Sacyr Vallehermoso y Atlas Copco, en las obras del Canal de Panamá

Hace 100 años más de 250.000 personas participaron en un proyecto que comenzó en 1903 y que terminó en 1914. Un siglo después, el Canal de Panamá se está ampliando con importante presencia de empresas españolas. Sacyr Vallehermoso y Atlas Copco están participando en la construcción del Tercer Juego de Esclusas.

El canal es en la actualidad propiedad del pueblo panameño y está gestionado por la Autoridad del Canal de Panamá (ACP). La constructora española lidera el consorcio de cuatro empresas, englobado bajo el nombre de Grupo Unidos por el Canal (GUPC) junto a la italiana Impregilo, Jan De Nul de Bélgica y la panameña Cusa. Unaparte del proyecto requiere perforación y voladuras, en llas que está participando Atlas Copco con su martillo hidráulico HB 3000 y los rompedores neumáticos de mano TEX.

En la actualidad el Canal de Panamá permite el paso de embarcaciones con dimensiones inferiores a 32 metros de anchura y 294 metros de longitud. Tras las obras, el nuevo canal permitirá el paso de navío de 366 metros de largo y 49 metros de ancho. La profundidad será ampliada de los 12,8 metros actuales a 18,3 metros, con lo que se permitirá el paso de cargueros mucho más pesados.

Gerd Casteleyn, jefe de equipos de planta del GUPC, ha afirmado que "nunca he visto una roca como esta, cambia cada metro". "Es necesario contar con las herramientas correctas", afirmó Casteleyn, quien explicó que los martillos han ayudado a su equipo a romper rocas demasiado grandes para la trituradores de mandículoas de la obra.

Pieterjan Versteele, asistente jefe de equipos, señaló por su parte que solo se les permite una desviación de la pendiente de 30 cm desde la parte superior a la inferior, por lo que la precisión es muy importante, labores que se están realizando gracias a los martillos de Atlas Copco.

Las obras del Canal son de una elevada complejidad. 7.000 personas trabajarán en las esclusas, en los lados del Pacífico y el Caribe. Será necesario rebajar manualmente cualquier imperfección y trabajar en espacios reducidos, para lo que el GUPC ha adquirido 150 rompedores neumáticos de mano TEX. "Esperamos utilizar mucho estos equpos durante todo el proyecto, por lo qe necesitamos rompedores de calidad", explicó Versteele.

En esta gran obra de la ingeniería hidráulica se van a construir dos nuevas asclusas con tres niveles o cámaras, para lo que será necesario extraer nueve millones de toneladas métricas de obra. En el lado del Caribe no hay roca, por lo que los áridos para el hormigón empleado en este lado se transportarán desde la excavación del lado del Pacífico.

Acerca de ProfesionalesHoy 27473 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy