China se marca como objetivo para 2015 crecer un 7 por ciento y potenciar las reformas

Pekín, 5 mar (EFE).- El Gobierno chino estableció como objetivos económicos para este año un crecimiento del PIB de «aproximadamente un 7 %» y potenciar reformas como la del sector financiero y de las empresas estatales, anunció hoy el primer ministro, Li Keqiang.

En un discurso ante el pleno de la Asamblea Nacional Popular, el Legislativo chino, que hoy comenzó su sesión anual, Li fijó las líneas maestras de la política gubernamental del gigante asiático en 2015, entre las que destacó la rebaja del objetivo de crecimiento oficial respecto al 7,5 % previsto para 2014, y que se quedó finalmente en un 7,4 %.

Una inflación de alrededor del 3 %, un déficit público del 2,3 % del producto interior bruto (PIB), un aumento de las importaciones y exportaciones de cerca del 6 % y la creación de diez millones de empleos en las ciudades con un índice de paro urbano por debajo del 4,5 % son otras metas fijadas por Pekín.

«El objetivo de crecimiento de aproximadamente el 7 % tiene en consideración lo que es necesario y lo que es posible», dijo Li en su intervención de más de hora y media ante cerca de 3.000 legisladores chinos.

Se trata de la meta de crecimiento anual del Gobierno chino más baja de la última década -entre 2005 y 2011 fueron del 8 % y entre 2012 y 2014, del 7,5 %- y llega después de un incremento del PIB del 7,4 % el año pasado, una décima por debajo del objetivo oficial.

Además, Li proyectó un incremento del déficit de 270.000 millones de yuanes (43.900 millones de dólares, 39.500 millones de euros) en 2015, con lo que en total ascendería a 1,62 billones de yuanes (unos 264.000 millones de dólares, 235.000 millones de euros), un 2,3 % del PIB.

Como complemento a este programa macroeconómico, el primer ministro chino señaló que el Gobierno chino se propone profundizar las reformas económicas estructurales.

«Las reformas y la apertura son cruciales para el desarrollo. Debemos centrarnos en ellas», apuntó Li.

Una de las reformas prioritarias, según el dirigente chino, es la el sector financiero, con la creación de un sistema de garantía de depósito y el impulso de las finanzas por internet y el establecimiento de bancos no gubernamentales.

También se acelerará la reforma de las empresas estatales con la introducción de capital privado con el fin de desarrollar la economía de propiedad no pública y abrir su acceso a más ámbitos, señaló el primer ministro.

Junto a éstas, se potenciarán asimismo la reforma rural y de la propiedad de las tierras, de los precios y en las industrias energéticas, indicó Li.

Acerca de ProfesionalesHoy 28349 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy