimos tiempos. A modo de ejemplo, la cifra de negocio de comercio electrónico en su segmento B2C ya ha alcanzado los 7.760 millones de euros en 2009, de acuerdo con el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información (ONTSI), lo que representa una tasa de crecimiento anual del 15,9% respecto a los 6.695 millones contabilizados en 2008.

Desde la ONU se ha tomado cartas en el asunto de hacer llegar la Banda ancha a todo el mundo. ¿Qué medidas concretas se están tomando en España?
Lo primero que me gustaría destacar es que España ha sido pionera en este ámbito. Ya en el año 2005, pusimos en marcha el Plan de Extensión de la Banda Ancha, que ha permitido extender la cobertura al 99% de la población, incorporando a 8,4 millones de personas. Actualmente estamos trabajando con un doble objetivo: el primero es pasar del 99% al 100% de la población mucho antes del plazo establecido por la UE y el segundo es ofrecer una Banda Ancha de mayor velocidad que la exigida a nivel internacional. Para este Gobierno, la velocidad de 1Mbps formará parte de los elementos del servicio universal, que consideramos un derecho y no un privilegio para el conjunto de nuestra ciudadanía. Simultáneamente trabajamos para que la velocidad siga aumentando, lo que implica una clara apuesta por las nuevas redes de acceso ultrarrápido con velocidades en el entorno de los 100Mbps.

¿Cuál es la propuesta concreta de actuaciones del Ministerio en materia de espectro radioeléctrico?
La propuesta del Ministerio se ha planteado en el documento sobre actuaciones en materia de espectro radioeléctrico sometido a Consulta Pública entre el 15 de junio y el 16 de julio, con el objeto de recabar la opinión de los agentes del sector al respecto. Las respuestas recibidas (32 entre operadores, suministradores, administraciones públicas y otros organismos y empresas)  han sido analizadas con el fin de incorporar aquellos aspectos relevantes en las propuestas regulatorias que se decidan.
En la citada Consulta Pública se proponía una actuación que englobaba diferentes bandas de frecuencia bajo una perspectiva conjunta. Los objetivos que se planteaban en las actuaciones propuestas son impulsar la inversión en redes de acceso inalámbrico, incrementar la extensión de la cobertura de servicios móviles y más concretamente de la banda ancha móvil, fomentar la innovación e incrementar la competencia en el sector.
Las actuaciones propuestas se enmarcan en un conjunto de medidas que van a afectar a 782 MHz, incluyendo todas las bandas de telefonía móvil e inalámbrica, e incorporan una propuesta para sacar a licitación hasta 310 MHz durante el primer semestre de 2011. Con esta propuesta se incrementaría el espectro actual para servicios móviles en un 70 %  (actualmente se dispone de 360 MHz en las bandas de 900 MHz, 1.800 MHz y 2.100 MHz), a los que se añadirían 250 MHz con las nuevas bandas de Dividendo digital y 2,6 GHz).
Se trata de un planteamiento global, único en el contexto de los países europeos, que incluye el refarming en las bandas de 900 MHz y 1.800 MHz, y la licitación de las bandas de 800 MHz (Dividendo digital) y de 2,6 GHz.
Con el nuevo espectro se trata de dar respuesta a la demanda que generará el desarrollo y la popularización de servicios de comunicaciones móviles a través de todo tipo de dispositivos (ordenadores portátiles, ordenadores de bolsillo, smartphones, libros electrónicos, tabletas, etc.). Con estas medidas lograremos que los operadores dispongan del espectro necesario para prestar los servicios móviles del futuro, resolviendo sus necesidades de frecuencias hasta 2030.

Acerca de ProfesionalesHoy 21473 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy