El presidente de Galp Energia apela por una política energética europea a favor de la competitividad

El presidente de Galp Energia, Manuel Ferreira de Oliveira participó en la sesión organizada por el IESE sobre “Una nueva política de energética frente a la emergencia de un nuevo paradigma global”. Ferreira de Oliveira hizo un análisis de la situación del mercado energético actual, centrándose en los cambios que han tenido lugar en los últimos años y que están marcando el mercado global energético. Según el presidente de Galp: “hoy en día el mundo consume un 81% de energía fósil, esto es, petróleo y gas, principalmente. La escasez y los cambios de precio en un recurso tan necesario rápidamente afectan a otros, y esto es debido a la creciente interdependencia entre las distintas fuentes de energía. Por ello, en el futuro se espera que los mercados energéticos muestren una mayor volatilidad. Las fluctuaciones en el precio del petróleo tendrán vínculos directos en el precio del gas y el carbón”. “Europa tiene precios más elevados que Estados Unidos, tanto en gas como en crudo, y esto se debe a las diferentes políticas económicas y medioambientales de ambas zonas. Mientras que en EEUU se están facilitando licencias para la extracción de Shale Gas, provocando una caída en el precio del gas, en Europa, en cambio, se está destruyendo la industria. La Unión Europa está aumentando las tasas ambientales, por lo que se está encareciendo el precio del producto final. El sector petrolífero, cuya fortaleza podría consolidar el mercado, se está debilitando por las políticas energéticas que le impiden ser competitivo.”
Ferreira quiso hacer un llamamiento a los responsables de estas políticas económicas que “tendrán que implementar una combinación de reglamentos para desalentar los enfoques menos eficientes e incentivar los más eficientes. Los gobiernos europeos pueden ayudar en la eficiencia energética a través de una legislación y unas políticas que podrían permitir combinar al mismo tiempo seguridad y objetivos económicos y medioambientales.”

Inversión en I+D
Para Ferreira de Oliveira, la inversión en I+D es capital, ya que las inversiones en eficiencia energética pueden ser la solución para conseguir mejoras en la seguridad energética y el crecimiento económico, además de beneficiar al medio ambiente.
La eficiencia energética es la principal solución a la hora de combatir los desafíos de las nuevas demandas de energía limpia y las necesidades de los clientes. “Está constatado que la aplicación de estas medidas pueden tener un impacto importante sobre la energía global y las tendencias del clima, reduciendo la demanda de energía un 50% a través de aliviar la presión para el desarrollo de los recursos existentes, los nuevos descubrimientos de hidrocarburos y el desarrollo de los recursos existentes” afirmó el presidente de Galp Energia.

Acerca de ProfesionalesHoy 22576 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy