El BCE comenzará a comprar deuda el 9 de marzo y podría ampliar el programa

Nicosia, 5 mar (EFE).- El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, anunció hoy que la entidad monetaria comenzará a comprar el 9 de marzo deuda pública de la zona del euro y dejó entrever que podría ser necesario ampliar el programa más allá de septiembre de 2016 para lograr el objetivo de inflación.

Draghi dijo en rueda de prensa, tras la reunión del consejo de gobierno del BCE en Nicosia, que el programa de compra de deuda pública y privada aprobado el 22 de enero ya ha tenido efectos en los mercados financieros.

El presidente del Banco Central Europeo quiso dejar claro que está convencido de la efectividad de este programa de expansión cuantitativa, cuyo mero anuncio ha llevado al euro hasta 1,10 dólares, el nivel más bajo desde hace once años.

"Nos podemos imaginar que el BCE tenga que prolongar su programa de compra de deuda e, incluso, ampliar el volumen de compra mensual", consideró el economista jefe de Commerzbank, Jörg Kraemer.

El BCE no prevé lograr su objetivo de estabilidad de precios hasta 2017.

Los expertos del organismo europeo han revisado a la baja siete décimas los pronósticos de inflación para este año, hasta el 0 %, y al alza para 2016 hasta el 1,5 % (1,3 % pronosticado en diciembre).

Para el año 2017, el BCE calcula que los precios subirán un 1,8 por ciento.

El canal de transmisión a través del que las compras de deuda contribuirán a impulsar el crecimiento será sólo la depreciación del euro, que favorecerá las exportaciones a América y Asia.

Otras vías por las que podrían tener efecto las compras de bonos están bloqueadas en muchos países de la zona de la moneda única.

"En muchos países de la zona del euro, por ejemplo, apenas se producirá un incremento del préstamo a las empresas o sector privado en parte porque los bancos tienen que lograr ratios de capital más elevados y muchos solicitantes de préstamos ya están muy endeudados", señaló Kraemer.

En muchos países los bancos traspasarán de forma limitada los tipos de interés más bajos en el mercado a sus clientes porque un 10 % de sus préstamos son problemáticos.

El presidente del BCE recordó que el volumen de compra de deuda pública y privada asciende a 60.000 millones de euros mensuales hasta, como mínimo, finales de septiembre de 2016.

El BCE comprará bonos soberanos con un vencimiento de entre 2 y 30 años.

Draghi señaló que el BCE comprará la mitad de los bonos públicos de la zona del euro fuera del área, dejando entrever que los bancos comerciales -que son los que tienen mayores cantidades de deuda soberana de sus propios países- no querrán vender.

Añadió que el BCE comprará bonos con una rentabilidad negativa máxima del -0,20 %, porcentaje al que se sitúa su tasa de interés de depósito.

"En principio, las compras de instrumentos de deuda negociables nominales a una rentabilidad negativa hasta el vencimiento están permitidas en la medida que esa rentabilidad se sitúe por encima de la tasa de interés de la facilidad de depósito", explicó el BCE tras la rueda de prensa.

"Ya hemos visto numerosos efectos positivos de estas decisiones de política monetaria. Las condiciones del mercado financiero y los costes de la financiación externa para la economía privada se han reducido más", agregó Draghi.

También destacó que las condiciones de crédito para las empresas y los hogares han bajado.

El BCE prevé compras sustitutivas en caso de que el volumen de deuda pública emitida por gobiernos u otras agencias sea insuficiente para ajustarse a la cuota de participación en las compras que corresponden a un país según su cuota en el capital del BCE.

La cuota de capital del Bundesbank en el organismo europeo es del 25,7 %; la del Banco de Francia, del 20,3 %; la de la Banca d'Italia del 17,6 %; la del Banco de España, del 12,6 %; y del Nederlandsche Bank de Holanda del 5,7 %.

El resto de países de la zona del euro aportan el 18 % restante al capital del BCE, que coordinará las compras.

El Banco de España podrá comprar deuda emitida por el Instituto de Crédito Oficial (ICO).

El BCE publicó hoy la lista inicial de instituciones y agencias supranacionales o internacionales de la zona del euro cuya deuda es apta para el programa.

Entre ellas están el Banco de Desarrollo Europeo, la Comunidad Europea de Energía Atómica, el Fondo Europeo para la Estabilidad Financiera, el Mecanismo de Estabilidad Europeo (MEDE), el Banco Europeo de Inversiones, la Unión Europea y el Banco de Inversión Nórdico.

Esta lista podría ser modificada en la próxima reunión del consejo de gobierno del BCE, prevista para el 15 de abril.

Acerca de ProfesionalesHoy 38974 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy