El convenio de químicas puede asfixiar a las empresas del sector de la transformación de plásticos

Las empresas que forman parte del sector de la transformación de plásticos, en los últimos cinco años se están viendo afectadas por una constante destrucción de empleo y por la caída en picado de su producción. Desde el año 2008 en el sector de la transformación de plásticos han cerrado más de 650 empresas. Ahora, con las medidas que impone el XVII Convenio General de la Química, publicado en el BOE el pasado mes de abril, pueden ahogar a las empresasa transformadoras, o al menos así lo ve su patronal, Asociación Española de Industriales de Plásticos (ANAIP). Según datos del INE para 2012, se vuelve a poner de manifiesto que este sector de todos los que integraron en 2011 la Mesa de Negociación del Convenio de Químicas es el que se está viendo más afectado por la crisis: el paro creció un 37% desde el año 2008. Desde entonces la transformación de plásticos ha perdido más de 30.000 empleos directos a nivel nacional.
El sector de la transformación de plásticos cuenta con el 32% de los trabajadores de los que se les ha venido aplicando el Convenio de Químicas, en total son más de 61.000 trabajadores y sin embargo, es el sector con las cifras de resultados por trabajador, ventas por trabajador y salarios más bajas de todos ellos. Asimismo, desde el año 2008 este sector viene arrastrando una caída de la producción del 27% y en los dos últimos años las exportaciones de transformados plásticos cayeron. Sin embargo, la química en su conjunto (excluida la transformación de plástico) tuvo mejores resultados e incluso crecimientos positivos. Actualmente, el sector de la transformación de plásticos se rige por el XVII Convenio General de la Química. El Convenio estipula, entre otras medidas, un incremento del 5,3% en 2013 más la revisión salarial que se pacte a final de año. Este puede ser el punto de inflexión para muchas empresas del sector que han visto cómo sus ingresos y sus posibilidades de continuar activas caían durante 2011 y 2012.
Según ANAIP, el sector no puede soportar los incrementos que impone el nuevo Convenio, mientras que la producción siga cayendo y el paro continúe en aumento. La transformación de plásticos, en caída libre desde que se inició la crisis, se considera rehén de la química básica y denuncia que de aceptar los incrementos pactados por la química básica, la petroquímica y los productos farmacéuticos, entre otros subsectores de la química, continuará perdiendo competitividad lo que en pocos años llevará a la desaparición del 50% del empleo que había en 2008.
Desde el punto de vista de la internacionalización, las exportaciones deberían servir, como en el resto de productos industriales, de lanzadera para la recuperación. Pero un incremento salarial como el pactado ha restado competitividad a las ventas exteriores en una industria muy global. No solo hay que aumentar las exportaciones, también hay que competir contra las importaciones, ya que los demás países cuentan y el que no es competitivo se queda atrás. Cuando las exportaciones están creciendo en la mayoría de los sectores, en los dos últimos años, las de los transformados plásticos han caído.
La aplicación de este Convenio supondrá la quiebra de cientos de empresas con sus miles de despidos correspondientes. La producción de envases, bolsas, tuberías, aislamiento, piezas para automóvil, aviación y transporte, menaje, contenedores y cientos más de transformados plásticos se verán afectados. Asimismo, ante la subida de salarios propuesta en el nuevo Convenio de Químicas, muchas empresas multinacionales de la transformación de plásticos empiezan a dudar de la oportunidad de España para sus inversiones. Por todo ello, la asociación va a presentar ante la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional una demanda en impugnación del Convenio Colectivo, por considerar que las empresas transformadoras de plásticos no pueden resultar afectadas por lo decidido en una Mesa de Negociación en la que ni se representan ni se defienden sus intereses, ya que la representatividad de FEIQUE en el sector de la transformación de plásticos es prácticamente inexistente. Según palabras del director general de ANAIP, Enrique Gallego, “FEIQUE no tiene legitimidad para negociar y suscribir un convenio que afecte al sector de la transformación del plástico”.
En paralelo, ANAIP ha recurrido ante la Audiencia Nacional el auto dictado en el proceso de actos preparatorios instado por la asociación para verificar la legitimación de quien constituyó la Mesa de Negociación del XVII Convenio General de la Química. FEIQUE, en su momento, se negó a presentar los documentos que avalaban esa representatividad necesaria en los actos previos a la constitución de la mesa de negociación del actual convenio colectivo en vigor. ANAIP no está conforme con la resolución de la Audiencia Nacional que inadmite la petición de información y documentación realizada por la Asociación, y considera que la Audiencia se ha extralimitado en ese Auto al pronunciarse indirectamente sobre si FEIQUE tiene o no legitimidad para negociar y suscribir un convenio que afecte al sector de la transformación del plástico cuando no es momento procesal oportuno para ello (ya que aún no ha escuchado las alegaciones de ANAIP). Según Gallego “están en juego más de 61.000 empleos y no vamos a dejar abandonadas a las cientos de empresas asociadas que dan trabajo a miles de trabajadores en el sector de la transformación de plástico”.

Acerca de ProfesionalesHoy 27563 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy