El BCE acuerda préstamos de urgencia de 60.000 millones de euros a los bancos griegos

Fráncfort (Alemania), 5 feb (EFE).- El Banco Central Europeo (BCE) está dispuesto a que los bancos griegos puedan pedir préstamos de urgencia por 60.000 millones de euros a través del Banco de Grecia, según informa hoy el diario alemán «Die Welt» en su edición digital.

Aunque oficialmente la entidad europea no ha anunciado esa decisión, fuentes próximas a la misma señalaron que las cifras son correctas.

El BCE decidió ayer dejar de aceptar los bonos emitidos o garantizados por Grecia en sus operaciones de refinanciación.

Los bancos griegos podrán acceder a la liquidez a través del Banco de Grecia mediante el programa de provisión urgente de liquidez, que hasta ahora estaba limitado y que el BCE ha ampliado a 60.000 millones de euros, la cantidad que los bancos griegos solicitaron a finales de diciembre al Eurosistema para cubrir sus necesidades de liquidez.

Como en la actualidad no está claro si Grecia va a acogerse a un nuevo programa de rescate europeo o a una prolongación de los que tiene, el BCE ha dejado de aceptar los bonos griegos como garantía en sus operaciones de refinanciación, decisión que anunció en la noche del miércoles.

Los bancos de la zona del euro pueden recibir crédito del BCE a través de las operaciones de política monetaria ordinarias pero también, de forma excepcional, mediante la provisión urgente de liquidez en caso de que tengan problemas temporales, aunque estos préstamos son más caros.

El Banco Central Europeo revisará cada dos semanas la cantidad aprobada hoy para realizar cambios en caso necesario.

El consejo de supervisión de la entidad se reunió hoy y debatió la situación de Grecia.

El BCE mantiene contacto con los bancos griegos para conocer su situación de liquidez y observa de cerca la situación, según fuentes próximas a la entidad europea.

Es tarea del BCE observar de cerca la situación de liquidez de todos los bancos que supervisa directamente, que son unos 120 e incluyen las cuatro entidades griegas de mayor tamaño.

El BCE observa de cerca los acontecimientos en Grecia y está en contacto con los bancos para conocer sus posiciones de liquidez y para ayudarlos a mantener niveles prudentes.

Los bancos griegos han hecho mucho recientemente para fortalecer sus posiciones financieras y el BCE apoya sus esfuerzos para mantenerlas.

Muchos ciudadanos griegos retiraron sus depósitos de los bancos helenos antes de las elecciones griegas del pasado 25 de enero por el temor a que Grecia salga de la zona del euro.

La decisión del BCE de dejar de aceptar deuda soberana de Grecia como garantía para los créditos podría avivar los temores de los depositantes, aunque el acuerdo en sí tendrá un impacto limitado sobre los bancos del país, según Pantelakis Securities, informa EFEDowJones.

La cantidad de deuda griega que tienen los bancos helenos es limitada, de unos 10.900 millones de euros, por lo que el impacto será restringido.

Los mercados han interpretado la decisión del BCE de dejar de aceptar deuda griega como garantía como una advertencia al nuevo Gobierno griego del izquierdista Syrizas para que llegue a un acuerdo con sus socios europeos.

Acerca de ProfesionalesHoy 26080 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy